AQN – Critica: The Death of Superman Lives: What Happened? (2015)

The Death of Superman Lives: What Happened? (2015): un documental que analiza la apasionante historia detras del fallido intento de Tim Burton por resucitar el personaje a finales de la decada del 90. Critica de la pelicula

oferta software de facturacion electronica

    Critica: The Death of Superman Lives: What Happened?

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2015: con entrevistas a Nicolas Cage, Tim Burton, Kevin Smith, Dan Gilroy, Jon Peters

Director – Jon Schnepp, Guión – Jon Schnepp

Trama: Una crónica del fallido proyecto “Superman Lives” – el primer filme de Superman desde la saga protagonizada por Christopher Reeve en los años 70 y 80 -, el cual estuvo conformado por el productor Jon Peters, el director Tim Burton y la estrella Nicolas Cage y que resultó cancelado a último momento, deviniendo en uno de los proyectos malditos mas legendarios de la historia del cine.

    trailer de The Death of Superman Lives: What Happened?

ofertas en software ERP
ofertas software para estudios contables
ofertas de software
ofertas software de gestion produccion
oferta software de sueldos

          The Death of Superman Lives: What Happened? Hay proyectos malditos, fantasías de proporciones épicas condenadas al fracaso desde el principio, o simplemente delirios mal coordinados y pasados de presupuesto, de los cuales quedan los rezagos como fascinantes muestras arqueológicas de lo que pudo haber sido. Hay infinidad de filmes que caen en esa categorías: Orson Welles podría por sí solo llenar toda una miniserie, está Howard Hughes y su infernal rodaje de Hell´s Angels (1930) (demorado durante años y rodada dos veces debido al capricho de su maniático productor), figura Terry Gilliam y su cancelado El Hombre que Mató a Don Quijote y, quizás el epitome del género, la sicodélica y apasionada versión de Dune de Alejandro Jodorowsky, la cual fue un delirio creativo cuyo presupuesto se disparó hacia la estratósfera antes de rodar siquiera un fotograma, y el cual incluia la creme de la creme del mundo artístico de los años 70. Ahora se suma al catálogo Superman Lives (o, cómo se lo llamó inicialmente, Superman Reborn), un fallido intento por reflotar la franquicia de Superman en los años 90, el cual devino en un monstruo financiero que la Warner terminó por castrar tres semanas antes de comenzar el rodaje.

The Death of Superman Lives; What Happened? viene de la mano de Jon Schnepp, un tipo que procede del mundo de la animación y el cual demuestra ser un fan comiquero por excelencia. La fascinación con el fallido proyecto de Superman se volvió obsesión y, con el tiempo, Schnepp pudo encontrar financiación (via KickStarter) para armar un documental sobre el tema.

Mientras que The Death of Superman Lives; What Happened? tiene su cuota de momentos fascinantes, también es cierto que se trata de una mirada bastante limitada sobre el fracasado filme. Schnepp se centra en la etapa de Tim Burton (y cómo éste tomó la posta de las manos de Kevin Smith – sí, el mismo de Clerks y Dogma -), hasta los infernales días finales en donde Jon Peters metió tanto la mano que el proyecto se convirtió en un caos creativo. Pero, antes y después de Burton, hubieron una montaña de ideas y bocetos, y una tonelada de actores y directores pasaron por algún estamento del desarrollo de la cinta. Digo: Superman Lives pasó por tantos estadíos que terminó deviniendo en Superman Returns (2006), aunque de las ideas tratadas en el boceto original apenas quedaron un par – el concepto que Superman se muere, que Kevin Spacey fuera Luthor y que Lois tuviera un niño con el hijo de Kripton -. Superman Returns fue una visión mucho mas conservadora del personaje, resultando en una especie de secuela de los filmes filmados por Richard Donner en los años 70 (Superman I y II, aunque la última fue manoseada y apropiada por Richard Lester), y algo mucho menos revolucionario que lo que pretendía hacer Burton o Smith en un momento determinado.

En los 90s los Salkind recuperaron los derechos sobre Superman, gracias a la quiebra de Cannon Filmsquienes habían producido la espantosa Superman IV: En Busca de la Paz – y quisieron desarrollar una quinta entrega (con Christopher Reeve como protagonista), la cual trataba la muerte de Superman y su posterior resurrección en la ciudad miniaturizada de Kandor. El problema es que los Salkind eran unos crápulas de primer orden – le debían dinero a medio mundo; estaban envueltos en un torbellino de reclamos judiciales; caprichosos y entrometidos en sus proyectos, se llevaban mal con la mayoría de la comunidad artística -, por lo cual nadie quería trabajar con ellos. Por otra parte 1993 fue el año de la miniserie La Muerte de Superman, la cual revitalizó las alicaídas ventas editoriales del personaje, y le dió una inesperada popularidad. Fue en ese momento en donde Jon Peters se mete, descubre que los Salkinds estaban varados con el proyecto y les adquiere los derechos cinematográficos. Mas tarde se va a negociar con la Warner Brothers, quienes le dan luz verde para montar una película que tratara los mismos temas de la miniserie gráfica pero con una visión mucho mas cinematográfica.

ofertas software de gestion produccion
ofertas software para estudios contables
ofertas de software
oferta software de sueldos
ofertas en software ERP

El primer libreto del proyecto se llamaba Superman Reborn y estaba escrito por Jonathan Lemkin (Arma Mortal 4, El Abogado del Diablo). Era ciertamente una cosa bastante fumada: mientras que respetaba temas del comic – Superman moría a manos de Doomsday -, por otra parte se despachaba con el delirio de que el Hombre de Acero reencarnaba en un bebé dado a luz por Lois Lane (algo así como la versión comiquera de la Inmaculada Concepción), el cual crecía a pasos agigantados y, en cuestión de tres semanas, retomaba su edad y tamaño natural, regresando a derrotar al monstruo que lo había asesinado. Distaba mucho de ser un tratamiento standard o políticamente aceptable (ni que hablar de las implicaciones incestuosas que destilaba en caso de que quisieran prolongar el eterno romance entre Lois y Superman), así que a Lemkin le dieron una patada en el tuje y trajeron a Gregory Poirier, un tipo que tiene una tonelada de cadáveres bajo la alfombra (El Sonido del Trueno, National Treasure: el Libro de los Secretos, The Spy Next Door), y quien vino darle un nuevo enfoque.

Cuando uno ve a los productores contratando guionistas mediocres para proyectos ambiciosos, termina preguntándose si en realidad no son escritores fantasma enrolados para adornar las ideas alocadas de los tipos que ponen la plata. Poirier mete a Braniac en la historia (como el creador de Doomsday), muestra a un Superman abatido y sin superpoderes – el cual debe usar un traje kriptoniano que los simula hasta que se reestablezca -, y mete algo de desubicada comedia con un nervioso Clark Kent / Superman pidiéndole matrimonio a Lois mientras acude periodicamente a un sicólogo para tratar la dicotomía de su doble personalidad. Es en ese momento en que entra Kevin Smith en escena, y desde donde arranca The Death of Superman Lives; What Happened?.

Para mí Kevin Smith es un ídolo que ha caído en desgracia. Un torbellino creativo en los 90, después el tipo se creyó su propia prensa, comenzó a hablar con una soberbia temible de todo y de todos, y se despachó con una sarta de bizarreadas y fracasos que terminaron dando por el piso las enormes expectativas que teníamos sobre él (Jersey Girl, Tusk, Red State, ese bodrio que fue Cop Out con Bruce Willis). Smith cuenta una anécdota muy cómica (y posiblemente adornada por él mismo) sobre su paso por el proyecto. Citado por casualidad por los ejecutivos de la Warner, Smith – que tiene raices en el mundo del comic, hizo historietas con sus personajes del universo View Asked, y después llegó a redactar un par de aventuras para Daredevil y Flecha Verde – se encarga de desfenestrar el libreto de Poirier y allí es donde le piden un boceto de guión. Para ese entonces lo rebautiza Superman Lives y, como condición para tomar el trabajo, debe aceptar las delirantes condiciones que le imponía Jon Peters: que Superman no vuele (!), que no tenga ese ridículo traje colorinche con los calzones afuera, y que Supie se enfrente a una araña gigante sobre el final. Ciertamente hay un par de condiciones que tienen asidero – hasta ese momento Superman nunca se había enfrentado a un monstruo gigante; y el traje tradicional de Superman era resistido por los estudios (prueba palpable de ello son tanto las pruebas de vestuario de Nic Cage como la versión utilizada por Henry Cavill en El Hombre de Acero) – y no son tan absurdas como las presenta Smith; pero, como las evidencias son mas fuertes que las palabras, con el transcurso del desarrollo de The Death of Superman Lives; What Happened? uno va dándose cuenta de la necedad y capricho de Peters para una enorme cantidad de aspectos creativos del filme, los cuales lo ponian en cortocircuito con los artesanos que había contratado para desarrollarlos.

La versión de Smith era mucho mas fiel al comic. Eliminaba el tono camp de Poirier (muy parecido al del Batman de 1966), y creaba imágenes que serían mas tarde utilizadas por Bryan Singer y Zack Snyder (la explosión sónica que creaba Superman al volar). Braniac (Jason Lee) tapaba el sol, lo cual le quitaba los poderes al hombre de acero y, tras lo cual, mandaba a Doomsday a matar al kriptoniano. Superman (Ben Affleck!) quedaba indefenso y debía utilizar una armadura construida por Erradicator – un robot alienigena instalado en la Fortaleza de la Soledad -, la cual reestablecía temporalmente sus poderes. Mientras que a la gente de la Warner le gustaba el libreto de Smith, a Peters no y pronto comenzaron los chispazos. En primer término Smith sugirió a Robert Rodriguez, el cual no pudo asumir el proyecto ya que estaba con una agenda ajetreada al momento de rodar La Facultad, y quien decidió pasar de largo. Después Smith metió la pata y se atrevió a sugerir a Tim Burton para la cinta. Lo primero que hizo Burton fue patear a Smith, archivar su libreto sin leerlo, y crear uno propio con Wesley Strick. Aun así, Strick recicló ideas de Smith – el traje potenciado, Braniac – dándole un enfoque mas elaborado.

Lo que siguió después fue un proceso de brainstorming mas esquizofrénico que creativo. Peters venía y metía la cuchara todos los días con el equipo creativo mientras los bardeaba; y Burton – que había jurado no laburar mas con Peters luego de Batman Returns – tenía que tragarse los excesos mientras intentaba meter sus bocadillos. Teóricamente fue Peters quien metió a Nicolas Cage en el proyecto; Cage – fanático comiquero confeso – aceptó con reticencia y después le puso buena onda al trabajo. Honestamente el tipo no tiene en absoluto el Physique du Rol que requiere el Hombre de Acero, pero quizás podría componer un Clark Kent desgarbado y tímido, antítesis de su alter ego Superman. No era muy diferente a la apuesta de meter a un cómico como Michael Keaton para Batman; ellos pensaban que el traje lo era todo, y que le daba una personalidad agresiva que el actor carecía. Mientras que las pruebas de vestuario terminaron con el tiempo saltando a Internet y mostrando un despropósito – Cage con pelo largo, ojos entrecerrados y luciendo un ridiculo traje multicolores – lo cierto es que el stock footage que recupera Schnepp se ve mucho mejor que el desastre que todos anticipaban. Ok, a mi no me gusta Cage como Superman pero los de vestuario se dieron maña para hacerlo ver creíble.

Mientras tanto hubo un duelo de poderes entre Peters y Burton; Peters hizo despedir al guionista que éste trajo, y contrataron a Dan Gilroy (Freejack) para pulir ideas a su manera. Para ese entonces el casting se iba conformar con Cage, Kevin Spacey como Luthor, Christopher Walken como Braniac (eso sí que sería para alquilar balcones), Sandra Bullock como Lois Lane y Chris Rock como Jimmy Olsen. Gilroy trajo la idea de, en un momento del filme, fusionar a Luthor con Braniac, creando un engendro que terminaría venciendo a Superman… y el cual sería resucitado por la fuerza K (¿La Campora?), una entidad sobrenatural proveniente de Kripton.

El problema con el proyecto es que la Warner venía padeciendo una racha de flops que parecía interminable. El primero fue Batman & Robin (1997) el cual torpedeó la franquicia del encapotado y generó una enorme desconfianza en los ejecutivos de la Warner. A esto se le sumaron fracasos de todo tipo y color (El Cartero, Esfera, etc) con lo cual la Warner urgió a Peters & co a recortar su visión epica… hasta el momento en que decidieron amputar el chorro y Burton terminó por dar el portazo tres semanas antes del inicio del rodaje. Como dice uno de los entrevistados “los proyectos infernales ocurren cuando contratás a grandes directores… tipos que vienen con una visión épica y costosa, y que el estudio no se atreve a despedir, hasta que se sale de control, pegan el portazo y se van con un costo millonario”.

Lamentablemente el documental de Schnepp se queda con la partida de Burton sin considerar la evolución posterior (como Superman Flyby o el primer proyecto de Superman vs Batman, por los cuales pasó Brett Ratner, Wolfgang Petersen, McG y J.J. Abrams, todos los cuales se quejaron del manoseo sufrido por Peters, amo y señor de la franquicia), la cual es igual de caótica y apasionante. Los bocetos y las minutas diarias de preproducción son fascinantes (como la nave-cráneo donde viajaba Braniac y todos los alienigenas que había capturado a lo largo de la galaxia), pero el documental tiene cierto sabor a poco. Da un pantallazo, muestra la soberbia de Peters y la amargura de Burton al hablar sobre el tema, pero no me resulta demasiado incisivo como debería – la gente debería tener mucho mas bronca por un proyecto millonario cancelado luego de año y medio de intenso trabajo (y bardeo por parte del productor) – y se ve como episódico, considerando que el filme se paró en 1998 pero Peters siguió insistiendo y evolucionado el tema hasta Superman Returns, el cual contiene retazos de lo que fue Superman Lives. Aún con todo es un documental de visión obligatoria ya que, a pesar de sus limitaciones, tiene algunas entrevistas de primera mano con los protagonistas… y trata un tema que lamentablemente no será tratado por ningún otro documental en el futuro.

SUPERMAN Algunas de las versiones de Superman comentadas en este portal: Superman (serial de 1948) – Superman contra el Hombre Atomo (serial de 1950) – Superman y los Hombres Topo (1951) – Superman, la Película (1978) – Superman II: El Corte de Richard Donner (2006) – Superman III (1983) – Superman IV: En Busca de la Paz (1987) – Superman Regresa (2006) – El Hombre de Acero (2013) – Batman vs Superman: El Origen de la Justicia (2016). A su vez Ilya y Alexander Salkind (productores del filme de 1978) desarrollarían la versión para la pantalla grande de Supergirl (1984). Supergirl (2015) es el piloto de una inminente serie de TV. La Muerte de Superman Lives: Qué Ocurrió? (2015) es un documental que analiza el fallido proyecto de filme que iba a ser dirigido por Tim Burton.

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui