Guión Casino Royale 2006 – comentarios sobre el borrador del libreto

>> VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS Y NOTICIAS MUNDO 007

Ya algo habíamos dicho sobre el borrador del guión de Casino Royale 2006 que circula en la web. Sin embargo nos topamos con una análisis muy interesante publicado en filmforce.ign.com que profundiza sobre el mismo. Decidimos traducirlo y publicarlo – el original pueden verlo en http://filmforce.ign.com/articles/689/689485p1/ – por Alejandro Franco

El reporte de Stax : una review del guión de Casino Royale 2006

Stax se reporta, relatando cuál fue mi reacción hacia el libreto del próximo film de James Bond, Casino Royale. El libreto de 112 páginas escrito por el nominado al Oscar Paul Haggis está fechado 12 de Diciembre de 2005. Es una re escritura del guión original desarrollado por los veteranos escribas de la serie, Neal Purvis & Robert Wade, basada en la primera novela escrita de Ian Fleming. La producción de Eon actualmente se está filmando en Praga bajo la dirección de Martin Campbell para ser estrenada por Sony el 17 de Noviembre de 2006.

Daniel Craig ha sido llamado para ser el sexto 007 de la pantalla de plata. Judi Dench repite su rol como la jefa de Bond, M. El elenco incluye a Eva Green (Cruzada) como la chica Bond Vesper Lynd, Mads Mikkelsen (Rey Arturo) con el villano Le Chiffre, Jeffrey Wright (Syriana) como el agente de la CIA Felix Leiter, Giancarlo Giannini (Hannibal) como Mathis, Caterina Murino como Solonge, Simon Abkarian (La verdad acerca de Charlie) como Dimitrios, Tobias Menzies (Brutus en la serie de HBO Roma) como Villiers, Ivana Miliecevic (Love Monkey) como Valenka, Clemens Schik como Kratt, Ludger Pistor como Mendel y Claudio Santamaría como Carlos.

ofertas software de gestion produccion

Como es ya conocido, Casino Royale relanza la franquicia Bond del mismo modo como la Warner Brothers hizo con Batman Inicia y la serie del cruzado encapotado. Sin embargo, los anteriores filmes de Batman habían terminado con resultados fallidos de taquilla. La serie Bond, por otro lado, tuvo el mayor pico en muchos años con el box office de Otro Dia Para Morir. ¿Entonces por qué los poderosos dejaron ir a Pierce Brosnan y decidieron jugarse alterando algo que era exitoso?

La respuesta es que los productores de Bond siempre hicieron eso. Después que Sean Connery abandono el el volcán hueco de Blofeld en Solo Se Vive Dos Veces, Bond regresó en la persona de George Lazenby por una realista (y más fiel a la novela) entrega en Al Servicio Secreto de Su Majestad. Después que Roger Moore fue lanzado al espacio en Moonraker, volvió a la tierra para la mas modesta Solo Para Tus Ojos. Después que Moore dejó su licencia para matar – tras la despreciada En La Mira De Los Asesinos -, un seguro e insensible Timothy Dalton regresó a Bond a su dramático realismo en Su Nombre Es Peligro. Y ahora, después que Pierce Brosnan y Halle Berry correteaban en un auto invisible en Otro Dia Para Morir, Daniel Craig tiene que asumir la responsabilidad de regresar al agente secreto de Fleming a sus bases. En cada caso, un cambio radical de dirección fue hecho con el filn de recordar al público que Bond es un personaje de carácter y no una simple cifra entre las escenas de acción.

Debe notarse, de todos modos, que todos estos intentos de “regreso a Fleming” no fueron tan taquilleros como sus predecesores. No soy un pronosticador del box office por lo que no voy a aventurar si Casino Royale romperá esa rutina. Solo diré que la franquicia Bond es mucho mas resistente y vendedora que lo que sus detractores (y a veces, los mas apasionados fans) puedan pensar.

Intentaré dar la menor cantidad de detalles reveladores (spoilers) que pueda. Igualmente estoy remarcando la ADVERTENCIA DE SPOILERS para quienes sean sensibles a la naturaleza del material.

Primero, quisiera detallarme sobre algunos rumores que pululan on line. No hay una nueva organización terrorista tipo SPECTRE, no hay paises ficticios en los cuales figure la acción, ni tampoco hay un malvado dueño del Casino. Casino Royale no está relacionada con el lavado de dinero (es la premisa inicial y Le Chiffre no está relacionado con eso). Hay un villano misterioso, Mr. White, que aparece algunas veces y puede ser parte (o no) de una organización mayor. Pero en ningún caso es algo similar a SPECTRE.

Wright hace de Felix Leiter, pero en el guión no hay dicho personaje; si hay un caracter que puede ser fácilmente el. Facilmente se puede hacer un cambio de nombre y de algunos diálogos, y solucionarlo. Tampoco está Q o Monneypenny. No significa que no puedan aparecer, pero no están explicitados (hay varios personajes sin nombre aquí). El clasico Aston Martin así como su versión moderna están, lo cual no significa que no pueda estar Q proveyendo a Bond con una tonelada de gadgets en un agregado a último momento. Hablando de gadgets, hay unos pocos muy buenos pero nada fantasioso. Son prácticos y, al contrario de los chismes del último film Bond, posiblemente existen en el mundo real actual.

Casino Royale es la historia de un hombre cuyo caracter le permite resistir una tragedia y que, finalmente, los transforma en el espía que precisa ser. Ese hombre se llama James Bond, y le gustan los martinis, Aston Martins y mujeres bonitas. Como el director Campbell prometiera, Casino Royale es de naturaleza cercana a Dr. No y Desde Rusia con Amor que cualquier otro film reciente. Dejando de lado unas cuantas persecuciones y escenas de acción, es un film más pequeño basado en el desarrollo de caracteres. Es algo intermedio entre Jason Bourne y John Le Carre.

El guion en su base tiene a Bond, recientemente transferido de las fuerzas SAS a la sección 00 del Mi6, develando una parte de un plan terrorista que él no termina de entender. Es un hombre impulsado por el ego pero, como el Capitan Kirk, siempre se las arregla para ganar y justificar su conducta desordenada. Se enorgullece de ser capaz de leer a la gente. Conoce todos los angulos, calcula todo… Bond pronto aprenderá qué tan arrogantes e incorrectas son sus presunciones.

Después de matar a un constructor de bombas a sueldo (no hay similaridad aquí con el tiroteo a un hombre inocente desarmado en Londres el ultimo año, así que dejen de hacer alharaca), Bond quiere encontrar a quien quiso contratar al terrorista y cual es su objetivo. La investigación de 007 lo lleva a las Bahamas y Miami donde descubre que el intermediario Dimitrios está relacionado con Le Chiffre, un banquero de terroristas y del crimen organizado internacional que debería haber sido muerto en Irak cuando Saddam Hussein todavía estaba en el poder.

En la novela de Fleming, Le Chiffre era un agente comunista que administraba fondos de los soviéticos, y que los había perdido en una serie de inversiones en burdeles. Debía regresar el dinero a sus patrones a través de ganar en una partida de baccarat de alto nivel en el casino del título. Bond, el mejor jugador en el servicio, era enviado por M para derrotar a Le Chiffre, humillarlo y asegurarse que los Rojos no consiguieran el dinero. Mi6 no queria matarlo porque no querían convertirlo en un martir de la causa. Obviamente, en la versión contemporánea, la trama precisa ser aggiornada.

Le Chiffre aun sigue perdiendo el dinero de sus clientes (gracias a la directa intervención de 007, lo cual es una buena mejora de la historia de Fleming), y necesita ganar en un juego multimillonario de poker en el Casino Royale en Montenegro. 007 es enviado a derrotarlo, e intentar convertirlo hacia los británicos. La oferta de los ingleses es que le garantizarían seguridad a cambio de información. Yo sé lo que uds. están pensando. ¿Por qué no secuestrarlo o llevarselo en custodia?. Pero de ese modo, los fondos perdidos de Le Chiffre podrían haber terminado en manos de otros poderes enemigos Bah, lo mismo podría decirse del relato de Fleming. La realidad es que, si no hay partido entre Bond y Le Chiffre, no habría historia. Es simplemente la excusa central del relato.

ofertas software para estudios contables
ofertas de software
oferta software de sueldos
ofertas en software ERP
ofertas software de gestion produccion

Vesper Lynd es la burócrata del Tesoro enviada por los británicos para supervisar la perfomance de Bond; ella es la única tirando de las cuerdas, y la que decide si Bond sigue apostando (con fondos del gobierno) o retirarse. Como en la novela, el caracter de Vesper es puramente negocios y no es fácilmente digerido por Bond, pero ahora es mas charlatana y agresiva que su encarnacion de los años 50. Hay rastros de misterio y de un pasado problemático, pero ni por asomo es la chica golpeada del libro de Fleming. La Vesper de Fleming termina siendo una maníaca depresiva en el final. Esta Vesper es trágica pero no tan interesante como su antecesor literario. Lo explicaremos más adelante.

El plan del villano es posiblemente el menos impresionante pero el más plausible que uno haya visto en cualquier film Bond. Simplemente, se trata de conseguir dinero. No hay arma del juicio final. No hay intento de desestabilizar ningún país, dañar relaciones internacionales o incendiar una Tercera Guerra Mundial. El simplemente es un arriesgado renegado que quiere salvar su pellejo después de haberse excedido en su codicia. Este Le Chiffre no es grotesco o caricaturesco como Blofeld o Jaws, pero tampo es tan mundano como el Kristatos de Solo Para Tus Ojos o el Sanchez de Licencia Para Matar. Tiene algunos defectos físicos como cualquier villano Bond, pero aún así podemos creer perfectamente que un tipo así existe realmente.

Ahora entiendo porque Mikkelsen fue elegido antes que cualquier dulce y pitufesco intérprete parecido a Peter Lorre. Le Chiffre y Bond pasan retándose la mayor parte del tiempo en la mesa de juego. Ambos son hombres arrogantes que creen que pueden calcular todo y vencer cualquier obstáculo. Hay cierta terrible sensación en la necesidad de juego de Le Chiffre, que va mas allá y se transforma en un sentido de amenaza, aún cuando están simplemente jugando cartas, y Mikkelsen parece despedir dicha sensación.

De todos modos, disfruté el regreso a las bases de la historia. Las escenas de acción de las primeras cuarenta páginas compensan los ultimos actos, más dialogados y basados en caracteres. Bond maneja la acción, entra en una etapa de cambio de carácter, todo lo que lo que desarrollan los guionistas que deberá cumplirse. Pero el corazón de la historia, de la novela, y lo que separa a Royale de otros libros y films Bond, es la historia de amor entre 007 y Vesper.

En este ultimo caso, no estoy seguro de comprar la relacion desarrollada aquí entre Bond y Vesper. Hay algunos buenos momentos, pero no es tan venenosa o genuina como el romance descripto en la novela, o incluso entre el 007 de Lazenby y Tracy en Al Servicio Secreto de Su Majestad., que continúa siendo el definitivo romance de Bond de la pantalla, el mas emocionante y real, el único. Casino Royale es superior en el tema romántico que cualquier film 007 en los ultimos 20 años, pero hay ciertos cambios y omisiones de la historia de Fleming que no lo hacen simplemente el mejor de todos.

Lo que hace a la novela de Fleming funcionar así como la relación entre Bond y Vesper es que Bond, el supremo misógino que parece sólo querer acostarse con Vesper (o presionarla por no caer bajo su encanto), termina forzado a establecer un genuino lazo emocional con ella después de ser castigado en su hombría (sí, la escena del sacudidor de alfombras todavía permanece, pero no es tan estremecedora como el libro). Bond se enamora, cambia, cuida de la mujer antes que sólo desearla. Hacen el amor, ríen, pero hay una amistad y ternura entre ellos. Lo que hace que el final de la historia y la infame ultima frase sea más destrozadora de corazones.

Desafortunadamente en este guión, la recuperación de la tortura de Bond es tan breve que no pasa mucho hasta que él se encuentra a los arrumacos con Vesper y haciendo el amor. En el libro, Bond sufre un genuino trauma emocional como resultado de la tortura; la historia es acerca de la de – construcción de un hombre y el redescubrimiento de su sentido de propósito. Literal y metafóricamente, recupera sus cojones.

No sentí que las cosas fueran así en esta versión del script. Parece burdo, incompleto. Peor, la maravillosa escena entre Mathis y Bond en el hospital (que figura en el libro), donde 007 duda sobre su función en el mundo y se cuestiona si él es un buen o mal hombre, se ha transformado incluso en una escena de suspenso. Esa escena entre Mathis y Bond era crucial en la novela ya que inicia la transformación de Bond al final del libro, cuando él se asombra de caer en una treta despues de venir de caer en una.

¿Las depresiones de Vesper?. Desaparecieron. Hay rastros de viejos traumas (y su eventual destino es mas cinematográfico que el que concibió Fleming), pero nunca sentí la tremenda desesperación que Vesper transpira en la novela. La Vesper de Fleming no pertenece al mundo del espionaje y ella eventualmente cae bajo la presión. Es una víctima de su circunstancia. La Vesper del guión es estremecida por la pérdida de vidas, pero siento que pierde la pesada carga que llevaba en la novela. Podría decirse que es una Vesper Light.

Me hubiera gustado mas tiempo (5 o 10 páginas mas) gastados en Vesper y Bond para establecer una conexión emocional mucho más profunda. Que ellos se conectaran como gente antes que como amantes. Algo parecido hay, pero es un desperdicio considerando las cosas que el guión había construido bien hasta este momento.

Casino Royale exitosamente reintroduce a James Bond como un serio y excelente agente secreto para aventuras para las audiencias modernas. Sobre lo que se mostró en films pasados demuestra respeto, y mucho de la novela de Fleming permanece intacto, así que no siento que se haya bastardeado la historia. Lo que sí digo es que estoy confundido que la historia de Vesper y Bond desde el punto de vista emocional sea tan rústica. Después de todo, ese es el corazón de la historia, lo que la hace diferente de las otras peliculas Bond, y lo que hará que esta nueva versión para la pantalla sobreviva o se hunda por ella.

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui