AQN – Critica: El Ataque (White House Down) (2013)

Critica de El Ataque (White House Down) (2013): un agente de seguridad defiende al presidente norteamericano de fuerzas hostiles que han tomado la Casa Blanca, en este filme con Jamie Foxx y Channing Tatum

software para estudios contables Sistema Isis

    Critica: EL ATAQUE (WHITE HOUSE DOWN)

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2013: Channing Tatum (Cale), Jamie Foxx (presidente Sawyer), Maggie Gyllenhaal (Finnerty), Jason Clarke (Stenz), Richard Jenkins (Raphelson), Joey King (Emily), James Woods (Walker)

Director – Roland Emmerich, Guión – James Vanderbilt

Trama: John Cale es un agente de seguridad que buscar ser enrolado en el servicio secreto norteamericano – el cuerpo de élite que hace de custodia personal del presidente de los Estados Unidos -. Sin embargo la entrevista sale mal y su solicitud es rechazada. Aprovechando la ocasión, decide sumarse a una visita guiada por la Casa Blanca en compañía de su hija. Lo que Cale jamás pensaría es que, en medio del tour, un masivo ataque terrorista es llevado a cabo contra la residencia, razón por la cual él y su hija terminan siendo tomados como rehenes junto a otros turistas. Liberándose de sus captores, Cale logra armarse y comienza a castigar a los atacantes, los cuales desean capturar al presidente para hacerse con los códigos de lanzamiento de los misiles nucleares. Pero justo cuando Cale logra poner al presidente a salvo, se entera que los terroristas han capturado a su hija y planean utilizarla como botín de intercambio por la vida del primer mandatario. Y con los misiles iniciando su secuencia de lanzamiento y escuadrones de bombarderos sobrevolando la Casa Blanca – dispuestos a arrasarla en cualquier momento -, Cale deberá decidir entre la vida de su hija y una posible guerra nuclear.

    trailer de El Ataque

ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas de software

      El Ataque - White House Down - Definir “una película mala de Roland Emmerich” es un contrasentido. ¿Alguna vez filmó una película buena?.Si uno aplica el criterio cinematográfico más objetivo del mundo, es inevitable llegar a la conclusión que Roland Emmerich jamás logró manufacturar una cinta decente. Ha hecho pastiches festejables como Dia de la Independencia o 2012la cual creo que es su obra maestra, ya que los disparates que ocurren allí son imposibles de creer -, pero ninguna de ellas ha resultado en un espectáculo con la calidad y altura de un clásico; y no hablo de un Ciudadano Kane sino de un Duro de Matar o un Terminator, que son películas de acción, formidables espectáculos recargados de explosiones, y matizados por tramas inteligentes.

Pero si un artesano del espectáculo pochoclero – como lo es Roland Emmerich – empieza a manufacturar shows aburridos, es una clara muestra de que su carrera está en serios problemas. Eso es lo que ocurre con White House Down, la cual aparece semanas después que estrenaran otra película con idéntica temática – la invasión terrorista a la Casa Blanca de Olympus Has Fallen, con Gerard Butler -. Aún cuando ambos filmes clonan descaradamente a Duro de Matar, el título de Antoine Fuqua era mucho más potable y entretenido que el engendro de Emmerich. ¿La razón?. Pirotecnica mejor inspirada, diálogos algo mas decentes, y una historia menos aburrida.

ofertas en software ERP
ofertas software para estudios contables
ofertas de software
oferta software de sueldos
ofertas software de gestion produccion

Acá la cosa va excesivamente dialogada y, lo que es peor, los parlamentos que abundan no son lo que se dicen interesantes. Hay media hora de aburridísima exposición previa, la que intenta tridimensionalizar al personaje de Channing Tatum y hacer entrar en el juego a dos toneladas de caracteres secundarios. Cuando Tatum y su hija entran en un tour a la Casa Blanca y ésta resulta atacada, sabemos – desde millones de kilómetros de distancia – cómo va a seguir la historia. Tatum por un lado, la hija por el otro. Tatum custodiando, a regañadientes, al presidente (su primera intención era salvar a su hija pero el destino lo puso a cargo del primer mandatario). Juego del gato y el ratón por toda la Casa Blanca. Regurgitación masiva de los clichés creados por Duro de Matar y sus dos millones de clones, los que incluyen duelo de ingenio con el villano, hacker pasado de listo que quiere robar millones de dólares (y toneladas de secretos), autoridades demasiado idiotas que no quieren entrar en el recinto tomado por los secuestradores (¿alguien me puede decir por qué diablos los tanques M1 Abrams no se abren paso por los jardines de la Casa Blanca? ¿Los afectó el congelamiento de presupuesto de Obama? ¿O tienen una burocracia tan estúpida que, para ponerse en acción, necesitan una autorización expresa del presidente… el cual es el mismo tipo al cual deben rescatar?. Imagino el diálogo: “señor Presidente, ¿usted está ahora secuestrado?. ¿Sus captores son amables o agresivos?. ¿Son terroristas? Si quiere que lo liberemos (y no puede hablar), presione 1. Si puede hablar pero no quiere hacerlo porque está enojado con nosotros, presione 2. Si no puede hablar porque le han lavado el cerebro, presione 3. Si no puede hablar porque los terroristas lo han asesinado, presione 4.”), comunicaciones furtivas con el único tipo inteligente que está en el control, ataque aéreo al edificio secuestrado que termina en desastre (y en otro duelo en el techo), revelación de la identidad de la pariente de turno – la cual cae en manos de los terroristas y los cuales pretenden negociar con el héroe su rendición incondicional -… Por Dios!. Al guionista le pagaron miles de dólares para regurgitar algo que el 99% del público de todo el planeta puede anticipar porque han visto hasta el cansancio Die Hard!. ¿No había un desarrollo más fresco e inspirado a mano?.

El problema con todo esto es que hay abundancia de tiempos muertos, momentos en que los personajes hablan porque las palabras de los actores son menos costosas que las escenas plagadas de carísimos efectos especiales. El problema es que todo lo que dicen es aburrido. Ni siquiera hay frases de remate que resulten inspiradas, a excepción del guía turístico – el cual debe ser el mejor personaje de toda la película, y está interpretado por un ignoto actor -. Para colmo cuando llega la acción, la misma está plagada de pavadas; como una persecución automovilística en circulos alrededor de la única fuente que yace en los jardines de la Casa Blanca, o monótonas balaceras en los pasillos del edificio, o un subito arrepentimiento de un trío de aviadores en el momento menos pensado. A medida que se acerca el final la escasa credibilidad que tenía el filme se resiente… y mucho.

No sé si El Ataque es un bodrio insufrible, pero seguramente es decepcionante. Alquile mejor Ataque a la Casa Blanca: está un 5% más inspirada que este pastiche de Emmerich. El problema aquí es que el show no cumple con el entretenimiento prometido, empantanándose con dialogos aburridos y soluciones traídas de los pelos, detalles que terminan hundiendo al filme como pasatiempo válido y, mucho menos, recomendable.

 

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui