AQN – Critica: Al Filo de la Realidad (The Twilight Zone: The Movie)

Al Filo de la Realidad (La Dimension Desconocida: La Pelicula). el film de capitulos que homenajea a la clasica serie de sci fi de Rod Serling. Critica del film

oferta software de sueldos

    Critica: THE TWILIGHT ZONE: THE MOVIE

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 1983

Episodios :

Prologo / El Racista – Director / Guionista – John Landis, Elenco : Dan Aykroyd (acompañante), Albert Brooks (conductor), Vic Morrow (Bill Conner)

Patea la lata – Director – Steven Spielberg, Guionistas – George Clayton Johnston, Richard Matheson & Josh Rogan, Elenco: Scatman Crothers (señor Bloom), Bill Quinn (señor Conroy), Helen Shaw (señora Dempsey)

Es una buena vida – Director – Joe Dante, Guionista – Richard Matheson, basado en el episodio homónimo de la serie escrito por Rod Serling, Elenco: Kathleen Quinlan (Helen Foley), Jeremy Licht (Anthony), Kevin McCarthy (tío Walt), William Schallert (padre), Patricia Barry (madre), Nancy Cartwright (Ethel)

Pesadilla a los 20.000 pies – Director – George Miller, Guionista – Richard Matheson, Elenco John Lithgow (John Valentine), Abbie Lane & Donna Dixon (azafatas), John Dennis Johnston (co piloto)

Trama: Prólogo : dos amigos van en auto por la carretera y comienzan a recordar viejas series de TV. Uno de ellos le propone al otro darle un susto que realmente lo impresione. El racista ; Bill Conner pierde su ascenso y se reúne en un bar a descargar sus penurias con sus amigos. Las quejas se convierten en recriminaciones hacia negros, judíos y asiaticos, a quienes culpa de arruinarles la vida. Pronto se verá envuelto en una serie de episodios fantásticos, en donde él resulta ser la víctima durante la recreación de algunos de los momentos de persecución racial más terribles de la historia. Patea la lata : el señor Bloom es un anciano que recorre geriátricos y que le promete a los huéspedes regresar a su infancia. Es una buena vida : Helen Foley se ve atrapada en una casa en donde un niño con poderes mantiene encerrados a su familia en un clima de constante delirio. Pesadilla a los 20.000 pies: el especialista en computadoras John Valentine sufre un ataque de pánico durante su vuelo nocturno en medio de una tormenta. Pronto descubre que una criatura está destrozando los motores del avión y, ante el descreimiento de todos, decide tomar acciones para evitarlo.

    un fragmento inolvidable de La Dimensión Desconocida: La Pelicula  

oferta software de sueldos
ofertas en software ERP
ofertas de software
ofertas software para estudios contables
ofertas software de gestion produccion

  Al Filo de la Realidad (La Dimension Desconocida: La Pelicula) ¿Qué se puede decir de La Dimensión Desconocida?. Posiblemente sea la mejor serie de todos los tiempos. Si bien duró sólo 5 años (1959 – 1964), muchos de sus capítulos resultaron memorables y mantendría una vida perenne en la sindicalización televisiva y, después, en el cable. Rodeado de un equipo de notables creativos (autores provenientes de la sci fi literaria), The Twilight Zone sería el epitome de la calidad en cuanto a series de TV: conciso (sus episodios duraban tan solo media hora), reflexivo y entretenido.

El cerebro tras La Dimensión Desconocida era Rod Serling. Serling era un guionista de series de TV que, cansado de que sus libretos fueran manipulados por las cadenas o la censura, decidió producir su propia serie y utilizar la sci fi como herramienta para realizar sus comentarios (sociales, políticos, raciales) de un modo más velado. La tarea de Serling fue descomunal: escribió 92 de los 156 episodios de las cinco temporadas de la serie. En general los ratings de la serie siempre fueron flojos en su emisión inicial, y la tira resultaba excesivamente cara. Hubo varios cambios de sponsors pero la CBS se hartó de sus costos y decidió bajarle la cortina en 1964.

A pesar de sus excelentes críticas, sólo la popularidad alcanzó a la serie en sus sucesivas reemisiones. Para entonces Serling obtuvo reconocimiento y pudo encaminarse a otros proyectos – en libretos cinematográficos o desarrollando una especie de sucesora de The Twilight Zone, orientada hacia el terror gótico y que sería Night Gallery, otra formidable serie de TV -. Durante el transcurso de Night Gallery colaboraría en la dirección de uno de los episodios un debutante Steven Spielberg.

Spielberg debía conocer a la serie de antes (fue largamente influencial en toda una generación de cineastas y autores de sci fi), aunque tuvo el honor de conocer a Serling en persona. Ya en los 80, con Tiburón, ET, Indiana Jones y Encuentros Cercanos del Tercer Tipo bajo el brazo, Spielberg era una persona poderosa en Hollywood e intentaba generar su propio brecha a través de su productora Amblin. Es en esa época en que arma un team de talentosos que aparecerían en varias de sus producciones: John Landis, Joe Dante, Robert Zemeckis, etc. Parte de ese equipo sería llamado por Spielberg para este film homenaje a la serie de Serling.

Pero a pesar del talento reunido, The Twilight Zone: The Movie obtendría una tibia respuesta en las taquillas. De todos modos serviría para un revival de la serie en 1985 (que duraría hasta 1989) y otro en el 2002. Parte del fracaso del film fue la publicidad negativa del episodio que diera lugar a la muerte de Vic Morrow en el set, y el otro es que el nivel de calidad de los capítulos es muy desparejo.

Vamos por partes. El prólogo está ok, con Dan Aykroyd y Albert Brooks en la carretera. No dura mucho, no es cerebral, está bien. El tema es el capítulo siguiente, que tiene problemas de estructuras obvios debido a la muerte de Vic Morrow. No creo que el segmento terminara de un modo distinto pero el episodio asiático se ve excesivamente corto (fue precisamente en una de sus escenas en que Morrow fue decapitado junto con dos chicos vietnamitas en la explosión del helicóptero que volaba a baja altura en el set). A pesar de estar incompleto, se ve muy largo. Es cierto que las directivas de Serling en la serie resultaban moralistas y abogaba en contra de la discriminación racial, pero el segmento carece de timing. Parece escrito sólo para cumplir con los postulados de Serling pero no impresiona.

ofertas software de gestion produccion
oferta software de sueldos
ofertas de software
ofertas en software ERP
ofertas software para estudios contables

Patea la lata es otra muestra de los excesos melodramáticos de Spielberg. Steven Spielberg es un formidable director de acción y un excelente cineasta del cine fantástico, pero está demostrado que hay dos rubros en los cuales no puede dirigir nada decente: la comedia y el drama. Para la comedia no tiene timing, y para el drama es almibarado hasta el empalago. Sus filmes dramáticos o son rutinas probadas y repetidas (apuestas sobre seguro como La Lista de Schindler) o apela al melodramatismo de una telenovela. El único film serio de Spielberg es Munich (donde por fin alcanza la madurez en el drama), pero todos sus intentos anteriores parecen esfuerzos denodados por obtener el Oscar apelando a recursos extremos. Y aquí, aunque sea un episodio proveniente de un Spielberg joven, resalta los mismos defectos. Parece que por momentos le gritara a la audiencia ¡Lloren!.

Donde el film comienza a redimirse es en Es una Buena Vida de Joe Dante. Salvo el prólogo y el episodio de Morrow, el resto de los segmentos son remakes de capítulos originales. El segmento de Dante es el primero que parece dar señales de vida. El clima del episodio es enrarecido, y uno ve que ni bien Anthony y Helen llegan a la casa, hay algo que va terriblemente mal. Además la mayoría de las escenas están ambientadas como shows de TV. El problema es quizás la resolución del episodio, donde la transformación de Helen resulta algo brusca – acepta los poderes del chico y decide ser su maestra -, pero el resto está filmado de un modo impecable. Hay un clima de profundo horror en esa casa, especialmente cuando Kevin McCarthy decide hacer su truco con la galera (y no sabe en qué está metiendo la mano). Es una lástima que la carrera de Joe Dante se haya poblado de fracasos comerciales (después de Gremlins, todo lo que filmó se hundió en las taquillas, como la reciente Looney Tunes: Back in Action), pero es un formidable director.

Donde la película encuentra por fin su punto justo es en el último segmento, el más recordado y remake de uno de los episodios clásicos de la serie. Aquí John Lithgow compone de modo realmente genial a un pasajero en pánico en el vuelo nocturno que comienza a ser atacado por la criatura. Lithgow es miles de años luz mejor que William Shatner (que lo protagonizaba en la emisión original) y su cara es tan expresiva que acarrea más que honorablemente el peso del segmento. Además la cámara en constante movimiento de George Miller (el mismo de Mad Max) sirve para crear paranoia y pura claustrofobia. Es auténtico cine fantástico de calidad.

Lo único malo es que sólo Miller y Dante dirigieran un par de episodios y no el resto del filme. El problema con The Twilight Zone: The Movie es que, si bien la mayoría son remakes de episodios de la serie, los directores no saben comprender el espíritu de la misma. En vez de los tres capítulos iniciales vistos, deberían haber elegido otros episodios de la serie que fueran más representativos. El secreto de la mitica serie está en que Rod Serling era un bromista: la mayoría de sus capítulos no eran más que chistes macabros desarrollados en climas fantásticos. La chica bonita que se ve horrible y es operada por cirujanos de rostro monstruoso, o el lector fóbico que sobrevive una hecatombre nuclear y que dispone de todo el tiempo del mundo para leer (es el último hombre vivo en la Tierra) y se le rompen los lentes… o los maniquíes que vuelven a la vida por escasas horas. Es humor negro maquillado con gran calidad. En vez del pálido alegato racista o de la edulcorada fábula, deberían haber optado por otros capítulos más fantásticos e impactantes. Pero, como todos los filmes por episodios, los resultados son desparejos y aquí es más evidente que nunca.

   

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui