AQN – Critica: La Hora del Espanto (1985)

La Hora del Espanto (1985): un adolescente y un antiguo actor de cine de terror deben enfrentarse a un vampiro real en esta comedia de culto. Critica de la pelicula

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui

    Critica: FRIGHT NIGHT

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 1985 : William Ragsdale (Charlie Brewster), Chris Sarandon (Jerry Dandridge), Roddy McDowall (Peter Vincent), Amanda Bearse (Amy Petersen), Steven Geoffreys (Ed ‘Evil’ Thompson), Jonathan Stark (Billy Cole), Dorothy Fielding (Judy Brewster)

Director – Tom Holland, Guión – Tom Holland

Trama: El adolescente Charlie Brewster se encuentra flirteando con su novia Amy en su habitación cuando divisa una mudanza a plena medianoche en la casa contigua. Charlie se inquieta al ver que uno de los objetos de la mudanza es un sarcófago. A la mañana siguiente se entera por las noticias que una prostituta ha aparecido muerta, y resulta ser la misma chica que él ha visto ingresar a la casa del vecino. Comenzando a recolectar pruebas, llega a la conclusión que el misterioso Jerry Dandridge – el nuevo dueño de la casa – es un vampiro; pero ni sus amigos ni la policía le creen. Tras ser amenazado por Dandridge, Charlie decide recurrir al héroe de su infancia: un antiguo ícono del cine de terror y actual presentador de filmes baratos a medianoche, el actor Peter Vincent. Tomando a Vincent como si fuera un verdadero cazador de vampiros, lo obliga a que le realice un test de vampirismo a Dandridge. Pero las cosas se saldrán de control cuando Vincent descubra que Dandridge es un vampiro real… y éste se dé cuenta.

    trailer de La Hora del Espanto  

ofertas software de gestion produccion
ofertas software para estudios contables
oferta software de sueldos
ofertas en software ERP
ofertas de software

  La Hora del Espanto El cine de terror tradicional se encontraba en declive a finales de los años 70. La avalancha de títulos de la Hammer, AIP, Amicus y otros tantos estudios había terminado por saturar el género, y numerosas figuras clásicas del rubro habían caído en decadencia, como los vampiros, los hombres lobos y los Frankensteins de turno. En los ochentas comenzaría una nueva movida: primero vendría el auge del slasher con títulos como Halloween y Martes 13, los que incorporarían figuras siniestras novedosas para el nuevo público; y por el otro lado, se comenzaría a desconstruir los mitos tradicionales, volcándolos con un giro auto paródico. Precisamente la primera movida de esta última línea temática sería el clásico Un Hombre Lobo Americano en Londres (1981) de John Landis, que combinaba perfectamente terror con comedia. La Hora del Espanto hace por los vampiros lo mismo que Landis había generado por los lobizones.

Fright Night sigue siendo un título que se mantiene muy bien en pie a pesar de los años. El tema pasa por el equilibrio que le pone el director Tom Holland al relato, que roza la perfección. La primera hora es comedia y está hecha con simpatía y calidez, como homenaje a los títulos clásicos del género – en realidad, la mayoría del libreto de La Hora del Espanto abreva en la novela Drácula de Bram Stoker (otra chica que resulta ser la reencarnación de la mujer del vampiro; hay otro esbirro humano asistiendo al chupasangre de turno) así como en las adaptaciones de la Hammer, como el final del filme que revive el climax de la versión 1958 con Peter Cushing y Christopher Lee -. Hay una sospecha sin confirmar que sirve para acumular otras sospechas, hasta que salta la verdad y de manera muy fea. Como el adolescente de turno está solo en esto, decide recurrir a un actor en declive que fuera un ícono del cine de horror en su momento – Peter Vincent, combinación de los nombres de Peter Cushing y Vincent Price, y encarnado aquí por Roddy McDowall -, ya que considera que la amenaza es real y que las reglas para combatir el vampirismo (dadas por Hollywood) son reales. Termina siendo lo mismo que si hubiera llamado a Elvira o a Vampira. El tipo le sigue la corriente y, cuando por error descubre que el sospechoso de marras es un vampiro real, las cosas se ponen realmente espesas.

Con lo cual pasamos a la última hora, en donde la película entra en modo de terror a full. Como dicen los americanos, Holland entrega como corresponde la mercadería y desata una excelente batalla campal dentro de la casa. El filme cuenta con muy buenos efectos especiales para su época, y el diseño de los vampiros es uno de los mejores que yo recuerde: esas bocas deformes con centenares de colmillos…

ofertas de software
ofertas en software ERP
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas software de gestion produccion

La Hora del Espanto no deja de ser cine de terror para adolescentes con un tufillo postmodernista (como si hubiera sido escrita por el Kevin Williamson de la saga Scream). Todos los involucrados conocen las reglas del vampirismo; el chupa sangre de turno se mofa de los clichés sobre su especie – algo tomado de Conde Yorga, Vampiro – y está perfilado físicamente sobre el mismo molde de la versión 1979 de Drácula con Frank Langella (Chris Sarandon se ve identico en la mayoría de los planos). El problema es que, mientras que Sarandon destila sensualidad, no tiene demasiada idea de cómo resultar amenazante (al menos, no sin prótesis faciales) y eso lo diluye un poco como villano. Por otro lado McDowall está ok, pero no deja de ser McDowall en levita, repitiendo todos sus tics de siempre. El único ladrón de escenas es Steven Geoffreys, que la pasa bomba sobreactuando salvajemente. Curiosamente en una escena, Sarandon le tiende una mano y le dice “yo sé lo que es ser diferente”; el tema es que Geoffreys (al igual que Amanda “Casados con Hijos” Bearse y Roddy McDowall) era homosexual en la vida real, y esa línea del libreto termina sonando con otras connotaciones. El otro dato para la trivia es que Geoffreys, luego de ser una estrella adolescente, desaparecería de Hollywood para terminar rodando (hasta el día de hoy) filmes porno gay (!?).

La Hora del Espanto es excelente; es cómica, tiene sus buenos sustos, y tiene unos vampiros formidables. Es simpática por donde se la mire, y está muy bien construída. Quizás el villano y el héroe podrían haberse desarrollado mejor, pero no es un detalle importante. Lo que importa es el entrenimiento y aquí es muy sólido.

FRIGHT NIGHT La Hora del Espanto (1985) – La Hora del Espanto 2 (1989). Noche de Miedo (2011) es la remake del primer filme, y Noche de Miedo 2: Nueva Sangre (2013) es una secuela directa a video    

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui