Arlequin: Critica: Jurassic World (2015)

Jurassic World (2015): el parque de dinosaurios reabre... solo para producir mas horror y tragedia, en este filme con Chris Pratt y Bryce Dallas Howard. Critica de la pelicula

ofertas de software

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2015: Chris Pratt (Owen Grady), Bryce Dallas Howard (Claire Dearing), Nick Robinson (Zack Mitchell), Ty Simpkins (Gray Mitchell), Vincent D’Onofrio (Vic Hoskins), Irfan Khan (Simon Masrani)

Director – Colin Trevorrow, Guión – Derek Connolly, Rick Jaffa, Amanda Silver & Colin Trevorrow

Trama: Han pasado mas de dos décadas desde los incidentes de Jurassic Park. Ahora el parque ha obtenido los permisos correspondientes y se encuentra en estado operacional desde hace 10 años, con la CEO Claire Dearing controlando su funcionamiento con mano de hierro. Como las ganancias del parque apenas compensan sus enormes costos operativos, la gerencia ha decidido lanzar un nuevo modelo de dinosaurio – completamente diseñado en laboratorio y diferente a todo lo conocido hasta ahora – para atraer una nueva camada de visitantes. Pero el Indominus Rex – tal como llaman a la criatura – se ha escapado y ha demostrado tener cualidades excepcionales – como la de camuflarse o poseer una inteligencia superior al del resto de las razas que abundan en el parque -, lo cual lo ha convertido en una amenaza ambulante; y con su itinerario trazado hacia el centro comercial – en donde 22.000 almas están disfrutando de un fin de semana de vacaciones -, su deambular puede devenir en una segura matanza. Mientras tanto el experto Owen Grady ha trazado un plan para contenerlo; pero los riesgos son enormes e involucran la presencia de velocirraptores amaestrados… una raza caracterizada por su rebeldía y su gusto por la carnicería. Y, con el tiempo en su contra, las opciones se acaban y la masacre se vuelve imparable e inminente… a menos que ocurra algún milagro que impida el inevitable baño de sangre.

oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP
ofertas de software
ofertas software de gestion produccion

      Jurassic World (2015) En Jurassic Park, los momentos memorables se acumulaban uno tras otro – el ataque del T-Rex a la camioneta donde estaban los nietos de John Hammond, los velocirraptores asediando el centro de control, etc -. En The Lost World: Jurassic Park II, teníamos el T-Rex suelto por San Diego, o la impronta de Pete Postlehwaite como el veterano cazador que quería culminar su carrera en un enfrentamiento cara a cara con un Tiranosaurio. Hasta en un filme tan repetitivo como Jurassic Park III teniamos al Stegosaurios con el celular sonando dentro de su panza, o el duelo con los pterodáctilos en el puente de la gigantesca pajarera. Pero en Jurassic World no hay un maldito momento memorable. Es una película enorme, costosa, pulida, plagada de buenas ideas pero carente de escenas shockeantes. No hay un John Hammond, o un Ian Malcolm, o siquiera un Alan Grant; algún cretino radiante de carisma y disparador masivo de ocurrencias acertadas. Es mas un puñado de tipos anónimos perseguidos por excelentes CGIs, lástima que el factor adrenalina brilla por su ausencia. Jurassic World definitivamente no es un filme malo pero precisaba otro director para las escenas de acción, uno que tuviera un 5% del talento de Spielberg para poder pergueñar algo delicioso o siquiera minimamente recordable.

Me cuesta criticar a Jurassic World. El libreto está empapado de ideas brillantes – la critica a la politica corporativa, la compulsión marketinera de proveer productos nuevos cada temporada (en esta ocasión, nuevos modelos de dinosaurios), los velocirraptores entrenados para cazar en grupo -, y otras pasadas de mambo. El primer problema que tengo es el Indominus Rex, el cual me parece la versión dinosaurio de Predator en uno de los giros mas absurdos de la historia: ¿un depredador de 15 metros capaz de camuflarse, obtener lecturas termales de sus víctimas o incluso camuflar su propia temperatura?. Es como los róbalos mutantes voladores con lásers montados en la cabeza de Austin Powers: es un poco como demasiado pasado de rosca. Cosa curiosa, la idea no es nueva y figura en la novela (no el filme) Jurassic Park II: The Lost World de Michael Crichton. Pero fidelidad a las fuentes no implica credibilidad de la idea. El otro punto absurdo es la obsesión de Vincent D’Onofrio con utilizar la pandilla de raptores que, a duras penas, puede controlar fuera de su recinto Chris Pratt. Si casi se comen crudo a un cuidador, ¿cómo es que los mandan sueltos (junto a una treintena de soldados) a cazar al Indominus?.

Nada es totalmente nuevo. De nuevo hay dos chicos perdidos en el parque – los sobrinos de la CEO que lo administra -, pero al menos son mas inteligentes que los pibes Hammond del primer filme. No hay cortes de luz pero hay defensas que fallan. Hay otra cúpula de vidrio blindex que apenas sirve de frágil barrera entre un par de humanos y las fauces de un bicho gigante, y hay otra persecución con raptores en el centro de convenciones. Pero la acción es demasiado lineal, es demasiado Apta para todo Publico sin generar chispa alguna. Y si antes teníamos personajes memorables – o al menos con personalidad bien definida -, aquí brillan pr su ausencia. Chris Pratt es bueno como héroe de acción pero no deja mella alguna; Bryce Dallas Howard sigue con la racha (o el estigma) de enrolarse en secuelas de pobre calidad – Spiderman 3, Twilight: Eclipse, Terminator: Salvation -, y Vicent D’Onofrio es anonimo como el conspirador de turno. Tienen mas suerte Jake Johnson (como un exótico operador del control del parque) e Irfan Khan (como el millonario que lo regentea) para causar algún tipo de impresion que el resto de los actores principales.

Jurassic World es un espectáculo pochoclero ok, pero carece de magnetismo. Las otras entregas de la serie tienen lo suyo – independiente de su calidad y originalidad – pero esta me resulta anónima, y no sé si volvería a verla cuando la den por cable. A su caudal de ideas le faltaban mejores personajes y diálogos, y un coreógrafo inspirado para las secuencias de acción; en cambio lo que tenemos es un producto pasable envuelto en ropaje de lujo, el cual podrá recaudar un montón de dólares pero difícilmente termine por hacer historia.

  JURASSIC PARK

Jurassic Park (1993) – Jurassic Park 2: El Mundo Perdido (1997) – Jurassic Park 3 (2001) – Jurassic World (2015)

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui