Critica: Solo Se Vive Dos Veces – You Only Live Twice (1967)

Critica: YOU ONLY LIVE TWICE (SOLO SE VIVE DOS VECES)

>> VOLVER AL INDICE DE CRITICA DE FILMES DE JAMES BOND

una crítica del film, por Alejandro Franco – 4 / 5

calificación 4/5: muy buena Gran Bretaña , 1967 : Sean Connery (James Bond), Akiko Wakabayashi (Aki), Tetsuro Tamba (“Tigre” Tanaka), Mie Hama (Kissy), Teru Shimada (Mr. Osato), Karin Dor (Helga Brandt), Lois Maxwell (miss Moneypenny), Desmond Lewelyn (Q), Charles Gray (Dikko Henderson), Bernard Lee (M), Donald Pleasence (Ernst Stavro Blofeld), Tsai Chin (Ling)

Director: Lewis Gilbert – Argumento: novela de Ian Fleming – Guión: Roald Dahl – Música: John Barry – Canción del título: escrita por Leslie Bricusse y cantada por Nancy Sinatra – Fotografía: Freddie Young – Diseño de producción: Ken Adam – Director artístico: Harry Pottle – Efectos especiales: John Stears – Fotografía submarina: Lamar Boren – Vestuario: Eileen Sullivan – Productores: Harry Saltzman y Albert R. Broccoli

110 min, No rating, Color – 12/6/1967: estreno mundial en el Odeon Leicester Square de Londres

Trama : Mientras se encuentra desarrollando una misión, una nave espacial americana es capturada por una gran cosmonave rusa, y la operación es vista en los monitores de la NASA. En una reunión cumbre de emergencia, las cosas se acaloran entre las superpotencias, y Estados Unidos amenaza con la guerra a la Unión Soviética si el próximo lanzamiento espacial, a realizarse en próximos días, corre con la misma suerte. Pero Gran Bretaña desconfía de las apariencias, y manda a James Bond en misión secreta a Japón, hasta donde se pudo rastrear el descenso de la nave rusa. 007 pronto descubrirá que todo se trata de un engaño de Spectre, apoyado financieramente por la China Roja.

software ERP Sistema Isis

You only live twiceEsta es la última película de la serie con Connery como protagonista, que tendría dos regresos más : uno oficial en 1971 con Diamonds Are Forever, y otro de la mano del ex-productor Kevin Mc Clory en una remake de Thunderball en 1983 llamada Never Say Never Again.

Literariamente, You Only Live Twice era un producto distinto al concretado fílmicamente. Por un lado, los productores se ven obligados a seguir en la ola épica (Bond salvando al mundo) que habían expuesto en Goldfinger y Thunderball, y que le había dado excelentes resultados en la taquilla. De lo cual se desprende, en segundo lugar, que se le hicieran tantos retoques a la novela de Fleming, quitando una historia intimista de venganza e inflándola a nivel de amenaza mundial.

El tema era que You Only Live Twice novela, en realidad, seguía temáticamente un orden iniciado con Thunderball (aparición de Blofeld), On Her Majesty Secret Service (muerte de la esposa de Bond por Blofeld) y You Only Live Twice (Bond matando a Blofeld en venganza). Bróccoli y Saltzman alteraron el orden y, después de On Her Majesty Secret Service, la venganza de Bond llegaría en Diamonds Are Forever, otra novela alterada en la cual el villano no era originalmente Blofeld sino una organización mafiosa traficante de diamantes.

You Only Live Twice, aún con todos esos cambios, desprende todavía el típico sabor Fleming. Lugares exóticos, acción con estilo, gran clase, argumentos originales e interesantes. El guión de Roald Dahl (Jim y el Durazno Gigante, Willy Wonka y la Fábrica de Chocolate) tiene gran estilo y, si bien el inicio y fin del film carece de bastante credibilidad, incorpora los elementos turísticos de la novela de Fleming más algunos originales propios, haciendo un paralelo similar a From Russia With Love. Aquí no está Kerim Bey, pero sí está Tiger Tanaka, y mientras desarrolla Bond su misión, Tanaka nos irá sumergiendo en aspectos poco conocidos del Japón actual. Además, se respeta la trama de las pescadores de ostras con bastante fidelidad, lo que le da algo de tridimensionalidad a 007.

Pero los principales problemas que tiene You Only Live Twice como relato fílmico, se desprenden de ciertas limitaciones a nivel técnico, que hacen que la historia roce en algunos momentos el ridículo. La nave rusa que engulle capsulas espaciales es, a ojos de espectadores del siglo XXI, el colmo de la incoherencia en leyes básicas de física que todos (sin ser físicos) intuímos. Claro, no existía la noción de un transbordador espacial en 1967, pero subsanando este detalle, el film resulta muy exitoso.

Y es que Connery estaba en plena forma con el personaje a esa altura. Resulta obvio el uso de apliques capilares (como verán, el problema de You Only Live Twice parece reducirse, en su mayoría, a más cuestiones estéticas que otra cosa), pero conserva la presencia y su sonrisa cínica. Es su presencia la que lleva adelante el relato, y nos hace ver al costado en ciertos agujeros del guión. Por ejemplo, la etapa de investigación en las Industrias Osato es muy líneal y casi infantil : Bond se muestra, Bond se delata, los villanos salen a matarlo, y todos ya saben quiénes son los buenos y quienes son los malos. No existen las complejidades o los juegos del gato y el ratón como Goldfinger, o la investigación policíaca de Thunderball, aunque esta última tampoco es un buen ejemplo de trama (mientras que en You Only Live Twice las cartas se ven demasiado rápido, en Thunderball 007 tarda en elaborar lo que la audiencia ya sabía desde hace siglos)

Es interesante notar que las debilidades de You Only Live Twice no se corrigieron en lo más mínimo en The Spy Who Loved Me, que prácticamente copia el argumento (un tercero secuestra naves – submarinos esta vez – con la esperanza de que las potencias entren en guerra), sino que se intentan disfrazar con más comedia. You Only Live Twice y The Spy Who Loved Me son casi gémelas, y desde detalles físicos como el monorail y las celdas de prisioneros (que fueron recicladas en la historia de Moore), hasta el ataque al centro de comando del submarino / volcán – según el film -, son idénticos salvo pequeñas variaciones.

¿Pero cuál es el problema con You Only Live Twice, que le impide llegar a ser un clásico (o mejor dicho, un clásico Bond)?. En primer lugar, la entrada tarde del villano. Donald Pleasence compone a un muy buen Blofeld, siniestro e inescrupuloso, pero sólo vemos flashes de él durante el relato y recién aparece sobre el final. En el camino veremos a varios secuaces (Osato, su secretaria) que rozan entre lo inepto y lo patético. Pero no hay nadie que haga de contrafigura de Bond, al menos en el otro bando, durante la mayoría del film. Considerando a Goldfinger como el epitome del film Bond, no hay villano a tiempo completo, o siquiera un Oddjob de segunda que represente una amenaza para Bond. Compensando en algún modo, tenemos una aliado como Tanaka, que derrocha carisma.

El segundo lugar ya mencionado, es el apartado técnico. Si querían hacer un Bond épico, ¿por qué elegir el espacio (y mostrar una tecnología espacial tan incoherente)?. El argumento de The Spy Who Loved Me de los submarinos atómicos transplantado a este film hubiera dado mejores frutos, si bien a esa altura ya se hacían efectos especiales de calidad (recordemos, sino, 2001 Odisea del Espacio). Pero hay una respuesta, y es la presión de la competencia. Ya a esa altura, había tantos competidores de segunda, tercera y enesima categoría, que tomaban como el argumento más fácil, la amenaza desde el espacio. La tecnología espacial se mezclaba con los agentes secretos, tanto en In Like Flint como en algunos títulos de la serie de Matt Helm (con Dean Martin). Pero era la exigencia de superar todo lo conocido.

El tercer lugar es la ausencia de una figura femenina destacada. Tanto la esposa japonesa de Bond como Aki, la pescadora de perlas, carecen de la profundidad y fuerza que Honey Ryder de Dr. No o Pussy Galore de Goldfinger. Son mujeres sin carisma, posiblemente por una cuestión argumental del segundo plano que ocupan las mujeres en Japón.

Y en cuarto lugar, el ya mencionado infantilismo de los encuentros con los secuaces de Blofeld. Resulta obvio cuándo es que se tratan de agregados del guión, y cuándo estamos viendo la novela de Fleming transplantada, porque es en estos últimos casos cuando la película realmente despega. No todos los agregados de Dahl son felices o bien desarrollados; mientras que el atentado en la escuela ninja y el ataque a la pequeña Nellie (el autogiro portátil que usa Bond para explorar los volcanes) están correctamente desarrollados, pareciera que se trata más del oficio del director Gilbert que de las bondades del guión.

Pero You Only Live Twice no es una causa perdida. Muchas secuencias son inolvidables, como la escalada al volcán hueco y la persecución del autogiro. Son imágenes originales que a uno le quedan en la retina, y que a la distancia hacen olvidar de las falencias del libreto. Sumado a esto una muy buena banda sonora de John Barry (y la inolvidable canción de Nancy Sinatra), además de la carga sentimental que implica la partida (temporal) de Connery del personaje, es que You Only Live Twice sobresale entre sus defectos, y se convierte en una de las películas más festejadas de la serie.

4 CONNERYS : Ultima película oficial de Connery, quien después regresaría dos veces al personaje. Gran ambientación y efectos especiales, salvo en las secuencias de la nave espacial. Faltan villanos y secuaces, pero se compensa con la actuación carismática de Tetsuro Tamba como el jefe de la inteligencia japonesa, aliado de Bond. Un film destacable pero con altibajos, donde recién remonta vuelo cuando sigue fielmente la novela de Fleming. Y una de las películas más amadas de la serie.

LA SAGA OFICIAL DE JAMES BOND

La era Connery: Doctor No (1962)Desde Rusia con amor (1963)Goldfinger (1964)Operacion Trueno (1965)Solo se vive dos veces (1967) / El fugaz paso de Lazenby: Al Servicio Secreto de Su Majestad (1969) / El primer regreso de Connery: Los Diamantes son Eternos (1971) / La era Moore: Vive y Deja Morir (1973)El Hombre del Revolver de Oro (1974)La Espia que me Amo (1977)Moonraker (1979)Solo para sus Ojos (1981)Octopussy (1983)En la Mira de los Asesinos (1985) / La era Dalton: Su Nombre es Peligro (1987)Licencia para Matar (1989) / La era Brosnan: Goldeneye (1995)El Mañana Nunca Muere (1997)El Mundo no Basta (1999)Otro Dia para Morir (2002) / La era Craig: Casino Royale (2006)Quantum of Solace (2008)Operación Skyfall (2012)Spectre (2015)

Canción del film

Después de Goldfinger, posiblemente ésta sea la canción más hermosa de la serie; tanto que Robbie Williams la tomó, sampleada, para su homenaje bondiano en Millenium. Letra de Leslie Bricusse – Música de John Barry – Cantada por Nancy Sinatra

You Only Live Twice or so it seems,
One life for yourself and one for your dreams.

You drift through the years and life seems tame,
Till one dream appears and love is its name.

And love is a stranger who’ll beckon you on,
Don’t think of the danger or the stranger is gone.

This dream is for you, so pay the price.
Make one dream come true, you only live twice.

And love is a stranger who’ll beckon you on,
Don’t think of the danger or the stranger is gone.

This dream is for you, so pay the price.
Make one dream come true, you only live twice.

En español:

Sólo vives dos veces,o eso crees;
una por tu propia vida y otra por tus sueños

Fuiste a la deriva con los años, y la vida parece dócil
hasta que un sueño se te presente y amor es su nombre

Y el amor es un extraño que te llamará,
no pienses en el peligro o el extraño se irá.

Este sueño es para tí, entonces paga su precio
Haz que un sueño se vuelva realidad, tu solo vives dos veces

Y el amor es un extraño que te llamará,
no pienses en el peligro o el extraño se irá.

Este sueño es para tí, entonces paga su precio
Haz que un sueño se vuelva realidad, tu solo vives dos veces

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui