AQN – Critica: Hot Fuzz (2007)

Critica de Hot Fuzz (2007): un neurotico policia llega a un pueblito donde nada es lo que parece, en esta comedia de culto con Simon Pegg

ofertas software para estudios contables

    Critica: HOT FUZZ / ARMA FATAL

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

GB / Francia / USA, 2007: Simon Pegg (Nicholas Angel), Nick Frost (Danny Butterman), Timothy Dalton (Simon Skinner), Jim Broadbent (inspector Frank Butterman), Edward Woodward (Tom Weaver)

Director – Edgar Wright, Guión – Edgar Wright & Simon Pegg

Trama: Nicholas Angel es un oficial de la policía londinense, el cual es excesivamente eficiente en su trabajo. Temiendo un desborde – amén de que su desempeño los deja en ridículo – sus inoperantes compañeros y su jefe deciden ascenderlo al cargo de sargento y lo trasladan al minúsculo pueblo de Sandford, en donde no ocurre un crimen desde hace 20 años. El neurótico Angel se desespera con la insípida rutina diaria y, lo que es peor, la banalidad de sus nuevos compañeros de seccional; pero pronto Angel comienza a descubrir una serie de incidentes sospechosos relacionados con la muerte de algunos locales, decesos que han sido declarados accidentes por parte de las autoridades. Poco a poco Angel detectará una densa conspiración por parte de los individuos mas prominentes del pueblo, los cuales se han puesto de acuerdo para disfrazar sus pasos y esconder las pistas; y es que todo ello tiene que ver con la inminente evaluación para el concurso de Pueblo del Año, un galardón que Sandford ha ganado de manera consecutiva desde hace dos décadas. Y no pasará mucho tiempo antes que Angel, en la mas completa de las soledades, deba enfrentarse a los gerontes que administran el pueblo, los cuales están decididos a asesinarlo y ocultar su cuerpo antes de la llegada de los jueces del certamen.

    trailer de Hot Fuzz  

ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP
ofertas de software
oferta software de sueldos
ofertas software de gestion produccion

      Hot Fuzz (Arma Fatal) Shaun of the Dead (2004) puso en el mapa a Edgar Wright, Simon Pegg y Nick Frost, un trio que pronto se convirtió en un favorito del público y que comenzó a generar su legión de seguidores. No sólo arremetieron con una de las mejores comedias de terror de las últimas décadas, sino que contribuyeron al relanzamiento del género zombie (junto con otros títulos como 28 Días Después y la remake de El Amanecer de los Muertos), el cual emergió como una fiebre que continúa hasta nuestros días. Pero, además, Shaun of the Dead sirvió para demostrar que el trío era un grupo de comediantes de la hostia, inteligentes y graciosos y capaces de manejar lo que les viniera en suerte. Es así como decidieron volver a reunirse en el 2007, dando a luz a Hot Fuzz, una hilarante parodia a las películas de acción y la cual termina por reafirmar sus quilates como comediantes de gran altura.

En sí, uno podría decir que Hot Fuzz es un híbrido entre Harry el Sucio y El Hombre de Mimbre (1973) (e incluso su protagonista Edward Woodward figura aquí en un papelito). Un tipo llega a un pueblo inglés y descubre una conspiración… y no hay nadie en el maldito pueblo en el cual pueda confiar. Y si bien el personaje de Woodward en The Wicker Man era un cínico ingenioso, aquí se ha trocado por la personalidad neurótica y fascistoide del Harry Callaham de Clint Eastwood: tolerancia cero al crimen, dedicación total al trabajo, existencia cero de vida personal después de la oficina, y un tratamiento hacia los ofensores de la ley que bordea la brutalidad policíaca. Es sumamente gracioso ver a Pegg – un tipo con imagen de quisquilloso o pusilánime – ir contra natura y morder con ganas un rol que no es el suyo, saliendo victorioso en el intento. En todo caso, es una clara demostración de que Pegg es un actor de la hostia, ya que acomete algo similar en la última entrega de la Trilogía del Cornetto con Bienvenidos al Fin del Mundo, haciendo de un bebedor mujeriego y fracasado.

oferta software de sueldos
ofertas de software
ofertas en software ERP
ofertas software de gestion produccion
ofertas software para estudios contables

El filme se da el lujo de rodearse de un cast de viejas glorias, incluyendo el mencionado Woodward, Paul Freeman (Los Cazadores del Arca Perdida), Jim Broadbent, Bill Nighy, Stuart Wilson (Arma Mortal 3), David Bradley (la saga de Harry Potter) y y una parva de talentos mas jóvenes como Paddy Considine, Martin Freeman, y Joe Cornish. Pero quizás el más sorprendente es Timothy Dalton, el que se relame como uno de los villanos principales. A mi Dalton siempre me dió la impresión de estirado y de tipo falto de humor – sus perfomances como 007 fallaban miserablemente a la hora de meter los correspondientes bocadillos de comedia -, pero el hombre ha demostrado su talento para la comicidad después de haber abandonado la saga del conocido agente secreto, en titulos como The Beautician and the Beast (1997), Looney Tunes: De Regreso a la Acción o el filme que ahora nos ocupa. No es Jim Carrey, pero al menos destila simpatía y se anima a burlarse de su imagen estoica.

La película está plagada de momentos surrealistas, como Woodward indignado y pidiendo a gritos la captura de un hombre-estatua que afea las calles, la denodada captura de un cisne perdido, la superficialidad abismal de los policias locales – que a todas las muertes violentas las catalogan como “accidentes”, tan sólo para evitar el papeleo -, o el descubrimiento de que todo se trata de una conspiración para ganar el premio del pueblo mas bonito de Inglaterra. Contrastando con la pasividad (y el discurso autista) de los pobladores está Pegg, un neura de aquellos y un tipo que mastica rabia las 24 horas ya que no se saca el uniforme ni para dormir. El choque entre la bobada y el neurotismo termina por destilar los mejores gags del filme, a los cuales se acopla Nick Frost como el ñoño policía de pueblo que se imagina que Pegg es una especie de Rambo que vive sus días a pura persecución y balacera. Entre ello, la dirección hiperkinética de Edgar Wright y las ocurrencias del libreto, no hay un minuto de desperdicio en todo el filme. Ok, al principio es de combustión lenta pero basta con que Pegg comience a sondear un poco en el pueblo como para que el libreto levante vuelo y no afloje jamás.

Hot Fuzz es un delirio armado de manera impecable. Estos tipos se regodean parodiando secuencias de acción de películas ultraconocidas (como Point Break o Bad Boys), y las recrean de la manera mas incorrecta posible – la balacera final con los gerontes del pueblo me parece una genialidad asombrosa -. Todo es un deleite ya que confluyen grandes actores, un excelente libreto y una dirección impecable, dando a luz una de las mejores comedias de los últimos tiempos, y una de las cintas favoritas de quien redacta estas lineas.

  LA TRILOGIA DE LOS TRES SABORES DEL CORNETTO Shaun of the Dead (2004) – Hot Fuzz (2007) – Bienvenidos al Fin del Mundo (2013)    

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui