Critica: Moonraker – Mision Espacial (1979)

Critica: MOONRAKER (MOONRAKER, MISION ESPACIAL)

>> VOLVER AL INDICE DE CRITICA DE FILMES DE JAMES BOND

una crítica del film, por Alejandro Franco – 1 / 5

calificación 1/5: mala Gran Bretaña , 1979 : Roger Moore (James Bond), Lois Chiles (Holly Goodhead), Michel Lonsdale (Hugo Drax), Richard Kiel (Tiburón), Corinne Clery (Corinne Dufour), Toshiro Suga (Chang), Bernard Lee (M), Desmond Llewelyn (Q), Lois Maxwell (Miss Moneypenny), Geoffrey Keen (Frederick Gray), Blanche Ravalec (Dolly), Irka Bochenko (Belleza rubia), Emily Bolton (Manuela), Michael Marshall (Coronel Scott), Leila Shenna (azafata del jet privado), Anne Lonnberg (guía del museo), Jean Pierre Castaldi (piloto del jet privado), Walter Gotell (General Gogol)

Director: Lewis Gilbert – Argumento: novela de Ian Fleming – Guión: Christopher Wood – Fotografía: Jean Tournier – Montaje: John Glen – Diseño de producción: Ken Adam – Música: John Barry – Efectos visuales: Derek Meddings – Productor ejecutivo: Michael G. Wilson – Productor: Albert R. Broccoli

126 min, No rating, Color – estreno mundial el 26 / 6 / 1979 en el Odeon Leicester Square, Londres – Nominada a los – 52nd Academy Awards – Efectos Visuales – Moonraker – Derek Meddings, Paul Wilson, John Evans

Trama : El transbordador espacial Moonraker es robado en pleno vuelo, y James Bond es enviado a investigar. Pero apenas visita la mansión de Hugo Drax, el poderoso industrial que construyó la aeronave, se suceden una serie de atentados contra su vida. Resulta obvio que Drax esconde algo, y 007 seguirá las pistas hasta Venecia y Brasil, encontrando en la selva amazónica una secreta base de lanzamiento de transbordadores. Junto con la Dra. Holly Goodhead – que trabaja para la CIA – , se infiltran en un lanzamiento, y llegan a una gigantesca estación espacial desde la cual Drax planea lanzar un mortífero ataque químico a toda la Tierra, para comenzar a repoblarla con gente que él mismo ha seleccionado.

software MRP de gestion industrial Sistema Isis

MoonrakerCuando uno ve que un film como Moonraker se transforma en un éxito arrollador (en su época, fue el film Bond más taquillero de la serie), merece sentarse y reflexionar seriamente. Interrogarse sobre su propio criterio, y preguntarse si uno entiende algo de cine, algo de James Bond o algo sobre el público. Y si bien muchas veces criticamos la carrera en solitario como productor de Albert “Cubby” Broccoli, como autor de desmanes creativos y de calidad de la serie, es en este momento de duda realmente podemos llegar a una conclusión valedera : Broccoli entiende sobre el público. Y creó un espectáculo puramente para teenagers.

La elección del público no suele ser siempre la de los críticos. En especial, los críticos norteamericanos – que en mi opinión es una masa altamente politizada y con multiples intereses comerciales -. Si usted comienza a leer reviews en inglés, encontrará críticas positivas y negativas de films, el 50% de las cuales es alterada por divismos de los propios críticos : si los dejaron acceder a la proyección de pre-estreno, si tal actor o director les concedió o no un reportaje, y varios etc. Recién se puede hablar de una crítica norteamericana independiente y objetiva a partir de varios sitios de internet, en donde tanto algunos periodistas de carrera (Roger Ebert) como otros experimentados por hobby y por su pasión por el cine (James Berardinelli) pueden volcar análisis realmente valiosos de films en cartelera, o bien de películas históricas.

Pero sean un sector corporativo interesado o no, la crítica es uniforme en que Moonraker es un film terrible. También es generalizada la opinión de los fans Bond, sea boca a boca o bien desde sitios de internet como éste (y miles que pululan en la red) que Moonraker es una aberración. Pero no es extraño que muchas veces un film malo sea un éxito de taquilla. Smokey and The Bandit es el ejemplo que se me viene a la mente, así como varios ejemplos de los últimos años (The Dukes of Hazzard, Dumb and Dumberer, etc). Muchas veces coincide que estos films caen en temporadas donde el resto de la competencia es aún peor que ellos. Y otras veces, porque simplemente pasa : filmes descerebrados se transforman en minas de oro impensadas y sorpresivas incluso para los mismos productores.

Muchos malos films triunfan y conquistan al público posiblemente por su alto grado de escapismo. O como algunos críticos dicen, es tan malo que resulta siendo divertido. También muchos films – como el que nos ocupan – son exitosos porque explotan un filón comercial de auge en ese momento y/o se escudan en una marca conocida por el público.

La continuación oficial de The Spy Who Loved Me (y anunciada en los créditos finales del film) debería haber sido For Your Eyes Only, pero el éxito impresionante de Star Wars hizo pensar a Broccoli sobre un nuevo cambio de rumbo. Se tomaría la novela Moonraker para el siguiente film, pero del libro solo quedaría el título, el nombre del villano y algún dato adicional. Mientras que la novela hablaba de un criminal nazi, cuyo rostro había sido reconstruido por cirugía, y suplantaba la personalidad de un poderoso empresario aeronautico inglés para desarrollar un misil atómico – que intentaría lanzar contra el mismo corazón de Londres -, el film tiraría a la basura toda la historia (bastante buena aunque desfasada de época) para arrancar de cero con una aventura que termina siendo The Spy Who Loved Me version 2.0. Y si el film anterior había sido un éxito de taquilla, todo el equipo técnico y creativo se mantendría para Moonraker, Jaws incluído.

El principal problema con Moonraker es su enfoque. Mientras que The Spy Who Loved Me comenzaba seriamente y de a poco empezaba a incluír algunas desmesuras en un público enganchado con la trama, Moonraker iniciaba con la casa tirada por la ventana directamente. Ciertamente el teaser es uno de los mejores de la serie, al menos el 80% de él : Bond viaja en un avión, el viaje se transforma en una emboscada, y el aeroplano es dejado sin control mientras la tripulación salta. 007 se lanza sin paracaídas y pelea con uno de los asesinos, quitándole el codiciado equipo. Y, de la nada, Jaws aparece en el mismo avión, se lanza a pelear con Bond en el aire, rompe su paracaídas, intenta aletear con los brazos y cae en una carpa de circo donde milagrosamente sobrevive.

Y si The Spy Who Loved Me contenía elementos de parodia, aquí el film es puro chiste. Moore lleva su actuación a niveles payasescos y, lo que es peor, Lewis Gilbert lo acompaña y lo estimula. Cada momento de acción del film es abominablemente ridículo, sea en el desarrollo o en el final. Bond lanzado en una camilla en una colina de Rio; Bond peleando espantosamente mal con Chang en la vidriería de Venecia; la góndola hovercraft em los canales de dicha ciudad; la persecución de lanchas en el Amazonas, con Jaws – el coyote – cayendo a las cataratas; 007 peleando con una boa de goma; la terrible pelea (por lo mala) en el funicular; el ridículo intento de asesinato a 007 por parte de los cazadores en la mansión Drax; y el totalmente absurdo combate espacial en la estación orbital son, quizás, un catálogo de los peores momentos de toda la serie. Pero lamentablemente todos se encuentran reunidos en un solo film.

Es cierto que un film Bond no trata sobre la realidad; se desarrolla en un mundo imaginario donde participa de muchas características del mundo actual, y permite ciertos elementos fantásticos como que un agente inglés siempre salve al mundo a último momento. Pero aún ese mundo de ficción se maneja con ciertas reglas propias que le dan cierta credibilidad. Cada film que incursiona en mundos paralelos – sin volvernos metafísicos – sólo puede obtener éxito si el director sabe construir dicho universo imaginario y, fundamentalmente, hacer participar al espectador a modo de cómplice. La calidad del director es la diferencia entre hacer a un film como Raiders of The Lost Ark una ridiculez completa o una obra maestra del género de aventuras.

Pero Gilbert – que es un buen director, porque ha desarrollado muy buenos films como I Love Shirley Valentine y Alfie – filma Moonraker de un modo que hace ver a Ed Wood como un genio. Es cierto que muchos directores suelen optar – cuando el guión es pésimo – por encaminarlo hacia la parodia. Y el guión de Moonraker es realmente malo, no en las ideas básicas de un magnate seudo nazi determinado a extinguir a la humanidad para establecer su propia raza superior, sino en cuestión del desarrollo de dichas ideas y de desarrollar el camino hasta el final. Muchas escenas se pelean abiertamente con la lógica : si la base espacial de Drax es invisible a los radares, ¿cómo ningún satelite / observatorio la ha podido detectar visualmente?.¿Cómo presentar que las armas laser existen en 1977?. E incluso muchas escenas en la mencionada estación orbital se pelean abiertamente con los fundamentos de la física más básica que cualquier persona – incluso menor de 12 años – sabe o puede deducir.

No solo es un guión pedestre; es un guión obvio. Es el viejo argumento de Bond visita al millonario loco, este comienza a intentar matarlo y se pone en evidencia, Bond descubre su guarida escondida y la hace explotar. Si al menos el desarrollo fuera interesante … pero cuando hay secuaces como Chang, que es pésimo (incluso peor que el propio Moore) en los combates cuerpo a cuerpo (y que es un intento de hacer algo parecido a un Oddjob pero de cuarta), cuando Jaws se vuelve pura caricatura (mientras que en The Spy Who Loved Me tenían sus momentos siniestros), sobrevive cualquier atentado por ridículo que sea, y termina enamorándose de una muchachita – y volviéndose bueno -, o cuando el gran villano resulta tan chato y anónimo como la interpretación de Drax por Michel Lonsdale, todo termina por ir de mal en peor. Ciertamente el film podría haber sido mucho mejor, y doy un ejemplo: la muerte de Corinne Dufour en los bosques por parte de los perros de Drax es una muestra de cómo podría haber resultado este film en un tono mucho más serio.

Moore sobreactúa y muchas de sus líneas son atroces, como el final en órbita con la Dra. Goodhead. Lois Chiles es una Bond Girl para el olvido, y sólo John Barry con su banda sonora y la siempre excelente Shirley Bassey se salvan de la lapidación. Pero todo el film es puro exceso : demasiado presupuesto, demasiados escenarios, demasiada sobreactuación, demasiada comedia, demasiada acción ilógica … demasiada idiotez.

Yo recuerdo haberla visto a los 9 años; y en esa época mi primera impresión ya era de un film malo. Ahora con la edad, uno no sabe comprender cómo On Her Majesty´s Secret Service o Licence to Kill fueron fracasos de taquilla, comparando su calidad con esta basura. Quizás el olfato comercial de Broccoli terminó por crear un travesti cinematográfico; lo que hubiera sido una película mediocre de Roger Corman, disfrazada (y escudada) bajo la reconocida marca de espectáculo de calidad que sintetiza el nombre James Bond. Un bochorno.

1 CONNERY : Un film donde todo lo que funcionaba (o podía aceptarse) de The Spy Who Loved Me, resulta elevado a la enésima potencia. Las escenas de acción culminan ridículamente o están filmadas de modo pedestre. Los secuaces son pésimos, el villano no existe, y el exceso de parodia y comedia juvenil es atroz. Salvo la banda sonora y algunos efectos especiales, este film debería haber sepultado toda la serie … pero resultó siendo un inconcebible éxito de taquilla.

LA SAGA OFICIAL DE JAMES BOND

La era Connery: Doctor No (1962)Desde Rusia con amor (1963)Goldfinger (1964)Operacion Trueno (1965)Solo se vive dos veces (1967) / El fugaz paso de Lazenby: Al Servicio Secreto de Su Majestad (1969) / El primer regreso de Connery: Los Diamantes son Eternos (1971) / La era Moore: Vive y Deja Morir (1973)El Hombre del Revolver de Oro (1974)La Espia que me Amo (1977)Moonraker (1979)Solo para sus Ojos (1981)Octopussy (1983)En la Mira de los Asesinos (1985) / La era Dalton: Su Nombre es Peligro (1987)Licencia para Matar (1989) / La era Brosnan: Goldeneye (1995)El Mañana Nunca Muere (1997)El Mundo no Basta (1999)Otro Dia para Morir (2002) / La era Craig: Casino Royale (2006)Quantum of Solace (2008)Operación Skyfall (2012)Spectre (2015)

Canción del film

Moonraker es la última incursión de Shirley Bassey en la serie; sin lugar a dudas, es la voz Bond femenina. Letra de Hal David – Música de John Barry – Canta Shirley Bassey

Where are you? Why do you hide?
Where is that moonlight trail that leads to your side?
Just like the Moonraker goes in search of his dream of gold,
I search for love, for someone to have and hold.

I’ve seen your smile in a thousand dreams,
Felt your touch and it always seems
You love me,
You love me.

Where are you? When will we meet?
Take my unfinished life and make it complete.
Just like the Moonraker knows his dream will come true someday,
I know that you are only a kiss away.

I’ve seen your smile in a thousand dreams,
Felt your touch and it always seems
You love me,
You love me.

En español:

¿Dónde estás tú? ¿Dónde te ocultas?
¿Dónde está el rayo de luz de luna que me lleve a tu lado?
como el rastreador lunar va en busca de su sueño de oro
yo busco al amor, a alguien para tener y poseer

Vi tu sonrisa en miles de sueños
sentí tu caricia y siempre sentí
tu amor por mí
tu amor por mí

¿Dónde estás tú? ¿Cuándo nos encontraremos?
toma mi inconclusa vida y hazla completa
como el rastreador lunar conoce que su sueño será verdad algún día
yo sé que tú estás a tan sólo un beso de distancia

Vi tu sonrisa en miles de sueños
sentí tu caricia y siempre sentí
tu amor por mí
tu amor por mí

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui