AQN – Critica: Los Juegos del Hambre: En Llamas (2013)

Critica de Los Juegos del Hambre: En Llamas (2013): una heroina reluctante, una revolucion en ciernes y una trama apasionante en esta pelicula con Jennifer Lawrence.

software MRP de gestion industrial Sistema Isis

    Critica: LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS / THE HUNGER GAMES: CATCHING FIRE

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2013: Jennifer Lawrence (Katniss Everdeen), Josh Hutcherson (Peeta Mellark), Woody Harrelson (Haymitch Abernathy), Donald Sutherland (presidente Coriolanus Snow), Philip Seymour Hoffman (Plutarch Heavensbee), Sam Claflin (Finnick Odair), Liam Hemsworth (Gale Hawthorne), Elizabeth Banks (Effie Trinket), Jeffrey Wright (Beetee), Lenny Kravitz (Cinna), Stanley Tucci (Caesar Flickman), Jena Malone (Johanna Mason), Lynn Cohen (Mags), Amanda Plummer (Wiress), Patrick St. Esprit (comandante Thread)

Director – Francis Lawrence, Guión – Simon Beaufoy & Michael deBruyn, basados en la novela homónima de Suzanne Collins

Trama: Ya ha pasado un año desde que Katniss y Peeta triunfaran en las salvajes olimpíadas de supervivencia conocidas como los Juegos del Hambre. Pero la inusual existencia de dos ganadores ha sido tomada por el pueblo como una muestra de desafío al poder establecido, y pronto los muchachos se han transformado en símbolos de la resistencia. Ahora se encuentran de tour, visitando los distritos de la confederación, y exhibiéndose como parte de la publicidad que el gobierno realiza para pacificar las masas y distraerlos con las actividades de los sangrientos juegos; pero la humanidad de Katniss, su compasión a flor de piel y su resistencia a la violencia militar la están convirtiendo en una figura tan carismática como peligrosa, y el presidente Snow ha decidido acabar con ella, reformulando los juegos y realizando una competencia comformada por todos los ganadores de las últimas ediciones – con la esperanza que Katniss y Peeta perezcan en el intento -. Ahora el dúo se ve obligado a realizar impensadas alianzas con el resto de los participantes, intentando prolongar el inevitable final – el duelo de todos contra todos, en donde solo uno puede sobrevivir -; pero Snow y los suyos se encuentran complotando a toda máquina, desatando desafíos inesperados con el propósito de aniquilar a los concursantes antes de lo esperado. Y lo único que le queda a nuestra protagonista es su valentía y su audacia, las únicas armas que puede exhibir contra una opresión que se muestra tan avasalladora como letal.

    trailer de Los Juegos del Hambre: En Llamas  

ofertas de software
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP
ofertas software de gestion produccion

      Los Juegos del Hambre: En Llamas En Llamas es el segundo capítulo de la saga Los Juegos del Hambre. Es una franquicia basada en una serie de novelas juveniles escritas por Suzanne Collins, cuyos derechos cinematográficos fueron adquiridos con avidez por los popes de los estudios, deseosos de dar con la próxima saga millonaria de aventuras juveniles – al estilo de Crepúsculo o Harry Potter -. Las buenas nuevas es que la serie de Los Juegos del Hambre es mucho más consistente y apasionante que toneladas de material regurgitado – fantasioso, adolescente y romanticoide – que ha intentado prosperar por ahí, al estilo de The Mortal Instruments, La Huésped, Percy Jackson, etc. Y éste, su segundo capítulo, resulta ser una pieza formidable de estupendo cine. Es como si hubieran limado los detalles más bizarros o discutibles de la primera parte, y hubieran madurado en cada uno de los aspectos creativos e interpretativos, resultando en un show tan inteligente como excitante.

En sí, la saga de Los Juegos del Hambre no tiene nada de nuevo. Es una utopía alegórica, la cual trae a la palestra la ejecución de una serie de competencias brutales destinadas a entretener a las masas sumidas en la desesperanza de un futuro postapocaliptico – hay toneladas de filmes con el mismo tema, sea Rollerball, La Décima Victima o The Running Man -. No es mas que la adaptación moderna de la idea de Pan y Circo, implementada por los romanos en los tiempos anteriores a la llegada de Cristo. Aquí la excusa sirve para despacharse con una sátira alegórica respecto de las celebridades y el poder distrayente de los medios, utilizados como herramientas de propaganda del gobierno de turno – un concepto aplicado desde la época de los nazis hasta los gobiernos totalitarios de hoy en día -. Todos los personajes de clase alta son deformes, gente pasada de botox, lámparas de sol, dientes obscenamente blancos, maquillajes exagerados, y peinados estrambóticos teñidos con los más sicodélicos colores. Es la cultura de la bobada, viviendo en su mundo y dando excesiva importancia a detalles tremendamente banales, ajenos a la cruda realidad que se vive fuera de los estudios de televisión. Aquí todos los aspectos relacionados con los medios han sido pulidos – ya no es tan payasesco ni chocante, e incluso el fastidioso presentador que compone Stanley Tucci se ve mucho más digerible en el contexto que presenta este filme, que en sus apariciones en el primer capítulo de la saga -, y funcionan de manera mucho más cínica. Incluso los aspectos relacionados con el escenario de ciencia ficción han sido profundizados a un nivel admirable: aquí hay un gobierno realmente opresivo y violento, amoral y prepotente, que ha construído una maquinaria implacable en la cual se ven envueltos nuestros héroes. A su vez estos muchachos son personas realmente emocionales, individuos que han quedado dañados luego de verse obligados a masacrar a un grupo de adolescentes en las pasadas competencias, y que se ven inmersos en un giro histórico de los acontecimientos…. del cual no desean participar. Es tan formidable la manera en que el relato construye – de manera totalmente creíble – el lento y espontáneo crecimiento de Katniss como figura heroica y venerada por la resistencia… primero, al emocionarse en el recuerdo de aquellos caídos en el desesperante combate ocurrido en el año anterior (con la cual la gente toma, como gesto solidario, el saludo que ella hacía en los juegos, además del logo del Sinsajo, el pájaro que ama Katniss y que usa en un prendedor que siempre lleva puesto); luego, cuando comienza a despacharse con sus propios discursos, mucho más naturales y cargados de sinceridad, con lo cual reciben el afecto del público; y, cuando las cosas se empiezan a poner candentes, termina por plantarse frente a un brutal jefe militar, el cual está deshaciendo a latigazos a su novio en la plaza pública…. y cuya escena es vista por todos a través de la televisión. Ella es una heroína reluctante, una que no quiere abrazar el giro del destino que ellla misma ha desatado, y que quiere el refugio y el anonimato antes que embarcarse en una causa brutal – la incipiente revolución -, la cual anticipa dejar un reguero de cadáveres en la descomunal refriega que resultará inevitable.

ofertas software de gestion produccion
oferta software de sueldos
ofertas de software
ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP

Si Jennifer Lawrence brillaba en Los Juegos del Hambre, aquí se devora directamente la película. Es una intérprete excepcional – la pondría a la altura de una Jodie Foster -, la que demuestra un rango enorme y hace que su papel sea completamente emocional y carismático (hubiera sido muy fácil caer en la caricatura o en la chatura en semejante contexto). No es una heroína dura, sino una muchacha sufrida, envuelta en un mar de lágrimas al ver todo el dolor y la prepotencia que empapan el mundo que la rodea. Son pocas las escenas en donde Katniss no llora; pero, a su vez, no es una bobalicona llorona, sino una persona valiente que siente que está siendo obligada a cometer actos que van contra su naturaleza… y que, cuando comprende que la situación es irremediable, actúa decididamente en consecuencia. Cuando las papas queman, Katniss aplica toda su inteligencia y experiencia… aunque los momentos de duda – en donde la emoción y la humanidad le ganan – abundan.

Si Lawrence es descomunal, el resto no se queda atrás. Josh Hutcherson ha crecido mucho como actor, y aquí se vuelve un personaje muy interesante – es el sentido común y la conciencia de Katniss -. Woody Harrelson destila anarquía y sagacidad, Elizabeth Banks transforma un personaje menor y detestable en alguien realmente querible, y Donald Sutherland se relame con un villano inteligente y bien escrito. Se suman nuevas adiciones, como Phillip Seymour Hoffman – el estratega detrás de la última edición de los juegos -, Jeffrey Wright – como un nerd extremadamente letal -, y Amanda Plummer, en el que debe ser su nonagésimo papel de chiflada.

Los Juegos del Hambre: En Llamas es una película apasionante. Resulta increíble que venga de la mano de Francis Lawrence, alguien que dió a luz cosas tan chatas como Constantine y Soy Leyenda. Quizás el punto pase porque Lawrence es una pieza más de un engranaje construído alrededor de él y compuesto por creativos de alta calidad – la autora Suzanne Collins, la que posee un estricto control de producto similar al que tenía J.K. Rowling con la saga de Harry Potter; un cast compuesto de actores oscarizados; un libreto escrito por Simon Beaufoy (127 Horas, Slumdog Millonaire) y Michael Arndt (Toy Story 3, Pequeña Miss Sunshine) -, los cuales garantizan un producto inteligente y tan bien hecho como es éste. Y desde ya, uno queda a la espera de último capítulo de la trilogía – partido en dos, como es la avariciosa última tendencia de Hollywood -, el cual anticipa tener todo para ser una dupla de filmes fenomenales.

  LOS JUEGOS DEL HAMBRE Los Juegos del Hambre (2012) – Los Juegos del Hambre: En Llamas (2013) – Los Juegos del Hambre: Sinsajo, Parte 1 (2014) – Los Juegos del Hambre: Sinsajo, Parte 2 (2015)    

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui