Critica: OSS 117: Rio No Responde (2009)

>> VOLVER AL INDICE DE CRITICAS FILMES DE OTROS ESPIAS

una crítica del film, por Alejandro Franco – 3 / 5

calificación 3/5: buena Francia / China, 2009 : Jean Dujardin (Hubert Bonisseur de La Bath / agente OSS 117), Louise Monot (Dolores Koulechov), Rüdiger Vogler (Von Zimmel), Alex Lutz (Heinrich), Reem Kherici (Carlotta), Pierre Bellemare (Lesignac), Ken Samuels (Bill Tremendous)

Director: Michel Hazanavicius – Guión: Jean-François Halin, basado en el personaje creado por Jean Bruce

Trama : Hubert Bonisseur de La Bath, el agente OSS 117 del servicio secreto francés, recibe la misión de viajar a Río para contactar a un antiguo líder nazi, quien desea venderle al gobierno una lista de colaboradores de la Francia ocupada durante la Segunda Guerra Mundial y que ahora cubren importantes cargos políticos. Pero en el camino OSS 117 es interceptado por el Mossad, quien desea aprovechar la misión de La Bath para echarle el guante al profesor Von Zimmel. Con la ayuda de la espía israelí Dolores Koulechov, el espía francés intentará cerrar la operación … pero sus múltiples torpezas pondrán en peligro toda la misión.

ofertas software para estudios contables

OSS 117: Rio no RespondeEsta es la secuela del éxito del 2006 OSS 117, Cairo Nido de Espías. A su vez es una nueva aventura del personaje creado por Jean Bruce en 1949. Bruce crearía una larguísima franquicia a partir de OSS 117, escribiendo 91 novelas hasta su muerte en 1963, tras lo cual seguiría con la pluma su mujer y sus hijos, añadiendo otros 167 títulos más (!) hasta su novela final, OSS 117 Prend le Large, en 1992. En los sesentas, y con el boom de la Bondmanía, OSS 117 serviría de molde para inspirar el género del cine de euroespías – coproducciones de bajo presupuesto con actores importados y tramas clonadas de la saga de 007 de aquél entonces -. Kerwin Mathews, John Gavin y Frederick Stafford se alternarían en los roles del agente secreto francés más conocido.

Pasada la Bondmanía a mediados de los años 70, Hubert Bonisseur de La Bath entraría en cuarteles de invierno hasta el 2006, en que llegaría la parodia creada por el director Michel Hazanavicus y el comediante Jean Dujardin. El suceso del film no sólo empezaría a disparar secuelas (además de Río no Responde, ya hay un tercer filme en carpeta), sino que generaría un pequeño revival del género de euroespías, sólo que ahora en tono de sátira. Alemania, por ejemplo, decidió prenderse al carro y está desarrollando una versión cómica del clásico Kommissar X . Y eso sin contar el despegue de la carrera de Dujardin, que terminó protagonizando otra adaptación cómica de gran presupuesto como es la versión 2009 de Lucky Luke.

Pero OSS 117: Río no Responde no resulta tan graciosa ni redonda como Cairo, Nido de Espías. Ciertamente el problema con las secuelas es que no toman por sorpresa a nadie y que, por el contrario, ya hay un grupo de fans con expectativas muy altas que aguarda la nueva entrega. En lo técnico, la producción sigue siendo impecable – la aventura ahora se ubica en Brasil en 1967, y han reconstruido al detalle todo el ambiente de época con los autos, los vestidos e incluso la ciudad con retoques digitales -. Incluso la apertura (con múltiples split screens) y toda la onda musical hacen recordar a una aventura colorinche típica de Dean Martin como Matt Helm (de hecho, un tema de Martin abre los títulos del filme). Tampoco el problema pasa por la historia, porque en comedias de este estilo – como la saga de La Pantera Rosa – lo que importan son los gags y la trama es sólo una excusa para encadenarlos.

Pero el 50% de las veces en que Dujardin abre la boca, los chistes son malos o terminan siendo profundamente atroces. En especial en la secuencia en que se contacta con los agentes israelíes del Mossad, y se despacha con unos malentendidos sobre el Holocausto. Considero que no hay ningún tema tabú sobre el cual no se puedan hacer chistes – desde Jesús hasta el Holocausto, incluyendo todas las guerras y atrocidades que han pasado en la historia humana -, siempre que se puedan hacer con altura. No sólo el humor sirve para aliviar la carga sobre un acontecimiento terrible que ha sucedido y nos espanta (es como una reacción ante lo que nos asusta), sino que a veces pueden proveer algún punto de vista alternativo sobre dicho evento. En general el satirizar algún suceso terrible suele ser un síntoma de la emancipación emocional de un pueblo que ha aprendido y aceptado dicho recuerdo – como el caso de MASH de Robert Altman sobre la guerra de Vietnam -. Ciertamente este es un análisis demasiado profundo de lo que se le puede pedir a una comedia liviana como OSS 117: Río no Responde, pero lo cierto es que los guionistas la pifiaron feo al escribir esa secuencia. No sólo no tiene gracia sino que resulta profundamente ofensiva. Si un libretista medianamente inteligente sabe reconocer sus límites (y ve que es un tema que no puede tratar con humor de altura), hubiera obviado incluír semejantes líneas en el script.

software MRP de gestion industrial Sistema Isis

Eso no quita de que, cada tres chistes malos, haya uno bueno que compense a medias el error de tino. Hay un gag recurrente con una banda china que persigue a OSS 117 por todo Río para matarlo (y que termina sacándole las papas del fuego casi siempre), así como un par de escenas con el villano de turno que resultan hilarantes (en especial toda la secuencia en el hospital). Ahora el espía francés se mueve en Brasil a finales de los sesenta y se ve involucrado con nazis, espías americanos muy mal hablados, hippies, LSD, sexo libre y luchadores de catch. Lo que sí, nadie le informó al libretista que el Santo y Blue Demon son wrestlers mexicanos y no brasileros…

OSS 117: Río no Responde es visualmente espectacular. La historia es rutinaria y sin sorpresas, y la mitad de los chistes no tienen gracia. Cuando los gags hacen blanco, son hilarantes, pero son más los tiros perdidos que los aciertos. De todos modos, Jean Dujardin le pone muchas ganas, y a la larga termina por contagiar a la platea.

3 CONNERYS : Visualmente sofisticada y con una producción realmente cuidada. El problema es que la trama es algo rutinaria y buena parte de los chistes le erran feo; pero cuando acierta, es desopilante. Es una lástima que el libreto no haya merecido una revisión para pulir detalles, en especial los terribles gags acerca del Holocausto.

LA SAGA DE OSS 117

Otros filmes del espía francés OSS 117: OSS 117: Tokio Hora Cero (1966) – OSS 117: Cairo, Nido de Espías (2008), y OSS 117: Río no Responde (2009)

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui