AQN – Critica: Ultraman Cosmos Vs Ultraman Justice: The Final Battle

Ultraman Cosmos Vs Ultraman Justice: The Final Battle. Critica de una de las ultimas entregas de la mitica saga de Ultraman. Review del film

software de gestion comercial Sistema Isis

    Critica: ULTRAMAN COSMOS VS ULTRAMAN JUSTICE: THE FINAL BATTLE

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

Japon, 2003 : Musashi Haruno (Musashi / Ultraman Cosmos), Kazue Fukiishi (Ultraman Justice), Yurika Asada (Natsuki Kuramoto)

Director – Tsugumi Kitaura

Trama: La organización EYES (Escuadrón de Elite de Jovenes Expertos), encargada de la defensa de la Tierra, termina los preparativos de construcción de enormes astronaves. Las mismas están siendo alistadas para transportar fuera del planeta a diversos monstruos procedentes de otras galaxias y que se encuentran en aislamiento en una isla. Pero una entidad alienígena conocida como Delasion se presenta en la zona de lanzamiento y envía gigantescos robots a destruir las naves. Ultraman Cosmos se presenta a combatirlos, pero imprevistamente aparece Ultraman Justice, quien lo derrota y ayuda a la devastación del puerto espacial. Delasion lanza un ultimátum al planeta : en 35 horas la Tierra será destruída. La entidad posee evidencias de que en 2000 años los terrícolas se transformarán en una amenaza para el resto del Universo. Y Ultraman Justice (en su forma terrícola femenina) actúa como supervisora de la ejecución de la sentencia. Los esfuerzos militares son inocuos para destruir a la nave de Delasion; y mientras una fortaleza espacial se aproxima a la Tierra portando el rayo que destruirá el planeta, Ultraman Cosmos se encuentra recuperando sus fuerzas e intentando explicarse el por qué de la traición de Justice. Cosmos es la única fuerza en el Universo que puede detener el Holocausto.

    trailer de Ultraman Cosmos vs Ultraman Justice: The Final Battle  

ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP
oferta software de sueldos
ofertas de software
ofertas software para estudios contables

  Ultraman Cosmos vs Ultraman Justice: The Final Battle Tokusatsu es el término japonés referido al cine y la TV basada en efectos especiales. En realidad es un concepto más amplio, ya que comprende a cualquier obra de ficción y fantasía que utilice FX. El padre del Tokusatsu es Godzilla (1954) en cine, y la serie Super Giant (1957) en TV.

Los japoneses deliran por el Tokusatsu; posiblemente haya en su espectáculo infantil de destruir cuantiosas maquetas (evidentemente falsas), una especie de catarsis masiva de lo que fue el terror atómico de 1945. Es destrucción masiva sin sangre; y lo que en su momento era una metáfora de la bomba, hoy se ha asimilado como un gusto popular. Años y años de ciudades japonesas destruidas en miles de películas y series de TV no han terminado por agotar al género.

Y dentro del Olimpo del género fantástico japonés, entre los Godzilas, Gameras, personajes del Animé y del Manga y todo lo demás, el otro ídolo popular es sin duda Ultraman. Creado por Eiji Tsuburaya, un ex técnico de efectos especiales de la Toho (y que trabajara en la Godzilla original) que decidiera independizarse en los años 60, y terminara por volcarse al medio televisivo. Ultraman nace en 1966, y desde entonces 16 series y numerosos filmes se han hecho sobre el personaje y sus variaciones (entre ellos, el recordado UltraSeven).

Ultraman es el prototipo del superhéroe japonés. Es una entidad del espacio exterior que se une a un terrícola y convive espiritualmente con él, apareciendo en su forma característica cuando se presentan situaciones de peligro. En cierto sentido es una suerte de juez alienígena, que convive entre nosotros en forma secreta, supervisa nuestras acciones y nos salva cuando agresores de otros mundos intentan conquistar la Tierra. En los hechos, la serie no dejaba de ser algo rutinaria, con la presentación de la raza / el monstruo de la semana, y la aparición de Ultraman, quien podía crecer hasta dimensiones gigantescas y darle batalla cuerpo a cuerpo. Es una versión pasteurizada de las colosales luchas de catch de Godzilla.

Pero a diferencia del gigante verde, las historias de Ultraman involucraban una participación mayor de personajes; está la convivencia del terrícola / alter ego de Ultraman con el resto de sus compañeros en la fuerza de defensa terrestre, la posibilidad latente de descubrir su identidad secreta, y los obstáculos que eventualmente complicaban la transformación de Ultraman (que precisaba la cápsula Beta, el poder del Sol, y que estaba limitado a tres minutos de energía). Todo esto es más problemático que los filmes de Godzilla; los japoneses no siempre tienen buena mano para desarrollar personajes humanos interesantes o tridimensionales. Mientras que en los filmes de Godzilla los caracteres son de cartón pintado y sólo sirven para explicar en voz alta al público lo que está haciendo el monstruo (y no interfieren con la trama), en las series y películas de Ultraman se cae con frecuencia en lo exagerado y absurdo: los personajes hacen monigotadas, hay papeles cómicos creados expresamente (que suelen ser terribles), y los caracteres en general suelen ser demasiado estoicos. Esto ya es grave si la historia se basa en ellos con preeminencia; y se le debe sumar el hecho de que el personaje está apuntado a un público definitivamente infantil. Tsuburaya sabía de estos problemas, e intentó hacer un producto más adolescente con la serie de culto UltraSeven; pero el exceso de violencia provocó la cancelación en su época, y debió volver a niveles temáticos más livianos de temporadas anteriores.

Ultraman Cosmos Vs Ultraman Justice es la conclusión de una trilogía. Hay que mencionar que en realidad, el personaje no siempre ha sido el mismo; es una raza de Ultramanes que de tanto en tanto mandan un enviado a la Tierra, y por ello existen los Ultraman Jack, UltraSeven, Ultraman Max, Ultraman Nexus,… y un largo etcétera. Cosmos es la versión 2001 del personaje; con una larga temporada televisiva de 65 episodios (infrecuente en la saga), debió ser cancelada antes de tiempo ya que el protagonista principal fue encarcelado por un crimen que no había cometido. Después del final de la serie, los estudios Tsuburaya se despacharon con la mencionada trilogía, comenzando con Ultraman Cosmos: The First Contact (2001) y Ultraman Cosmos 2: The Blue Planet (2002). En The Blue Planet ya aparecía el caracter de Justice.

ofertas software de gestion produccion
ofertas de software
ofertas en software ERP
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables

En general es difícil valorar sagas tan largas cuando uno ha visto esporádicas entregas de las mismas. Algo vimos de una temporada de la serie, y el recuerdo más potente es sin duda UltraSeven (1967). Muchas eran las expectativas cuando pudimos acceder a Ultraman Cosmos Vs Ultraman Justice: The Final Battle. Ilusiones que han terminado por el suelo.

Y es que en realidad es un filme terrible. Sin duda los efectos especiales son espectaculares, mejor que incluso algunos filmes modernos de Godzilla (que es nuestro otro referente en Tokusatsu); pero cuando empieza a explicarse la trama, los niveles de lo absurdo terminan por llegar a la estratósfera. Gran parte del problema reside en que el filme está concebido como un producto infantil (a la Power Rangers, la versión occidentalizada más conocida del género), sin sangre y con moraleja incluída. Godzilla al menos funciona para un público adolescente, pero Ultraman Cosmos Vs Ultraman Justice: The Final Battle definitivamente no. Los problemas de la película son varios: es necesario haber visto los filmes anteriores para ubicar a los personajes, y al espectador nuevo le cuesta entender quién es quién, en especial la aparición de dos Ultramanes. Segundo, el personaje de Musashi (el alter ego humano de Ultraman Cosmos) está interpretado por un actor terrible que no tiene nada de heroico. Tercero, es la ridícula definición de Justice.

Y es que esta Ultraman femenina (que adopta forma humana para hablar con los terrícolas) era aliada de Cosmos, pero aparece repentinamente a favor de los invasores. Tampoco se explica en qué tipo de amenaza para el Universo se convertirá la Tierra como para que reciba el castigo del exterminio. Pero las cosas empiezan a ir cada vez peor cuando Justice comienza a expresar emociones, especialmente en la escenas en que una niña con su perro (llamado también Cosmos) se le acercan, le ofrecen caramelos, son puestos en peligro por los escombros que vuelan cuando los robots de Delasion comienzan a arrasar las ciudades, y termina por cambiar súbitamente de bando porque entiende el valor de los humanos y la causa de Cosmos de defenderlos. Sin contar que Cosmos, que se encuentra gravemente herido por su culpa, comienza a recuperarse gracias a “la energía de las emociones” (sic) que los humanos le transmiten cuando se preocupan y solidarizan con él. La rueda que hacen los amigos de Musashi / Ultraman Cosmos alrededor de él en el parque para transferirle su amor y energía es de una idiotez impresionante. Y eso sin mencionar a los monstruos de pacotilla que residen en la isla – los que iban a transportar fuera de la galaxia – y que aparecen a último momento a pelear por la Tierra, cuando los Ultramanes están ofendidos entre sí; son de un diseño risible.

No sólo la cursilería termina por inundar a la película en su segunda mitad; todos los personajes actúan unilateralmente, sin demasiados discursos de conciencia, y se suman cosas más absurdas. El combate final en el espacio exterior es visto por los amigos de Musashi en el parque como si estuvieran viendo una pantalla gigantesca de TV; y Cosmos y Justice terminan por fusionarse (?) en un nuevo ser (Ultraman Legend – los personajes del film inmediatamente le dan nombres a todo), ultrapoderoso, que termina por repeler la amenaza de Delasion. Más allá de los espectaculares efectos visuales, el filme termina por transformarse en un bochorno sin pies ni cabeza. Hasta un episodio malo de los Power Rangers es mejor que ésta película.

Habiendo paladeado excelentes filmes de Godzilla, que funcionan maravillosamente en el mundo disparatado que se dibujan para sí mismos, Ultraman Cosmos Vs Ultraman Justice: The Final Battle es una muestra de ridiculez extrema. Posiblemente intente funcionar como una version en vivo de otras sagas animadas (Dragon Ball Z, por ejemplo) donde suelen aparecer todas estas rutinas : los cambios de bando extremos, los culebrones entre personajes, los innumerables Deux Ex Machina. Pero a mi gusto, es un film malo, recargado de cursilerías, y que sólo puede funcionar para un público de 5 años o menos. Parece que fuera hace muchos siglos cuando otro pariente de la saga, UltraSeven, era juzgado, crucificado y torturado por alienígenas que lo consideraban un exterminador de razas del espacio exterior. Esos sí que eran guiones jugados.

LA SAGA ULTRA DE EIJI TSUBURAYA Otras peliculas de la saga Ultra, comentadas en este portal: Ultraman Zearth (1996), Ultraseven: Forever From Earth (1998), Ultraseven: Evolution (2002), Ultraman Cosmos Vs Ultraman Justice: The Final Battle (2003), Ultraman: La Pelicula (2004), Ultraman Mebius & Ultraman Brothers (2006), la miniserie Ultraseven X (2007), La Gran Batalla Decisiva!: Los 8 Super Hermanos Ultraman (2008), Mega Monster Battle: Ultra Galaxy Legend (2010), Ultraman Zero: La Venganza de Belial (2010)    

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui