AQN – Critica: Hellboy 2: El Ejercito Dorado

Hellboy II: El Ejercito Dorado. El muchachote rojo regresa para pelear contra un principe elfo que quiere destruir a la humanidad, con Ron Perlman y la direccion de Guillermo del Toro. Critica del film

software de facturacion para hoteles Datahouse Company

    Critica: HELLBOY II: THE GOLDEN ARMY

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2008 : Ron Perlman (Hellboy), Selma Blair (Liz Sherman), Doug Jones (Abe Sapien), James Dodd (Johann Krauss), Jeffrey Tambor (Tom Manning), John Alexander (Johann Krauss), Luke Goss (principe Nuada), Anna Walton (princesa Nuala)

Director – Guillermo del Toro, Guión – Guillermo del Toro basado en el comic de Mike Mignola, Musica – Danny Elfman

Trama: En una época ancestral, los humanos entraron en guerra con los seres fantásticos. El rey del mundo mítico decidió crear a un ejército de guerreros mecánicos pero, atormentado por su poder devastador, decidió enclaustrarlos y llegar a una tregua con los hombres. Ahora, en la época actual, el príncipe Nuada ha reclamado el trono y el control de la corona mágica que permite controlar al ejército dorado para lanzarse en una guerra exterminadora contra la humanidad. Pero la corona ha sido partida en tres pedazos y Nuada sólo ha obtenido los dos primeros. Su hermana, la princesa Nuala, conserva para sí la pieza restante y acude a la ayuda de Hellboy y sus camaradas del Buró para la Investigación y Defensa Paranormal. Pero los esfuerzos de detener a Nuada resultan vanos, y todo presagia de que nadie podrá impedir al príncipe para que reviva el ejército dorado y desate el holocausto sobre la Tierra.

    trailer de Hellboy II. El Ejercito Dorado  

ofertas de software
ofertas software para estudios contables
ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP
oferta software de sueldos

  Hellboy II: El Ejercito Dorado Hellboy II: El Ejercito Dorado es la primera secuela del film del 2004 basado en el comic de culto de Mike Mignola y publicado por Dark Horse. La primera entrega había resultado en un sólido producto, y obtuvo un buen rendimiento en taquilla – aunque lejos de ser espectacular -. Pero la continuación de las andanzas del muchachote rojo (y con cuernos) demoraría 4 años en concretarse, en buena parte porque la productora Revolution Studios tuvo el presentimiento de que el personaje no daba para una franquicia popular. Habiendo salido de los negocios, Revolution Studios le pasó la licencia a la Universal quien le dió luz verde a del Toro para que se despachara con una nueva entrega.

Las buenas noticias son que Hellboy II: El Ejercito Dorado es un film superior al original en muchos aspectos pero a su vez tiene un par de defectos menores que terminan por ser molestos y desmerecen el resultado final. La mejor definición para el film es que es un caos genial, pleno de fantásticos seres, excelentes efectos especiales, grandes escenas de acción y formidables personajes, unidos por un libreto desparejo en ritmo y claridad. Mientras que el primer film se mandaba para el lado sobrenatural, Hellboy II entra directamente en el terreno de la fantasía, como una adaptación salvaje de El Señor de los Anillos. El villano es la versión demoníaca de Legolas, y existen mundos paralelos a nuestro presente actual en donde habitan duendes, trolls y elfos.

El primer problema pasa por el grado de exposición de la premisa de la historia, que a veces va rápido y que plantea – en el camino – que se acepten otros postulados secundarios que son bastante difíciles de imaginar. Como buen director, del Toro apura el tranco en dichos momentos como para que el público no piense en preguntas – ¿cómo el príncipe Nuada sobrevive bajo Nueva York? ¿cómo es que reside el mundo fantástico del Mercado de los Trolls bajo la gran manzana? ¿cómo llega Nuada a Irlanda? -. En especial el tema del Mercado de los Troll es difícil de concebir, simplemente porque el lugar geográfico – Nueva York – carece de un aura mística que resulta imprescindible para hacer potable el concepto (Harry Potter también establecía mundos paralelos al presente, pero al menos Inglaterra tiene mayor misticismo que la mundana Gran Manzana; aquí el libreto sigue un sendero similar a la serie donde también trabajó Ron Perlman La Bella y la Bestia). Otro detalle que pesa en el relato es el comienzo a todo ritmo, lo que termina por devorar a los personajes en esa primera instancia. La primera mitad de Hellboy II no tiene mucha fluidez narrativa aunque sí puro entretenimiento; y recién cuando se callan un poco las explosiones y los FX – a partir del bonito dueto de Hellboy y Abe entonando una canción de Barry Manilow -, es cuando el relato y los personajes entran en calor. Sólo ahi es cuando el público termina por engancharse con la historia.

oferta software de sueldos
ofertas de software
ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP
ofertas software de gestion produccion

Pero también la incursión en el terreno fantástico plantea incompatibilidades, especialmente cuando el relato salta entre la Nueva York actual al mundo de las criaturas místicas y viceversa. Es como si se trataran de dos excelentes películas – una de acción y otra de fantasía – que van en paralelo, y el cambio de un escenario por otro altera el clima y el humor del espectador. Uno se fascina por la interminable imaginación de del Toro – las hadas de los dientes, el Mercado de Trolls, el angel de la muerte – pero por otro lado, terminamos en secuencias con criaturas monstruosas en medio de una ciudad moderna al mejor estilo Men in Black. En la primera Hellboy eso no se notaba tanto – era una aventura urbana, después de todo -, pero al alternar entre los dos mundos el público se debe reacomodar para volver a engancharse con la película que había dejado colgada un rato antes – la de acción o la de fantasía -. Y dichos cambios suelen ser bruscos.

Como en la película anterior, el villano está ok pero no es memorable. Inspira un poco más de amenaza, y al menos la construcción del mecanismo argumental de la conexión fantástica entre los gemelos le da cierto misterio. Pero del mismo modo, en el clímax uno termina por plantearse preguntas – si los príncipes sienten lo mismo, ¿acaso no se podría llegar a una conclusión similar a la del film muchísimo antes? Del mismo modo, ¿por qué Liz no tomó semejante decisión en los primeros minutos de la película? -, lo que indica que al guión le faltaba una pequeña pulida final. Así como está Hellboy 2: The Golden Army es una fantasía exhuberante de creatividad, pero desprolija a la hora de suavizar y redondear el argumento. Simplemente es una excelente historia a la que le faltaban 5 minutos más de horno. Y al rato de ingerirla comienza a ser un detalle que se nota.

HELLBOY Hellboy (2004) – Hellboy II: El Ejército Dorado (2008)    

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui