Critica: El Topo (2011)

>> VOLVER AL INDICE DE CRITICAS FILMES DE OTROS ESPIAS

una crítica del film, por Alejandro Franco – 4 / 5

calificación 4/5: muy buena GB / Alemania / Francia, 2011 : Intérpretes : Gary Oldman (George Smiley), Toby Jones (Percy Alleline), David Dencik (Toby Esterhase), Ciarán Hinds (Roy Bland), Colin Firth (Bill Haydon), Benedict Cumberbatch (Peter Guillam), Mark Strong (Jim Prideaux), John Hurt (Control)

Director: Tomas Alfredson – Guión: Bridget O’Connor & Peter Straughan, basados en la novela homónima de John le Carré

Trama : Gran Bretaña, en la década del sesenta y en los momentos más álgidos de la Guerra Fría. El agente de inteligencia George Smiley es forzado a salir de su retiro luego que una fuente de información fidedigna pasara el dato de que un agente doble – un “topo” – se encuentra escondido en la cúpula del espionaje británico. Para colmo Smiley debe investigar en medio del caos provocado por la reciente muerte del jefe del servicio secreto. Por ello, reúne un puñado de leales agentes y comienza su investigación en el mayor de los sigilos. Pero la realidad terminará por revelarle a Smiley que el esfuerzo por revelar la identidad del topo será mucho mayor a lo esperado.

ofertas de software

El Topo (2011)No soy fan de John le Carré. Al menos, las adaptaciones cinematográficas de sus libros dejan bastante que desear. Encuentro a las tramas de le Carré complicadas y burocráticas pero no ingeniosas. Mucha charla, mucha intriga pero nunca un golpe de efecto sorprendente o una deducción asombrosa por parte del protagonista. También es cierto que le Carré hizo su fama en la vereda opuesta de James Bond – desarrollando novelas de espionaje mucho más realistas que las imaginadas por Ian Fleming -, pero lo encuentro burocrático y mundano. Al menos Len Deighton – otro autor de espionaje totalmente anti Bond, y padre de la saga de Harry Palmer – tiene otra chispa en sus tramas.

Candelero, Sastre, Soldado, Espia (o como retitularon en castellano El Topo, siguiendo el nombre que le dieron al libro original en su edición en español) está basada en la novela homónima de le Carré que data de 1974. En su momento lo adaptaron como miniserie (con Alec Guinness como protagonista), la cual tuvo gran repercusión en todo el mundo. Ahora llega esta versión que viene de la mano de Tomas Alfredson, el aclamado director sueco responsable de Dejame Entrar (2008). Y si bien El Topo no ha sido un filme taquillero, al menos ha recibido excelentes reviews por parte de la critica especializada.

El Topo tiene los problemas típicos de las historias de le Carré: es innecesariamente complicada, y tiene una tendencia natural para irse por las ramas. Para colmo, aquí hay cuatro historias confluyentes que son insertadas con calzador en la primera hora: un veterano jefe del servicio secreto, que tiene la posta de que hay un traidor en la cúpula de la inteligencia británica y manda a un hombre de confianza a confirmarlo (cosa que jamás ocurre, ya que el agente cae tiroteado en medio de una emboscada); Smiley, saliendo de su retiro, armando su equipo investigador y lidiando con su esposa infiel; la nueva cupula del servicio secreto (traidor incluido), quienes han conseguido a un doble agente en el alto mando sovietico y están recibiendo información rusa de primera mano; y un agente británico renegado, enamorado de una soviética, y que se ha enterado por casualidad de la existencia del topo en la jefatura de la inteligencia británica, confirmando lo que querían saber en el primer punto. En el medio todo el mundo saca anécdotas de todo tipo, hay un brillante agente soviético (Karla) encargado de confundir a la inteligencia occidental con maniobras geniales, y hay personajes que entran a rolete con cada minuto que la trama avanza. Basta con que uno vaya al baño dos segundos como para perder el hilo de la maraña de cosas que pasan en una historia super complicada.

Es de admirar la habilidad que tuvo Alfredson para transformar todo este circo en algo potable y relativamente fácil de seguir. La primera hora es muy densa, llena de flashbacks (no siempre bien diferenciados de las escenas ubicadas en la época actual) y toneladas de personajes. Por suerte la segunda hora gana suficiente espacio como para permitirse algunos momentos de tensión (como el robo de los registros dentro del servicio secreto o el montaje de la trampa final al traidor), pero no esperen tiros o persecuciones. El Topo es un filme demandante y dialogado, muy dialogado; es prolijo e inteligente, pero no brillante, y eso es lo que hay que echarle en cara a le Carré. Si bien el Smiley de Gary Oldman es una persona inteligente y calculadora – al contrario de la blanda encarnación de James Mason en Llamada Para el Muerto -, jamás saca un conejo de la galera o se despacha con alguna genialidad. El climax parece rutinario y cansino, a excepción de un par de detalles sexuales que parecen ser los ases en la manga con los cuales le Carré espera sorprender al lector / espectador. Por otra parte, si uno analiza la trama, verá que la mitad de los personajes de la novela tiene connotaciones homosexuales, comenzando por el mismo Smiley (algo que ya había notado en Llamada Para el Muerto). Como si fuera una constante, siempre el tipo que le clava los cuernos a Smiley es el villano de la historia.

ofertas software para estudios contables
ofertas de software
ofertas en software ERP
ofertas software de gestion produccion
oferta software de sueldos

El Topo es un sólido thriller, pero no uno brillante o sorprendente. Es un espectáculo inteligente porque demanda atención al espectador… pero no espere grandes vueltas de tuercas. Piense que hay material para seis horas (una miniserie), comprimido como se pudo en una película de dos horas. A mi juicio, al libreto le falta una pulida más, ya que la subtrama con el agente renegado de Tom Hardy pudo haberse podado y sustituirla con un agente genérico, dándole oxígeno al resto de las escenas. Está bien, pero pudo haber estado mejor.

4 CONNERYS : Demasiadas subtramas y personajes, y poco espacio para el ingenio y el suspenso. El director hace maravillas con las dos horas que posee, pero el libreto es demasiado burocrático y demandante. Es una pelicula inteligente pero no apasionante ni sorprendente.

LA SAGA DE GEORGE SMILEY

Algunos títulos basados en la saga de John le Carré son: El Espía que Surgió del Frío (1965) – Llamada Para el Muerto (1966) – El Topo (2011)

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui