AQN – Critica: Con el Diablo Adentro (2012)

Con el Diablo Adentro (2012): una chica filma un documental sobre el exorcismo y comienza a sufrir en carne propia los efectos de los mismos, en este filme dirigido por William Brent Bell. Critica de la pelicula

oferta software de sueldos

    Critica: THE DEVIL INSIDE

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2012 : Fernanda Andrade (Isabella Rossi), Simon Quaterman (padre Ben Rawlings), Evan Helmuth (padre David Keane), Ionut Grama (Michael Schaefer), Suzan Crowley (Maria Rossi), Bonnie Morgan (Rosa Sorlini)

Director – William Brent Bell, Guión – William Brent Bell & Matthew Peterman

Trama: Isabella Rossi viaja a Roma en companía de un equipo de filmación con el fin de documentar la investigación que realiza sobre su madre – a quien se le practicó un fallido exorcismo hace 20 años, y el cual terminó con la muerte de tres personas -, la cual ha sido trasladada a una clínica siquiátrica italiana. Una vez en Roma Rossi entra en contacto con un par de sacerdotes, los cuales tienen sus propias ideas sobre los exorcismos y están en contra de la burocracia con que se maneja la iglesia católica para tratar los casos. Así es como Isabella asiste a un par de sesiones de exorcismo y se encuentra convencida de que los sacerdotes deben volver a ver el caso de su madre. De ese modo logran obtener el permiso del siquiatra responsable para tener una reunión privada con la señora Rossi, pero las cosas terminan por salirse de control cuando la presencia diabólica se manifiesta de manera extremadamente poderosa. Y no sólo no han podido aplacar a la madre de Isabella sino que han provocado al mismo demonio… el cual ha comenzado a poseer – por turnos – a cada uno de los miembros del grupo.

      trailer de Con el Diablo Adentro

ofertas software de gestion produccion
ofertas de software
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP

      Con el Diablo Adentro Es sorprendente la cantidad de gente que putea públicamente a Con el Diablo Adentro. Ciertamente no es un filme redondo, pero tampoco es la abominación que todos recriminan. Hay un par de momentos interesantes – como las sesiones de exorcismos en que se ve envuelta la protagonista – y, en cuanto al resto, no hace nada demasiado terrible. En todo caso, los problemas del filme pasan por lo narrativo. La sensación reinante es que la historia fuerza los pasos para llegar a esos momentos pico de alta tensión, resintiendo la credibilidad de toda la trama.

También es cierto que Con el Diablo Adentro carece totalmente de originalidad. La primera mitad es un reciclado casi textual de El Ritootro yanqui que llega a Roma a investigar sobre el exorcismo y se adentra en la escuela especializada que mantiene El Vaticano -, a lo que se suma el enfoque de cámara en primer plano y grabando todo el tiempo a lo Blair Witch, algo que ya había intentado El Ultimo Exorcismo y abordando este mismo tema. Sigue a esto la alianza con un par de sacerdotes poco ortodoxos – los cuales realizan exorcismos por su cuenta -, y terminamos con un demonio que salta de un cuerpo a otro a lo Fallen (1998). Y todo esto está salpicado con tips informativos extractados de El Exorcista (1973), la cual sigue demostrando que es la única obra potable e imbatible sobre el tema. Como se puede ver, esto es una ensalada de influencias en donde uno puede distinguir en cada momento de qué filme previo sacaron tal o cual idea.

ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP
ofertas software para estudios contables
oferta software de sueldos
ofertas de software

Aún con todo eso, Con el Diablo Adentro podría haber sido una serie B pasable. Los exorcismos no son lo mas guau, pero tienen algo de nervio y están ok. En todo caso los peores problemas del filme pasan por el resto de la historia, en donde a veces la credibilidad está agarrada con saliva. Por ejemplo, en un momento vemos a un cura saliéndose de quicio e intentado ahogar a un bebito durante un bautismo – con lo cual toda la familia lo agarra, cuando no intenta boxearlo -, y a la siguiente escena el mismo tipo anda suelto y lo más campante por su casa. Del mismo modo está el inicio del filme, en donde la madre de la protagonista es trasladada de Estados Unidos a Roma (!) de manera inexplicable y archivada en una clínica siquiátrica – ¿por orden del Vaticano? ¿para qué? ¿para después abandonarla en el asilo? -. O cuando los sacerdotes que hacen exorcismos en su tiempo libre consiguen una sesión en la clínica con la madre de la chica… y los doctores los dejan a solas, con total disponibilidad de inyectarle las drogas que se les de la gana (o iniciar un exorcismo a escondidas). No sólo hacen todo eso, sino que después le muestran la filmación al director del hospital y termina por apoyarlos. Como puede verse todas éstas son situaciones absolutamente artificiales, planteadas únicamente como punto de partida para la escena siguiente; lástima que la gente no reacciona como personas reales (o normales), y la lógica brilla por su ausencia.

Ciertamente Con el Diablo Adentro no es horrible, pero sí es insatisfactoria. Jamás agrega nada nuevo al tema, y todo lo que hace se ve apurado y poco consistente. Los personajes son totalmente anónimos, y son simplemente figuritas de carne y hueso que el libreto manda de aquí para allá a la espera de que en el medio ocurra algo. Tampoco la cámara POV aporta la tensión que el relato precisaba, aunque aquí las sesiones de exorcismo están mejor coreografiadas que en El Ultimo Exorcismo. En todo caso Con el Diablo Adentro es mera rutina de filme para cable, hecho con algo más de presupuesto en escenarios internacionales; pero carece de shock y misterio, y termina siendo una pérdida de tiempo y recursos sobre un tema que daba para mucho más.

 

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui