AQN – Critica: Memento (2000)

Memento (2000): un individuo con amnesia de corto plazo se lanza a una mision de venganza en este formidable filme dirigido por Christopher Nolan. Critica de la pelicula

ofertas software para estudios contables

    Critica: MEMENTO

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2000 : Guy Pearce (Leonard), Carrie-Anne Moss (Natalie), Joe Pantoliano (Teddy Gammell), Mark Boone Junior (Burt), Jorja Fox (esposa de Leonard), Stephen Tobolowsky (Sammy)

Director – Christopher Nolan, Guión – Christopher Nolan & Jonathan Nolan

Trama: Leonard es un ex agente de seguros cuya esposa ha sido violada y asesinada por dos malhechores; pero en el incidente, Leonard abate a uno de los agresores mientras que el otro escapa. Debido a los golpes y el trauma sicológico del suceso, Leonard sufre de amnesia anterógrada – recuerda perfectamente su vida hasta el momento del crimen, pero ha perdido su memoria de corto plazo, olvidando lo que ocurre en un lapso de escasos minutos -. Para sobrellevar su condición utiliza notas, fotografías e incluso tatuajes en su cuerpo que le sirven para recordar lugares, hechos y personas; y ahora, utilizando ese particular sistema de memoria externa, se lanzará a la búsqueda del criminal restante, decidido a vengar la muerte de su esposa.

    trailer en español de Memento  

ofertas software de gestion produccion
ofertas de software
ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP
oferta software de sueldos

  Memento Christopher Nolan es un director que había comenzado a experimentar con alterar el orden cronológico de la narración de una historia en su primer filme Following de 1996. La película atrajo la atención de los estudios, quienes le abrieron una opción a Nolan para que desarrollase su siguiente película. Memento fue su segundo proyecto e inmediatamente lo catapultó a la fama, siendo ovacionada en todos los festivales en donde fue presentada. De allí en más Christopher Nolan (y su hermano Jonathan, co-guionista de todos sus filmes) terminarían por especializarse en individuos con una percepción alterada de la realidad. Tanto la remake del filme noruego Insomnia como las entregas de la franquicia de Batman caen en dicha categoría – policías que pierden el control de los sentidos debido a la falta de sueño; superhéroes con doble personalidad; villanos como el Espantapájaros, que se especializan en drogas alucinógenas; el Joker como un asesino guiado por una escala de valores completamente atípica, etc. -.

Memento es un ejemplo de guión inteligente y realización impecable de su idea central. Aquí tenemos a un individuo en una misión de venganza, que posee el lastre de carecer de memoria de corto plazo – al cabo de unos minutos o unas horas, olvidará lo que habrá dicho y hecho -. En primer lugar el libreto tiene que generar una enorme cantidad de mecanismos creíbles como para que semejante personaje pueda manejarse de alguna manera en el mundo real, especialmente cuando se trata de una misión que no es de rápida resolución. Las herramientas que elabora el guión son sofisticadas e ingeniosas, que van desde notas a tatuajes, fotografías, y el uso de determinadas costumbres – revisar siempre los bolsillos de la ropa, por ejemplo -. Resuelto este punto, el libreto empieza a hacerse más complejo. Ahora debe elaborar una trama policial que incluya tensión y sorpresas. Los Nolan lo consiguen. ¿Es esto demasiado complicado?. Pues hagámosla más difícil; la historia va a ser narrada desde atrás para adelante. Y esto genera un nuevo problema: si el espectador sabe cómo termina, cuando lleguemos al final del filme (que sería su comienzo) debe haber alguna revelación shockeante – sino, todo esto sólo sería una cuestión de estilo del director -. Y los Nolan logran anotar de vuelta con sobresaliente.

Memento es una película realmente demandante. Exige un esfuerzo intelectual inusual al espectador, ya que debe coordinar escenas, atender pistas y no distraer ni un segundo su atención. Como cada escena dura cerca de tres minutos, uno puede asimilar con facilidad esa porción de información; la siguiente secuencia de tres minutos es en realidad anterior a la que vimos, y culmina donde la otra empezaba. Uno va reconstruyendo de atrás para adelante la historia – ahora vemos a Leonard interactuar con un personaje desconocido, y en la siguiente tenemos al mismo tipo presentándose y diciendo qué hace -. Pero a medida que avanza la narración, las cosas empiezan a espesarse porque se agrega una nueva subtrama (y ésa si sigue un orden cronológico tradicional). A mi juicio, tanto elaborar el libreto como realizar la edición del filme debe haber sido una tarea infernal y gigantesca. Coordinar todas esas porciones de información, alterar su orden y que, sobre todo, que el resultado final quede coherente.

ofertas software para estudios contables
oferta software de sueldos
ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP
ofertas de software

Todo ello es lo que convierte a Memento en un despliegue monumental del talento de Christopher Nolan. Si uno pudiera rearmar en un orden tradicional las escenas (la versión en DVD la incluye), notaría que hay algún detalle menor que se escapa – como la amenaza de Leonard a Todd para que abandone la ciudad, que el matón termina por aceptar sin demasiados miramientos -. (alerta spoilers). Pero de lo que trata realmente Memento es sobre la existencia de un asesino sin memoria. Leonard se convierte en una herramienta para Teddy, el policía corrupto que lo ayudó a eliminar al criminal restante que ultimó a su esposa … pero ese es un hecho del que Leonard no se acuerda. Ni tampoco recuerda que la historia de Sammy es la suya, donde su esposa sobrevivió a la violación pero no pudo soportar ver a su marido en esa condición (y en esa prueba extrema de las inyecciones de insulina – para forzarlo a reaccionar-, terminó por morir en sus manos). Con la mente en blanco, Teddy ha enviado a Leonard a liquidar a los Jimmy G. (las iniciales del asesino que persigue el ex agente de seguros) que estorbaban al policía corrupto – Teddy le digitaba sus objetivos -. Y cuando en un momento de brutal sinceridad Teddy le explica todo, Leonard se lo anota como su próximo Jimmy G. Teddy será su victima final; y el policía se da cuenta de que las cosas no están bien cuando la mujer del narcotraficante empieza a controlar las acciones de Leonard. Con el asesinato de Teddy, no habrá nadie más que le indique sospechosos a Leonard. Su misión habrá terminado. (fin de spoilers).

Memento es un filme que merece verse más de una vez. Captar detalles, reacomodar información con lo que uno ya sabe de la trama, descubrir la verdadera historia – lo mismo que sucedía con Sexto Sentido -. Pero aquí las cosas son mucho más complejas y brillantes que en el filme de M. Night Shyamalan. La historia es densa y exige mucha atención; pero la recompensa al final del camino es enorme y más que satisfactoria.

   

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui