AQN – Critica: El Joven Manos de Tijera (1990)

Critica de El Joven Manos de Tijera (1990): una encantadora fabula bizarra de la mano de Tim Burton y Johnny Depp en este filme de culto.

oferta software de sueldos

    Critica: EL JOVEN MANOS DE TIJERA / EDWARD SCISSORHANDS

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 1990 : Johnny Depp (Edward), Winona Ryder (Kim Boggs), Dianne Wiest (Peg Boggs), Alan Arkin (Bill Boggs), Anthony Michael Hall (Jim), Kathy Baker (Joyce Monroe), Robert Oliveri (Kevin Boggs), Vincent Price (Inventor)

Director – Tim Burton, Guión – Caroline Thompson, sobre una historia de Tim Burton

Trama: Peg Boggs es una vendedora Avon que últimamente no tiene mucha suerte con sus clientes. Decidida a mejorar sus ventas, Peg se lanza a buscar clientes en las afueras del suburbio donde vive y termina en el interior del castillo que domina la cima de la montaña local, en donde se encuentra con un tímido adolescente cubierto de cicatrices y cuyas manos han sido reemplazadas por tijeras. Ya que el chico está solo, decide llevárselo hacia su casa, en donde es recibido con cariño y comprensión. Pero la bizarra apariencia de Edward – la cual es objeto de burlas al principio – pronto termina por ser aceptada, ya que el muchacho demuestra tener un enorme talento para la peluquería, la jardinería y la escultura. Sin embargo Jim, el celoso novio de la hija de Peg, cree que ésta esta enamorada de Edward y ha decidido tenderle una trampa. Siendo acusado de un robo que no cometió, Edward pronto enfrenta la persecución de la policía y el rechazo de la comunidad, debiendo refugiarse en el antiguo castillo que fuera su casa. Y si el exilio del inusual muchacho no fuera suficiente, Jim ha decidido seguirle para darle un escarmiento… un decisión cuyas consecuencias pueden ser trágicas en las vidas de ambos adolescentes.

    trailer de El Joven Manos de Tijera  

ofertas en software ERP
ofertas software de gestion produccion
oferta software de sueldos
ofertas de software
ofertas software para estudios contables

      El Joven Manos de Tijera Entre finales de los 80 y a lo largo de los 90s, la energía creativa de Tim Burton estaba a full. Desde Beetlejuice hasta la saga de Batman, desde Ed Wood hasta el filme que nos ocupa, el tipo era una máquina de disparar genialidades, hacer millones de recaudación y obtener acaloradas alabanzas por parte de la crítica. Lástima que después daría un paso en falso con Marcianos al Ataque (1996) y su confianza en sí mismo quedaría mellada. Salvo obras esporádicas como El Cadáver de la Novia o La Leyenda del Jinete Sin Cabeza, las perfomances de Burton nunca serían las mismas y el director terminaría por caer en un ciclo de reciclamiento continuo. Ni siquiera su sociedad artística con el delirante Johnny Depp terminaría por garantizarle el vuelo artístico que poseía hace 20 años.

Pero, de su época de mayor esplendor, El Joven Manos de Tijera es sin dudas una de sus obras mas inspiradas. Es su versión del mito de Frankenstein pero, a la usanza de Burton, las simpatías pasan por el freak y los verdaderos monstruos son los humanos que lo rodean. Como dice Richard Scheib, en todo caso lo que hace Burton es reconceptualizar a Frankenstein como un chico especial, un discapacitado que no puede vivir solo y precisa asistencia para moverse en el mundo. Pero su discapacidad lo hace diferente y, por lo tanto, objeto de rechazo por parte de la gente. Y si bien la comunidad del sicodélico pueblo donde vive Dianne Wiest aparenta aceptarlo de entrada, el resquemor hacia el diferente queda latente y florece cuando el muchacho se manda (o aparenta mandarse) una macana. La gente es superficial y no valora a las personas por lo que son y, en la primera oportunidad de cambio, terminará por demostrar que lo diferente sólo ha sido tolerado… pero que la desconfianza nunca terminó de irse sino que quedó camuflada bajo un barniz de aparente urbanidad.

ofertas en software ERP
ofertas software de gestion produccion
ofertas de software
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables

A mi me mata de gracia que la protagonista sea una vendedora de Avon. Dianne Wiest es toda modosa y optimista, y cree que el maquillaje es un modo de mejorar las personas. Quizás su simpleza choque con el resto de las mujeres de su suburbio, personas aburridas dedicadas al chusmerío de barrio y las intrigas de la cuadra. En el fondo este el relato de un grupo de gente ociosa a la cual le sobra el tiempo para entretejer conspiraciones de todo tipo o poner en marcha mecanismos dañinos que le permitan matar el tiempo. Frente a ellos contrastan tanto Edward como los Boggs, los cuales poseen una mentalidad mucho mas simple. Su blancura les da una visión tremendamente ingenua del mundo, lo cual los aleja de la realidad pero los hace mucho mas tolerables (y tolerantes) que el resto. Sólo un grupo de gente como los Boggs pueden aceptar en un puñado de minutos a un engendro como Edward, y tomar la misión de cuidarlo durante el resto de su vida.

Si hay un problema en esta alegoría pergueñada por Burton, es la inclusión de un innecesario villano. El climax es definitivamente estúpido – el filme debía haber terminado con la mentira del bien intencionado policía local, el cual simula el escape incontenible de Edward y lo aleja de las turbas crueles; ¿para qué subrayar el drama con la aparición en escena de un desquiciado Anthony Michael Hall?; a final de cuentas es un chico estúpido y pendenciero que lo único que quería era dinero para comprarse una camioneta; ¿ello merece el castigo de ser apuñalado por el engendro de Depp?; como si su estupidez no fuera suficiente, Burton sobreexagera el rol del personaje al volverlo un loco homicida en los cinco minutos finales, amén de que lo que sigue (el olvido del asesinato, el dejar en paz a Depp en su castillo) es demasiado absurdo incluso para una obra de fantasía como ésta – y arruina los méritos del filme. Porque, por el resto, es una delicia que mezcla optimismo y ternura, un gusto agridulce dado por el sentido trágico del personaje de Depp – imaginen un caracter que no puede dar ni recibir amor ya que lastima todo lo que toca -, un monstruo de buen corazón cuyo sentido simbólico le impide algo tan simple como hacerse una cirugía para volverse normal y reemplazar sus tijeras por manos.

El Joven Manos de Tijera es una película formidable durante el 95% de su duración. Olviden los cinco minutos finales y tendrán una fantasía empapada de magia y sentimiento – coronada por una perfomance tremendamente emocional de Johnny Depp -, un filme cargado de potencia y creatividad como sólo Burton podía hacer en sus años de mayor esplendor… cuyo regreso, esperemos, se encuentre a la vuelta de la esquina.

  TIM BURTON Algunos filmes de Tim Burton comentados en este portal: Beetlejuice, el Super Fantasma (1988) – Batman (1989) – El Joven Manos de Tijera (1990) – Batman Regresa (1992) – Ed Wood (1994) – La Leyenda del Jinete Sin Cabeza (1999) – El Planeta de los Simios (2001) – El Cadáver de la Novia (2005) – Sweeney Todd (2007) – Alicia en el Pais de las Maravillas (2010) – Dark Shadows (2012) – Frankenweenie (2012)    

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui