Arlequin: Critica: La Habitación del Pánico (2002)

Critica de cine fantástico y de culto, peliculas de estreno.

Volver al Indice – Critica de Cine Fantástico y de Culto

una crítica del film, por Alejandro Franco


5 atómicos: excelenteUSA, 2002: Jodie Foster (Meg Altman), Kristen Stewart (Sarah Altman), Forest Whitaker (Burnham), Dwight Yoakam (Raoul), Jared Leto (Junior)

Director: David Fincher – Guión: David Koepp

Trama: Meg Altman viene de un divorcio difícil. Aprovechando la fortuna que cobró de su ex marido, ha decidido alquilar una lujosa mansión en el corazón de Nueva York, la que perteneciera a un millonario recientemente fallecido. Tras elegirla decide – junto a su hija Sarah – pasar la primera noche allí, esperando que en la semana le lleguen el resto de los muebles. Pero un trío de ladrones ha irrumpido en la mansión, confiados de que la misma estaba desierta, y esperando hallar la caja fuerte secreta que el millonario escondía en su “habitación del pánico” – un cuarto blindado, abarrotado de provisiones para varias semanas y dotado de cámaras de seguridad y líneas de teléfono para comunicarse con la policía en caso de que la casa fuera tomada por asalto -; pero al toparse con Meg, ésta atina a tomar a Sarah del brazo, arrastrándola a la habitación del pánico y logrando encerrarse en ella. El problema es que la mayoría de los servicios del cuarto fortificado están inhabilitados y Meg no tiene señal del celular debido a sus paredes blindadas con acero. Y mientras la desesperada madre busca por todos los medios mandar un mensaje de auxilio al exterior, los asaltantes se aprestan a sitiar el cuarto, utilizando fuego y humo para obligar a las mujeres a salir de allí. Pero Meg es una mujer de muchos recursos y, lo que es mejor, ha notado que los ladrones se llevan mal entre ellos, lo que le da una chance para intentar dividirlos y crear una oportunidad – fugaz siquiera – para poder escapar de la casa y pedir ayuda antes que los criminales la acribillen junto con su hija.

Arlequin: Critica: La Habitación del Pánico (2002)

La Habitación del Pánico es el filme que le quedó a Fincher en el medio del clasicazo El Club de la Pelea (1999) y Zodiaco (2007). Se ve que David Fincher se toma su tiempo para sus proyectos y, para matar la espera, filma videos musicales para algunas super estrellas. La premisa es simple: hacer Duro De Matar en una casa enorme, solo que con un enfoque minimalista y con una heroína inexperiente. El por qué una madre recién divorciada (y su hija tomboy, la siempre agreta Kristen Stewart!) deciden alquilar una casa del tamaño de la mansión Wayne para ellas solas es un misterio. ¿Es para demostrar que tienen mucha plata o para chuparle la sangre a su ex marido que se consiguió una mina mas joven y debe mantenerlas?. La casa es horrible, monumental, deprimente: no solo por lo vieja sino por lo gigante. ¿De qué sirve que uses solo dos habitaciones para dormir y tengas que bajar tres pisos para prepararte un sandwich a las tres de la mañana?. Tanto espacio vacío es aterrador, y es una fortaleza extremadamente sensible a la irrupción de los ladrones porque hay ventanas y entradas por doquier y no hay un super sistema de alarma que pueda monitorear todo. Dejando de lado esta estupidez – de por qué dos mujeres solas alquilarían un castillo para vivir -, lo que sigue es notable. Porque las chicas han descubierto que el paranoico dueño anterior – un millonario que espichó – ha construído una habitación del pánico, un cuarto fortificado en el último piso con lineas telefónicas independientes, alimento de reserva y cámaras que le permiten monitorear en todos lados… un búnker donde refugiarse por si una horda de ladrones decide tomar por asalto la casa.

Y eso es lo que pasa.

He aquí Jared Leto en uno de esos papeles de los que nadie se acordaba hasta que ganó un Oscar por The Dallas Buyers Club. Leto es el ambicioso nieto del finado ex-dueño de la casa, que sabe que hay una fortuna escondida en ella. Forest Whitaker es el ex constructor de habitaciones del pánico para millonarios, que sabe cómo fue construida ésta y sabe que la caja fuerte con la plata está allí. Y Leto trae a un extraño (Dwight Yoakam), el cual tiene los cables pelados: nadie sabe de dónde salió, pero el tipo viene armado, tiene instinto asesino y no duda un segundo en meterle el cañón de su pistola en la boca al primero que lo contradiga, sea parte de la sociedad o no.

Desde ya, el factor desequilibrante es Yoakam, que tiene los nervios a flor de piel; Leto grita y hace berrinches, y Whitaker es la mente fría del grupo, el de las soluciones creativas, pero Yoakam no tiene tanta paciencia. Cuando se enteran – ni bien penetran en la casa – de que hay gente adentro y que hay que secuestrarla antes de que llamen a la policía, el tipo solo piensa en “limpiarlos”. La Foster (magnífica como siempre) y la pasmada de la Stewart se refugian en la habitación del pánico del título, y pronto comienza el asedio. Como Die Hard, la Foster comienza con soluciones creativas, intenta mandar mensajes de luz a un vecino a través de una canaleta que encontraron en el cuarto blindado, hacen incursiones furtivas para rescatar un celular, o logran conectar la linea telefónica directa del refugio. Los villanos, por su parte, van con planes que van desde la asfixia hasta raptar al ex y exigir un intercambio de prisioneros… en donde el balance de la partida se da vuelta.

PortalColectivo, tu guia de colectivos urbanos en internet: recorrido de lineas de Capital Federal, Gran Buenos Aires y principales ciudades del interior de Argentina

(alerta spoilers) Lo glorioso del filme es ver a Fincher manipulando las situaciones y dejando a la Foster con todas las emociones a flor de piel. Es una madre desesperada y, cuando pierde los estribos, no es una persona que se derrumba sino una pasada de adrenalina, creativa y hasta peligrosa. La manera en que da vuelta el juego es fabuloso, en especial porque ahora ella es la que asedia a los ladrones que quedaron encerrados en el cuarto del pánico. Todo lo que inventa la Foster para complicar la salida de los chorros – y recuperar a su hija, que ha quedado encerrado con ellos debido a un serio bajón de azúcar que ha agravado su diabetes – es genial, es una leona persiguiendo a tipos súper peligrosos a lo largo de una casa infernalmente enorme, un territorio plagado de trampas donde ella – dueña de la casa – esta decidida a no dejarlos ir – (fin spoilers).

La Habitación del Pánico es uno de los mejores filmes de David Fincher. Quizás no sea un clásico revolucionario a lo The Fight Club o Se7en, pero es un thriller estupendo, formidable, con un final glorioso y con un elenco de lujo que está dispuesto a dar todo para hacer la anécdota mas creíble… y mas feroz.

DAVID FINCHER

Alien 3 (1992) – Se7en, Pecados Capitales (1995) – El Juego de la Muerte (1997) – El Club de la Pelea (1999) La Habitación del Pánico (2002) – Zodiaco (2007) – El Curioso Caso de Benjamin Button (2008) – La Chica del Dragón Tatuado (2011) – Perdida (Gone Girl) (2014)