AQN – Critica: Interestelar (2014)

Interestelar (2014): la humanidad se enfrenta a su extincion y debe lanzarse al espacio en busca de una esperanza de supervivencia, en este filme de Christopher Nolan

oferta software de facturacion electronica

    Critica: Interstellar (Interestelar)

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 1959 : Matthew McConaughey (Cooper), Anne Hathaway (Amelia Brand), Jessica Chastain (Murph), Matt Damon (Dr Mann), Michael Caine (Profesor Brand), David Gyasi (Romilly), Casey Affleck (Tom), Wes Bentley (Doyle), Topher Grace (Getty), Bill Irwin (voz de TARS)

Director – Christopher Nolan, Guión – Christopher Nolan & Jonathan Nolan

Trama: El futuro. La Tierra se está muriendo debido a las plagas y a la creciente saturación de hidrógeno en la atmósfera. La tecnología se ha reducido a lo básico – debido a la escasez de energía – y la gente se ha organizado en comunidades dedicadas a cultivar todo aquello que se pueda para saciar el hambre (y que no sea diezmado por las plagas). En una de esas comunidades vive Joseph Cooper, un antiguo científico de la NASA que se ha convertido en un metódico granjero. En compañía de sus dos hijos y de su suegro, Cooper y los suyos sobreviven como pueden mientras ven como las masivas tormentas de polvo y las plagas azotan sus magras cosechas. Un día la hija de Cooper, Murph, descubre misteriosos mensajes en código binario, ocultos en los tomos faltantes de la masiva biblioteca de la casa. Descifrando el mensaje, Cooper descubre la posición geográfica de una base secreta de la NASA – la última de su clase -, en donde un grupo de científicos lucha denodadamente por encontrar una salida para que la humanidad sobreviva a su extinción inevitable. Es por ello que el jefe del grupo – y antiguo mentor de Cooper en la NASA – le explica que la organización ha seguido enviando (en secreto) sondas al espacio, en busca de planetas habitables a donde la raza humana pueda exiliarse. Los candidatos posibles parecen estar en el otro confin del universo, ya que las sondas han atravesado un “agujero de gusano” – una puerta interdimensional que “dobla” el espacio y permite viajar una distancia gigantesca de años luz en cuestión de segundos – ubicado cerca de Saturno, y han remitido datos positivos. Ahora Cooper es el gran candidato para comandar la misión de investigación, aterrizando en cada uno de los planetas posibles y brindando una opinión certera sobre su posibilidad de adaptación para la vida humana. Pero se tratará de una travesía no exenta de sacrificio, ya que el viaje por el agujero de gusano demandará el consumo de décadas de tiempo terrestre en cuestión de horas – debido a la Teoría de la Relatividad -, implicando que Cooper nunca más verá a su familia. Y mientras que el motivo de la misión excede a los intereses personalesl, Murph – la brillante y rebelde hija de Cooper – se niega a aceptarlo. Distanciados padre e hija, Cooper se lanzará a la inmensidad del vacío en busca de una esperanza para la humanidad mientras Murph crecerá apadrinada por el líder del proyecto científico, transformándose en una brillante física. El tema es que Murph y los científicos de la NASA deben resolver cómo hacer que una masiva astronave logre vencer la tracción gravitatoria de la Tierra y pueda navegar en el espacio, cargando en su interior cientos de miles de supervivientes dispuestos a colonizar un planeta distante y desconocido. Y mientras el tiempo corre, los problemas se acumulan y los peligros no cesan, la misión parece haber llegado a una encrucijada imposible de resolver… a menos, claro, de que ocurra un milagro

    trailer de Interestelar

oferta software de sueldos
ofertas de software
ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP
ofertas software para estudios contables

        Interestelar El amor, en tiempos de la Teoría de la Relatividad. Interestelar es la última incursión en el cine fantástico de Christopher Nolan, un tipo que a esta altura ya se ha hecho un merecido lugar entre los directores mas grandes de la historia. Desde Memento hasta El Origensin olvidar esa joya que fue Batman: El Caballero de la Noche, y toda la trilogía del encapotado -, Nolan ha dado muestras de sobra de ser un tipo inteligente y talentoso, creando obras originales e innovadoras. Ahora es el turno de Nolan de imitar a Kubrick, creando su propio propio 2001, Odisea del Espacioun fetichismo que ha obsesionado (y han querido emular) tipos del calibre de Danny Boyle, Darren Aronofsky e, incluso, Steven Soderbergh -, generando una obra de ciencia ficción pensante y con aspiraciones metafísicas. El problema es que, después de un buen comienzo y un gran desarrollo, Interestelar termina metiéndose en un terreno tremendamente extraño en el tercer acto, el cual podrá ser aplaudido por la comunidad científica – después de todo, Nolan es un entusiasta del ensayo científico y sus obras están construídas con el asesoramiento de un ejército de especialistas – pero, para la plebe, tiene el sabor de un Deus Ex Machina tremendamente traído de los pelos.

El inicio del filme tiene su cuota de desprolijidades narrativas. A cuentagotas vamos descubriendo lo que pasó, pero uno nunca termina de entender el todo. Al parecer los recursos se agotaron, los gobiernos entraron en crisis, los ejércitos se disolvieron (¿cómo?; si se trata de una crisis terminal, ¿cómo van a mantener el control de las masas, devenidas en un seguro caos?; si el hambre prospera, ¿por qué no iniciar invasiones y genocidios para apoderarse de los terrenos mas prósperos?). En esa carestía de recursos y energía, Matthew McConaughey maneja una Ford F100 con un motor enorme, y opera un ejército de cosechadoras guiadas por GPS. El tipo cultiva maíz – aunque era un astronauta! – y lo debe vender en algún mercado local, el cual no ha sido arrasado por las turbas hambrientas de milagro. La frutilla del postre es el funcionamiento de las escuelas a nivel nacional, las cuales van a sacar libros de historia corregidos diciendo que nunca llegaron a la Luna y que todo fue una operación publicitaria montada en los medios para combatir a los malditos comunistas de la Unión Soviética – otra que “el relato” – , una barrabasada urdida para desalentar a la gente a ser cientificos y formarse como granjeros. Es un futuro plagado de inconsistencias y cosas traídas de los pelos, demasiado prolijo para ser un escenario pre-apocaliptico.

oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP
ofertas de software
ofertas software de gestion produccion

Las cosas no mejoran con la aparición de una serie de fenómenos en la casa de McConaughey, en donde los libros de la biblioteca se caen al piso y, al ver los huecos dejados en los anaqueles, uno – con demasiado tiempo libre – puede percibir una especie de mensaje en código binario. Las cosas se ponen mas absurdas cuando la tierra del piso forma una serie de rayas, las cuales presuponen ser la latitud y la longitud de una locación a la cual – esta fuerza sobrenatural que mueve libros – quiere que McConaughey vaya. El tipo se encarama a su pickup devoradora de combustible junto con su avispada hija y termina en una base oculta del gobierno en donde yace los restos de la NASA. Ahi se topa con un antiguo amigo y su apetecible hija, y se entera de que están preparando una misión interestelar para salvar la humanidad… y quieren que él la pilotee. ¿No era mas fácil llamar por teléfono? ¿Nadie sabía donde vivía McConaughey?. Si McConaughey no aparecía,¿la humanidad estaba condenada a la extinción, simplemente porque no encontraron un maldito piloto para comandar la nave?.

Las cosas se ponen mucho mejor en el Acto II, cuando la historia se mete en la exploración espacial y en el terreno de la teoría científica. Entre los trajes, los efectos visuales y la temática, hay momentos en donde Interestelar se aproxima a la visión de la ciencia ficción rusa de los años 50 y 60, ésa en donde los astronautas eran émulos de Cristobal Colón y formaban un puñado de temerarios adentrándose en lo desconocido, un terreno tan vasto como aterrador. Las cosas salen mal porque las naves no son mas que latitas de gaseosa algo mas sofisticadas, y sometidas a gigantescas presiones producidas por el vacío, las ráfagas gravitacionales y las presencia de todo tipo de amenazas subyacentes en el cosmos. Como dicen un personaje en un momento: “es estremecedor pensar que solo un par de milimetros de aluminio me separan de morir en el gélido vacío del espacio”.

Ciertamente los temas que toca el Acto II son fascinantes. La idea del arca de Noé embrionaria – llevar esperatozoides y óvulos para montar una colonia en algún lugar remoto del Universo, pensando en la superviviencia de la especie mas que en la supervivencia de los humanos actuales – es formidable (aunque, pregunto: ¿quien es la mujer que se quiere ofrecer como voluntaria para actuar como incubadora serial de colonizadores?). El tránsito por el agujero de gusano es estremecedor – una versión aggiornada del viaje estelar del climax de 2001, Odisea del Espacio -, lo mismo que la aventura alrededor del masivo agujero negro. Es como una versión de la serie Cosmos de Carl Sagan pero con actores de primera categoría. Y desde ya está el drama humano, con la hija que se niega a aceptar el abandono de su padre por una causa mucho mas heroica y humanitaria, como es adentrarse en el espacio para hallar el nuevo refugio que precisa nuestra especie.

Mientras que el Acto II está plagado de momentos brillantes – el planeta de las mareas gigantes; el gélido paraíso donde mora Matt Damon; el rescate de la nave interestelar a último momento de incinerarse en el reingreso a la atmósfera -, donde Interestelar mete la pata es en el Acto III. (alerta spoilers) Lo que uno asumía como angeles guardianes – seres extraterrestres que mandaban mensajes y pistas para que la humanidad encuentre una vía de salida -, se transforma en una solución tan absurda como insatisfactoria. Ok, el espacio se puede doblar, y puede que uno entre en una dimensión en donde pueda materializar sus pensamientos, e incluso viajar en el tiempo / espacio pero… ¿mandar mensajes tirando libros y esperando que alguien los descifre?. ¿Mandar un código Morse mediante el segundero loco de un reloj pulsera archivado desde hace décadas?. Es un momento en donde Nolan exige demasiado a la audiencia, un salto de fe que mi juicio, no lo amerita. Incluso el tema de recopilar información mediante el robot parlanchin, pensando en mandarla afuera… ¿cómo?. ¿Cómo pensaban mandar a a Tierra esos datos si no sale información mas allá del agujero de gusano (y mucho menos, de un agujero negro)?. Es como que el agujero negro es una gigantesca caja de Pandora que Nolan utiliza para atar el nudo a las diversas tramas argumentales, pero no deja de ser un recurso tremendamente rebuscado. Después le sigue el tema de recoger al sobreviviente en el espacio, el cual es llevado a bordo de una masiva nave interestellar que, en vez de llevar mas gente a bordo, prefiere gastar inútiles (y masivas) cantidades de espacio recreando granjas – museo o estadios de baseball. Es un climax estirado e insatisfactorio. Era mejor que los alienígenas existieran (después de todo la aparición del agujero de gusano es inexplicable), y que los héroes murieran mandando la data en vez de una retorcida reconciliacion en la recta final del filme (fin spoilers).

No creo que Interestelar sea la obra maestra de Nolan que todos proclaman. Es una pelicula épica, inteligente e intensa, pero tiene su cuota de cosas atadas con alambre que no me terminan de cerrar. Olviden el espectáculo visual, dejen de lado las excelentes actuaciones, vean la lógica de la trama. Yo creo que Inception, aún con todos sus defectos, es superior a Interestelar y, en especial, su final era mucho mas mistico y satisfactorio. Como suele pasarle a los genios, a veces su inteligencia los acerca tanto al Sol que el procedimiento termina por incendiarle las alas… y aquí algo de ello ocurre, en donde hubiera sido preferible modelar otro final menos excéntrico para culminar con éxito lo que debería haber sido una segura obra maestra.

 

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui