AQN – Critica: John Carter: Entre Dos Mundos (2012)

John Carter: Entre Dos Mundos (2012): llega la adaptacion de esta aventura espacial basada en los libros de Edgar Rice Burroughs. Critica de la pelicula

oferta software de facturacion electronica

    Critica: JOHN CARTER

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2012 : Taylor Kitsch (John Carter), Lynn Collins (Princesa Dejah Thoris), Samantha Morton (Sola), Dominic West (Sab Than), Willem Dafoe (Tars Tarkas), Mark Strong (Matai Shang), Ciaran Hinds (Tardos Mors), Thomas Haden Church (Tal Hajus), James Purefoy (Kantos Kan)

Director – Andrew Stanton, Guión – Mark Andrews, Michael Chabon & Andrew Stanton, basados en la novela La Princesa de Marte de Edgar Rice Burroughs

Trama: Siglo XIX, en el lejano oeste. El oficial renegado John Carter huye de las fuerzas del ejército confederado, quienes desean capturarlo y enjuiciarlo. Durante la fuga Carter se ve obligado a internarse en territorio indio, terminando en el interior de una cueva pintada con extraños caracteres. Allí encuentra un extraño objeto metálico el cual, al ser activado, lo transporta instantáneamente al planeta Marte. Mientras Carter intenta comprender lo sucedido, descubre que la gravedad de Marte le ha dado superpoderes, lo que le permite saltar distancias enormes y realizar proezas sobrehumanas. Pero Carter es apresado por una raza alienígena conocida como los Tarks, los cuales lo hacen esclavo y le enseñan el lenguaje marciano. Sin embargo Carter logra hacerse con el respeto de los Tarks cuando detiene una incursión de una raza humanoide liderada por Sab Than, los cuales han entrado en guerra con la mayoría de las facciones del planeta. En dicho ataque rescata a Dejah Thoris, una princesa humanoide procedente de la ciudad de Helium y versada en las artes y las ciencias. Precisamente es Thoris quien le explica cómo pudo haber llegado al planeta – a través de un dispositivo de energía construido por los antiguos Therns -, y ahora Carter se ha puesto en campaña para recuperar el aparato y volver a la Tierra. Pero la estadía en Marte ha cambiado los sentimientos del terrícola, haciendo causa común con los marcianos contra las injusticias cometidas por las fuerzas de Sab Than y decidido a pelear hasta el final para reestablecer a Dejah Thoris en el trono de Helium.

    trailer en español de John Carter: Entre Dos Mundos

ofertas en software ERP
ofertas de software
ofertas software de gestion produccion
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables

      John Carter: Entre Dos Mundos (2012) John Carter de Marte es un título influencial de la ciencia ficción, y data de 1912. Precisamente es la primera novela popular que escribió Edgar Rice Burroughs – a quien todos conocemos como el padre de Tarzán -. En sí, John Carter no es sci fi clásica – en donde abundan las descripciones científicas y elaboradas teorías alternativas sobre el funcionamiento del universo – sino que se trata de una fantasía maquillada de aventura espacial. En ese sentido John Carter no difiere demasiado de relatos como Sandokan o El Ladrón de Bagdad; lo único que varía es el escenario y un par de excentricidades como para decir que la acción transcurre en otro planeta.

Después de mucho trajinar llega esta adaptación a la pantalla grande, proyecto por el que pasó una tonelada de gente durante las décadas que demoró su gestación – desde Ray Harryhausen, John McTiernan y Robert Rodriguez hasta Kerry Conran y Jon Favreau -, y que recién pudo encaminarse en el 2007, cuando la Disney adquirió los derechos. En el interín aparecieron los estudios The Asylum especialistas en rodar mockbusters o “títulos sospechosamente parecidos a los blockbusters del momento, pero disponibles ya en el estante de su video club” – , los cuales aprovecharon el detalle de que los derechos de la novela eran de dominio público y decidieron mandarse con su propia versión – La Princesa de Marte – en el 2009, la cual es bastante fiel al libro pero termina siendo un engendro a medio cocinar. Ahora la Disney ha logrado materializar su propia y suntuosa versión, poniendo al animador Andrew Stanton (Wall-E) al frente del espectáculo. Pero el resultado final es un mix de grandes escenas y problemas narrativos, y aunque las virtudes superan a los defectos, el conjunto no termina por ser satisfactorio.

Hay que considerar que el proyecto tenía una gran cantidad de obstáculos desde el vamos. El más importante de ellos es su falta de originalidad frente a los ojos del espectador moderno. Las generaciones modernas han devorado centenares de filmes entre los que se incluyen Superman, Flash Gordon y, especialmente La Guerra de las Galaxias todos ellos, títulos que han mamado conceptos y estilos del original de Rice Burroughs – con lo cual, cuando vemos a John Carter montado en un bicho en el desierto, inmediatamente decimos “esto lo sacaron de los guerreros Tusken de Star Wars(y, como ello, se podrían citar cientos de referencias en cada fotograma de la película). Es difícil poder analizar en solitario una historia que es muy antigua y a la que cientos de filmes posteriores depredaron masivamente sus ideas. Aún así, John Carter: Entre Dos Mundos se las ingenia para inyectar energía a cosas que uno siente como recicladas, como las batallas con los navíos aéreos o la arena de combate en donde aparecen un par de monstruos enormes y peludos (más de uno dijo “eso lo copiaron a Episodio II, El Ataque de los Clones). Esas escenas son espectaculares y están bien rodadas.

ofertas software para estudios contables
ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP
ofertas de software
oferta software de sueldos

El otro obstáculo a vencer es la obsoleta ciencia que impregna al relato original, que va desde la presunción que Marte es habitable y tiene ríos, hasta el viaje “mental” que hace Carter para llegar al planeta rojo. La Disney ha intentado camuflar esto, sacando el “de Marte” del título “John Carter” (o reemplazándolo en castellano por el “Entre Dos Mundos”), pero ello no evita que la gente lo tome como ridículo (nadie analiza tomar esto como una aventura de fantasía de antaño).

El tercer problema es la estampa del mismo sello Disney en el poster de la película, lo que suele equivaler al beso de la muerte en la taquilla para cierta clase de filmes. La Disney vende muy bien dibujitos animados y aventuras de Julio Verne, pero aquí el objetivo que se plantean es muy grande – se gastaron 250 millones de dolares en esto, esperando que se transforme en la próxima Star Wars -, y el logo del ratón Mickey solo termina por espantar a aquellos que tienen más de doce años. Hubiera sido mejor que la Disney comercializara el producto por otra vía (como tenía el sello Buena Vista en una época) que con su chapa oficial, la cual no atrae al público para el cual fue específicamente orientado el filme.

Y el cuarto problema es el excesivo respeto por la historia. El director Andrew Stanton debería haber simplificado varios aspectos cruciales, como es la crónica inicial de los sucesos que llevan a Carter a Marte (se podría haber contado en un flashback en vez de apelar a algo tan elaborado y largo), o la compleja relación que mantienen las razas entre sí en el planeta rojo. Hasta la causa de los Therns no termina siendo muy clara que digamos – son unos interventores divinos que establecen el orden que se les place en un planeta determinado para luego aprovecharse de ello -. Todo esto se traduce en algunos momentos de confusión o escenas demasiado alargadas, o cortes al relato (como los flashbacks de la esposa de Carter) que no terminan por aportarle substancia.

Es posible que mi review sea injusta con un clásico que ha sido transcripto de manera respetuosa. El problema es que todo lo visto en pantalla parece copiado de filmes que uno ya conoce, precisamente porque éstos se inspiraron en el original literario de Burroughs. Pero también es cierto que da la impresión de que al director Stanton el relato se le escapa de las manos en determinados momentos. Como sea, el filme no es tan redondo ni todo lo emocionante que debería ser, y no va a llegar a ser la próxima Star Wars. Eso es seguro aunque, en el fondo, sea una verdadera lástima.

JOHN CARTER DE MARTE El personaje de Edgar Rice Burroughs ha sido adaptado al cine en los siguientes filmes: La Princesa de Marte (2009) y John Carter: Entre Dos Mundos (2012)

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui