AQN – Critica: Frankenweenie (2012)

Frankenweenie (2012): un niño revive a su mascota muerta en esta pelicula de animacion dirigida por Tim Burton. Critica del filme

software ERP de gestion comercial

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2012 : con las voces de Charlie Tahan (Victor Frankenstein), Catherine O’Hara (señora Frankenstein / nena rara / maestra de gimnasia), Martin Short (Edward Frankenstein / burgomaestre / Nassor), Martin Landau (Sr Rzykurski), Atticus Shaffer (Edgar ‘E’ Gore), Winona Ryder (Elsa Van Helsing)

Director – Tim Burton, Guión – John August, basado en el argumento de Leonard Ripps sobre una idea de Tim Burton

Trama: En el pueblo de Nueva Holanda el colegio local se apresta a celebrar la feria de las ciencias. El joven Victor Frankenstein sueña con ganar el primer premio pero su padre insiste en que haga deportes para que, de ese modo, deje de ser un solitario y se rodee de nuevos amigos. Pero durante un partido de baseball ocurre un terrible accidente y el perro de Victor, Sparky, fallece después de ser arrollado por un auto al intentar alcanzarle una pelota perdida a su dueño. La pérdida sume a Victor en una profunda depresión hasta que un día contempla un experimento de ciencias en el laboratorio y vé cómo los músculos de una rana muerta logran moverse gracias a la electricidad. Convencido de que si consigue una enorme fuente de energía logrará revivir a su fallecida mascota, Victor decide desenterrar a Sparky y se lo lleva en secreto a su casa, en donde ha montado secretamente un improvisado laboratorio. Después de exponer el cadáver del perro a los numerosos rayos de una feroz tormenta eléctrica, Victor consigue revivir a Sparky … pero los celosos compañeros de escuela de Victor han visto el experimento y han comenzado a presionar al chico para que revele los secretos del proceso. Y todo esto terminará por desencadenar una oleada de animales revividos, los cuales se han convertido en una horda de feroces monstruos que han comenzado a asolar Nueva Holanda. Ante la imponencia del caos Victor y Sparky deberán actuar, intentando deshacer lo que ellos han desatado y antes de que sea demasiado tarde.

  trailer de Frankenweenie

ofertas de software
ofertas en software ERP
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas software de gestion produccion

      Frankenweenie Hace rato que no veo una película de Tim Burton que realmente me asombre, o que se sienta fresca y equilibrada. Lo último que me gustó fue El Cadáver de la Novia (2005) y, después de eso, Sombras Tenebrosas… aunque esta última dista mucho de ser un plato para cualquiera. Ahora Tim Burton decide regresar a sus origenes, remakeando un cortometraje que él mismo dirigiera en 1984; el chiste de todo esto es que en aquel momento Burton trabajaba para la Disney y cuando los ejecutivos de la corporación del ratón vieron el corto, decidieron darle una patada en el tuje a Tim y toda su oscura imaginería. Quién iba a pensar que 26 años más tarde la gente del ratón se postraría ante Burton – ante los contundentes resultados de taquilla de Alicia en el Pais de las Maravillas – y le darían un cheque en blanco para que rehiciera aquel corto que consideraron herético en su momento.

Ciertamente Frankenweenie posee el sabor inconfundible de Burton pero, por otra parte, dista mucho de ser una idea redonda. El problema es que la trama se queda sin combustible a mitad de camino y, ante la falta de ideas, decidieron empardarle un exagerado e indulgente final, el cual provee fuegos de artificio pero no termina por satisfacer a la platea.

Hay que admitir que la idea de fondo es loable: imaginen una versión infantil de Frankenstein, sólo que esta vez la criatura es una mascota muerta y el científico es un niño de diez años que está desesperado por revivirla a cualquier costa. El problema con el filme es que la historia no va más allá de eso, como si los libretistas no supieran cómo enriquecer la idea o cómo expandirla para que ocupe dignamente los 90 minutos que requiere un largometraje (el corto de 1984 duraba apenas 30 minutos). En cambio, deciden meter una troupe de personajes secundarios excéntricos y charlatanes, los cuales tienen un propósito más decorativo que otra cosa. En ningún momento Victor reflexiona sobre el hecho de revivir a su perro muerto, o si el animal merece el tipo de vida que él le ha proporcionado, o si la ciencia se ha usado correctamente. En el corto original la historia bajaba línea a las mismas premisas del Frankenstein original – la intolerancia al diferente – pero aquí, en cambio, el mensaje queda diluído. Es que gran parte del problema – aparte del estiramiento innecesario (o poco inspirado) de la idea original – proviene del mismo Burton, quien decide aportar su cuota de relleno al asunto, bombardeando la pantalla con homenajes a los tétricos héroes de su infancia: desde el mencionado re-versionamiento de Frankenstein pasando por menciones sutiles a filmes del mismo Burton – cometas con forma de murciélago, un poster de Marte Ataca! en el dormitorio del protagonista, un vecindario demasiado parecido al de El Joven Manos de Tijera, etc -, hasta una caterva de referencias mas o menos sutiles a clásicos de todo tipo y color del cine fantástico: una tortuga gigante al estilo de Gamera, un profesor de ciencia sospechosamente parecido a Vincent Price, un compañero de estudios que se ve idéntico al Boris Karloff de la Frankenstein original (aunque sin tornillos en el cuello; e, incluso en un momento, queda envuelto accidentalmente en un rollo de vendas, quedando idéntico a La Momia que Karloff interpretara en 1932), amén de toneladas de referencias a títulos como Gremlins (con una horda de sea monkeys mutantes atacando el pueblo), Los Pajaros, Drácula e incluso El Hombre Lobo Americano en Londres (la transformación del minino mutante que sostiene el murciélago muerto se ve idéntica). Todo esto deviene en un filme que se siente más propio de Joe Dante que de Tim Burton: Dante es un amante del cine fantastico que satura sus obras con homenajes cinéfilos hasta el punto de la saturación y la asfixia – aplastando las ideas originales que los libretos podían aportar -. Por contra, Burton es un creador de universos tétricos, un individuo abocado a lo original y no a la copia; pero aquí Burton deja de ser Burton y pasa a ser una fanático enardecido a cargo de una cámara, rodando homenajes de todo tipo y color para su regodeo personal. Ni siquiera esa horda de referencias cinéfilas contribuye a darle substancia a Frankeweenie, con lo cual toda la historia termina resultando una anécdota demasiado estirada.

Frankenweenie se deja ver, pero no es el gran filme que todos venimos esperando (de hace rato) de Tim Burton. Es como un vistazo fugaz a los origenes de este creador, y nos recrea sensaciones conocidas e inconfundibles por las cuales hemos adorado a Burton durante todos estos años; pero también representa una apuesta sobre seguro, una inversión sin riesgo hecha por parte del director, el cual simplemente se ha dedicado a reciclar todos sus tics con tal de satisfacer a sus fans… algo que termina por resultar inquietante ya que, cuando un creador comienza a copiarse a sí mismo, es una clara señal de que su talento ha llegado a un punto de agotamiento.

TIM BURTON Algunos filmes de Tim Burton comentados en este portal: Beetlejuice, el Super Fantasma (1988) – Batman (1989) – El Joven Manos de Tijera (1990) – Batman Regresa (1992) – Ed Wood (1994) – La Leyenda del Jinete Sin Cabeza (1999) – El Planeta de los Simios (2001) – El Cadáver de la Novia (2005) – Sweeney Todd (2007) – Alicia en el Pais de las Maravillas (2010) – Dark Shadows (2012) – Frankenweenie (2012)

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui