AQN – Critica: Cuando Ruge la Marabunta (1954)

Cuando ruge la Marabunta (1954): un clasico de matinee con Charlton Heston y producido por George Pal. Critica del film

historia de autos argentinos, clasicos y de culto en el portal AutosDeCulto - click aqui

    Critica: THE NAKED JUNGLE

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 1954 : Charlton Heston (Christopher Leiningen), Eleanor Parker (Joanna Selby), William Conrad (comisionado), Abraham Sofaer (Incaha), John Dierkes (Gruber), Leonard Strong (Kaitana)

Director – Byron Haskin, Guión – Randall MacDougall & Philip Yordan, basados en el cuento Leiningen vs las Hormigas de Carl Stephenson

Trama: Sudamérica, principios del siglo XX. La bella Joanna Selby se ha casado por poder con el terrateniente Christopher Leiningen, el que posee una plantación de chocolate en el Amazonas. Pero ambos son perfectos desconocidos y el choque cultural entre los dos deja profundas cicatrices. Leiningen acuerda el regreso de Joanna a su Nueva Orleans natal, cuando surgen inquietantes rumores en la jungla. La Marabunta – un ejército de voraces hormigas que ocupa un radio de 90 km2 – ha hecho erupción y se dirige hacia la plantación de Leiningen, arrasando todo a su paso. Ahora Joanna se encuentra imposibilitada de escapar del fenómeno mientras que Leiningen luchará con todas sus fuerzas para poder frenar la plaga que amenaza sus posesiones y su vida.

    lo sentimos… pero lo único que encontramos es el climax de Cuando Ruge la Marabunta  

ofertas software de gestion produccion
oferta software de sueldos
ofertas en software ERP
ofertas software para estudios contables
ofertas de software

  Cuando Ruge la Marabunta Marabunta es un título de aventuras, producido por George Pal – el mismo de La Guerra de los Mundos y La Máquina del Tiempo, entre numerosos filmes clásicos de ciencia ficción -. Es una rara incursión de Pal fuera de su habitual terreno de la sci fi; aquí está su director favorito, Byron Haskin, quien dirigiera War of the Worlds.

Pero Cuando Ruge la Marabunta es un típico ejemplo de la absurda visión que Hollywood suele tener sobre el tercer mundo. El escenario es la selva amazónica profunda pero bien podría haber sido Africa; todos los clichés del cine de colonias se repiten hasta el cansancio, con la única novedad de que los aborígenes ahora tienen cortes de pelo chic. Nadie habla español o portugués, los terratenientes se comportan como dioses en su tierra con total falta de respeto hacia la gente o hacia las autoridades – y aunque no está especificado si es Perú o Brasil, lo cierto es que hablamos de países independientes y no de colonias europeas -, y poseen el poder de la vida y la muerte en sus dominios. El primer tercio del film es particularmente denigrante en ese sentido – Eleanor Parker se queda con uno de los chicos como si fuera una mascota; los aborígenes funcionan como los esclavos de Charlton Heston; y todo es pintado como un mundo de ignorantes donde los civilizados extranjeros son los aptos para gobernar -. Prueba de la ignorancia de los autores es que señala que los aborígenes son “descendientes de los Mayas” cuando en realidad los Mayas estaban ubicados en Mexico y Centroamérica.

ofertas software para estudios contables
ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP
ofertas de software
oferta software de sueldos

Pero si la visión racista que exhibe Cuando Ruge la Marabunta es molesta, lo peor viene en el aspecto dramático. Salvo Eleanor Parker, el resto es un circo de malos actores y pésimas situaciones dramáticas. Es posible que los casamientos por poder hayan sucedido, pero el modo en que el guion desarrolla el conflicto sencillamente apesta. Heston actúa mal – no es su territorio; lo suyo es comandar las masas con voz de barítono contra el desastre, como lo prueba el resto del film -, y es un personaje totalmente inconsistente. El amargo Leiningen es un héroe completamente indeseable hasta que, sorpresivamente, pasa a ser un tierno que lee poesía en cuestión de cinco minutos. El problema pasa porque el cuento que da origen a la historia se basa exclusivamente en el ataque del ejército de hormigas, y todo el resto es un experimento dramático que ensaya el libreto para rellenar el tiempo de proyección; pero lo hace mal y de manera completamente increíble. Los únicos que parecen humanos son Eleanor Parker y William Conrad – siglos antes de protagonizar Cannon, y en mucho mejor estado físico -.

Ciertamente el filme se redime de gran forma cuando la Marabunta entra en escena. Son secuencias ok, no tan espectaculares como uno pudiera pensar – aunque la visión inicial del descubrimiento con la gigantesca mancha negra de insectos arrasando montes enteros se ve impresionante -. En todo caso aquí el mensaje es que el hombre no le puede ganar a la naturaleza, y Heston debe reintegrar todo lo que ha ganado en estos años. Por suerte la Marabunta le da una lección de humildad a Leiningen, quien termina mucho más humano que al principio pero a costa de todas sus posesiones.

Cuando Ruge la Marabunta es un muy buen film de aventuras, pero el primer tercio del film debe ser pasado en fast forward. Es un libreto muy molesto. Recién cuando las hormigas invaden la tierra y retoma el espíritu del cuento de Carl Stephenson, la película gana sus pies y se transforma en un espectáculo excitante.

   

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui