Arlequin: Critica: Matadero 5 (1972)

Critica de cine fantástico y de culto, peliculas de estreno.

Volver al Indice – Critica de Cine Fantástico y de Culto

una crítica del film, por Alejandro Franco


2 atómicos: regularUSA, 1972: Michael Sacks (Billy Pilgrim), Ron Leibman (Paul Lazzaro), Eugene Roche (Edgar Derby), Valerie Perrine (Montana Wildhack), Sharon Gans (Valencia Merribow

Director – George Roy Hill, Guión – Stephen Geller, basada en la novela Slaughterhouse Five; or the Children’s Crusade de Kurt Vonnegut Jr,

Trama: Billy Pilgrim tiene una habilidad especial: puede viajar en el tiempo. Pero no a cualquier parte de la historia sino a lo largo de toda su vida. Y no lo hace a voluntad sino que es un fenómeno aleatorio en donde, en medio de una conversación, puede saltar treinta años al pasado y encontrarse en un campo de concentración nazi o avanzar 40 años al futuro y verse expuesto en la jaula de un zoológico extraterrestre en el planeta Trafalmadore.

Arlequin: Critica: Matadero 5 (1972)

Llámenme ignorante y hasta sacrílego, pero la adaptación fílmica de Matadero 5 me parece horrenda. No conozco el libro, pero sé que trata sobre temas profundos – mientras que la mayoría de nosotros vivimos una vida normal y lineal en el tiempo y nos guiamos por los principios cristianos de que Dios y el poder de decisión del hombre son los que hacen al destino, Vonnegut se pone a jugar con esto, creando la raza alienígena de los Trafalmadorianos, los cuales son omniscientes y aceptan pasivamente el destino, diciendo que las cosas siempre han sido así y no hay manera de corregirlas … y poniendo al humano Bill Pilgrim en el medio, siendo capaz de viajar en el tiempo todas las veces que sea posible aunque de manera involuntaria -, los cuales el filme los tapa bajo una gruesa capa de pintura. Quizás el drama sea que la premisa de viajar en el tiempo de manera espiritual (sin usar ningún dispositivo, sino viajando a través de los recuerdos propios al estilo de Wolverine en X-Men: Días del Futuro Pasado) ya es de por sí una premisa difícil de explicar… imagínense sumar a esto una confrontación filosófica que involucra al pensamiento cristiano. Para la época hubiera sido un bardo intragable (y aún así, el filme cosechó un montón de premios pero casi nadie fue a verlo).

El responsable del libro es Kurt Vonnegut Jr., responsable de títulos clásicos como Desayuno de Campeones y Harrison Bergeron. Vonnegut siempre ha sido un crítico mordaz de la existencia humana y, aunque no sea específicamente su métier, muchas de sus obras caen dentro del género de la ciencia ficción simplemente porque es el escenario mas eficaz para probar sus teorías. Matadero 5 es su obra mas famosa y está plagada de detalles autobiográficos ya que él mismo fue prisionero de guerra y presenció en primera persona el brutal bombardeo de Dresden – uno de los episodios mas atroces de la Segunda Guerra Mundial (comparable al bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaki), en donde una ciudad alemana habitada sólo por civiles y prisioneros de guerra fue arrasada hasta los cimientos por un implacable bombardeo que duró tres días y lanzó 4.000 toneladas de bombas, creando una infernal tormenta de fuego que arrasó todo a su paso y mató a 30.000 personas  -. Tomando esos temas personales, Vonnegut lo mezcla con elementos fantásticos – el personaje de la obra, Billy Pilgrim, sufre un fenómeno por el cual es capaz de viajar instantáneamente a distintas épocas de su vida – y termina por dar a luz esta ensalada que no termina de convencerme.

Es posible que, como ha pasado con tantas obras de alto vuelo e ideas profundas, la puesta en escena termine siendo el fruto de una feroz carnicería que ha podado la mayoría de los grandes conceptos que hacían al espíritu de la novela. Richard Scheib cuenta en su sitio web que Vonnegut cambia de estilo varias veces incluso en un mismo párrafo, reflejando que Pilgrim ha hecho varios viajes en el tiempo en cuestión de segundos. Acá esa clase de efectos no es posible sin enloquecer al espectador, y por eso las transiciones son mas ordenadas – el protagonista le habla a alguien, este le responde sobre un objeto y, de pronto, el protagonista (con 20 años mas) se encuentra hablando con su mujer sobre ese mismo objeto en el futuro -. Pilgrim viaja entre su adolescencia, su período como prisionero de guerra en la Alemania Nazi (en donde es confinado al campo de concentración “Matadero 5”, el cual da título al libro), su casamiento, sus hijos, un accidente y la pérdida de su mujer, y su aparición en una jaula en el espacio, en donde es encerrado con una Playmate (Valerie Perrine) y es observado por una raza alienígena como si estuviera en una especie de zoológico extraterrestre. Es realmente una historia bizarra.

Lo que se me escapa (a miles de kilómetros por encima de mi cabeza) es el sentido de la obra. ¿Cómo Pilgrim escapa de la jaula en el zoológico extraterrestre, funda una secta basada en la raza Tralfamadoriana y termina siendo asesinado por el mismo loco que lo persigue desde la Segunda Guerra Mundial?. Nadie sabe, nadie contesta. Quizás Vonnegut quería hablarnos sobre lo implacable que es el destino, que todos tenemos asignado uno y no podemos escapar. Los momentos ambientados en la Segunda Guerra Mundial son los mas extensos pero, por contra, tienen su cuota de momentos rídiculos que lo arruinan como la feroz sobreactuación de Ron Leibman y Kevin Conway, dos conscriptos buenos para nada en donde uno de ellos muere por la gangrena causada por la hipotermia y el otro tarado culpa a Pilgrim por su fallecimiento. Tampoco ayuda la expresión totalmente naif de Michael Sacks como Pilgrim, el que parece un tipo sin carácter, banal y que se deja llevar por el viento de los acontecimientos.

PortalColectivo, tu guia de colectivos urbanos en internet: recorrido de lineas de Capital Federal, Gran Buenos Aires y principales ciudades del interior de Argentina

Es posible que Matadero 5 intente ser una especie de Forrest Gump, viajero del tiempo: un inocentón que es capaz de revivir los momentos mas importantes de su vida con total ingenuidad, y acepta las cosas tal como se le presentan. Pero la mayoría de los personajes que rodean al protagonista son ridiculos, caricaturas sin profundidad como la esposa obesa que vive prometiéndole todos los días que va a adelgazar a partir de ahora (y se mata de la manera mas estúpida), el hijo rebelde que se endereza al convertirse en Marine, la hija que lo considera gagá al escuchar las historias del planeta Tralfamadore y los viajes en el tiempo, o el sargento inglés que insiste en la disciplina como única manera de sobrevivir la atrocidad de los campos de concentración. Si Pilgrim es capaz de viajar a través de su vida, debería volverse mas sabio con cada viaje, trayendo recuerdos del futuro. En cambio toda la narrativa parece una caterva de flashbacks inconexos que podría tener cualquier mortal, solo que presentados de manera dispersa. No se siente como un viaje en el tiempo real, que el tipo diga “recién estuve en un planeta extraterrestre, desnudo con Valerie Perrine, y ahora estoy pasando hambre y dolor en un campo de concentración nazi”. Ni siquiera se explica cómo o para qué Pilgrim obtuvo esa habilidad de viajar a través del tiempo de su vida.

La gente acude en masa a condecorar filmes sólo por el nombre del autor, o porque la critica (que son como lemmings y van todos para el mismo lugar a donde va el líder) salió en masa a festejarlo, pero la realidad es que Matadero 5 dista mucho de ser un clásico, al menos en la versión que expone George Roy Hill. Me parece por momentos rídicula, por momentos incongruente y carente de propósito. Es mas como un ejercicio narrativo novedoso que una historia real, porque tantos saltos impiden hacer foco en alguna cuestión interesante. Es posible que el libro le pase por arriba al filme porque, honestamente, lo que acabo de ver no me termina de cerrar y me parece una colección de anécdotas y excentricidades antes que una historia consistente e interesante.