AQN – Critica: El Dia de los Muertos (2008)

El Dia de los Muertos (2008): la terrible remake de un clasico de George Romero, dirigido por Steve Miner. Critica de la pelicula

software de gestion comercial Sistema Isis

    Critica: DAY OF THE DEAD

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2008: Mena Suvari (cabo Sarah Bowman), Nick Cannon (soldado Salazar), Michael Welch (Trevor Bowman), Stark Sands (soldado Bud Crain), Annalynne McCord (Nina), Matt Rippy (Dr Logan), Ian McNeice (Paul), Ving Rhames (capitán Rhodes)

Director – Steve Miner, Guión – Jeffrey Reddick, inspirado en el filme de 1985 escrito por George A. Romero

Trama: La cabo Sarah Bowman se encuentra de misión en su pueblo natal en Colorado. Es que el ejército ha sido llamado para manejar una situación a punto de descontrolarse – un brote epidémico de origen desconocido -, pero pronto queda demostrado que las fuerzas son insuficientes y que el mal es mucho mas agresivo de lo que se creía. Y es que los infectados perecen y reviven como zombies, contagiando al resto con sus mordidas y degenerando en una horda canibal que arrasa todo a su paso. Ahora en compañía de su hermano, un soldado y un puñado de supervivientes Sarah deberá escapar del pueblo… pero la fuga parece ser una misión tan letal como imposible.

    trailer de El Dia de los Muertos 2008

ofertas software de gestion produccion
ofertas de software
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP

      El Dia de los Muertos (2008) Si hay algo triste, es ver como escupen sobre un clásico. Quizás El Dia de los Muertos no sea la obra más conocida de George Romero – padre indiscutido de todo el género zombie -, pero no deja de ser un filme formidable. Es una película recargada de tensión, en donde la gente se sienta a filosofar sobre el fin del mundo mientras que – afuera del bunker en donde se encuentran – hay una horda de zombies que los supera en proporción 400.000 a uno y que no ve la hora de devorárselos. Es una cinta más intelectual que sangrienta, aunque a la hora del clímax Romero le daba rienda suelta a la carnicería. Pero, aún por no ser la más popular de la serie, no por ello merece que le falten el respeto. Y la versión 2008, si bien no es la cinta más mala del mundo, al menos es lo suficientemente estúpida, superficial y torpe como para que termine por resultar indignante.

Es obvio que después de la remake de Zack Snyder de El Amanecer de los Muertos, los productores de Hollywood olfatearon mucho dinero en la posibilidad de revivir / remakear toda la saga de Romero. Por supuesto los más inteligentes decidieron crear cosas de su pecunio – a final de cuentas los zombies no son una marca registrada como Drácula -, en vez de meterse con una sarta de títulos de culto que pegaron fuerte tanto en la memoria de los espectadores como de la crítica. Lo que digo es que El Día de los Muertos 2008 podría haber resistido con mayor integridad los despiadados embates de fans y especialistas si se hubiera llamado Día de Campo en Zombieville o cualquier otro título que no retrotrajera a la obra de Romero. Para colmo la historia está tan cambiada que ni siquiera se reconoce. La trama trata del inicio de la epidemia, no de los estadíos finales en donde los humanos se han convertido en una raza en extinción. No hay bunker, ni gente encerrada y medio chiflada por el clima apocalíptico, ni científicos experimentando con la posibilidad de adiestrar zombies; por el contrario tenemos un clon berreta de Resident Evil, con diálogos malos, una trama flojísima y uno de los peores elencos de la historia del cine.

El primer pecado mortal de El Día de los Muertos 2008 es poner a la menudísima Mena Suvari en el papel de una soldado veterana y decidida. La Suvari no sabe actuar y, para colmo, tiene el físico de un mono tití, con lo cual carece de presencia física como para imponerse a los soldados y sobrevivientes que comanda. Pero peor que Suvari es Nick Cannon, un moreno que se la pasa vomitando clichés raciales y latiguillos de remate cada vez que liquida a un zombie, creído que es una copia de cuarta de Arnold Schwarzenegger. El resto es un largo grupo de imberbes que cometen los actos más estúpidos que uno pueda imaginar en los momentos más inadecuados.

ofertas en software ERP
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas de software
ofertas software de gestion produccion

Uno se da cuenta que las cosas van mal con el filme cuando éste arranca con un puñado de adolescentes calentorros, típicos estereotipos que parecen salidos de una secuela de Martes 13no por casualidad el director Steve Miner es el responsable de la número 2, ésa que presentó a Jason Voorhees al mundo -. A todos estos flacos les preocupa más la transa que si los zombies acosan el pueblo y, cuando la realidad se les viene encima, terminan encerrados en una estación de radio propiedad de Ian McNeice, el que hace de ex hippie drogón y sobreactúa de manera salvaje. Como están asediados va al rescate Suvari, Cannon y otro flaco, el cual termina por transformarse en zombie a mitad de camino. Curiosamente la Suvari le tiene cierto afecto (!?) y, como el ex-soldado ahora zombificado tiene rezagos de humanidad (lo cual debe ser lo único en común con el filme original de Romero; ¿se acuerdan de Bub, el zombie amaestrado?), resulta útil en un par de ocasiones. Cuando los chicos logran escapar se dirigen a una tienda Nike porque – por si ustedes no lo sabían – todas las tiendas Nike no son sino fachadas del gobierno para encubrir silos misilísticos subterráneos (pongan voz de Christopher Walken y digan: ¡¡guau!!). Cuando Nick Cannon lo explica, es por lejos la línea más ridicula, inspirada y festejable de todo este bodrio de película.

En ningún momento hay algo de horror o de desarrollo de personajes. Todos los caracteres son detestables por igual, y se enfrascan en sendas balaceras en donde los especialistas de makeup se hacen la panzada probando novedosos efectos especiales – ya sean rebanando, arrancando, aplastando o explotando cabezas en el aire -. Llega un momento en que toda esta carnicería es tan insípida y rutinaria que termina por aburrir.

Posiblemente para alguien que nunca haya visto el filme original de Romero, El Dia de los Muertos 2008 le parezca un filme mediocre. Pero para quienes seguimos la obra del maestro, la película de Miner merece la hoguera. No sólo no respeta el espíritu del original, sino que le mete tantos cambios que no quedan ni atisbos de la historia en la que se basa. Y todas esas modificaciones no sólo son para peor, sino que estan dirigidas con total desidia, como si fuera una película para cable. Es por ello que me resulta un desperdicio de tiempo y esfuerzo, un fracaso carente de redención posible.

LA SAGA DE LOS MUERTOS VIVIENTES DE GEORGE A. ROMERO La Noche de los Muertos Vivos (1968) – El Amanecer de los Muertos (1978) – El Dia de los Muertos (1985); El Amanecer de los Muertos (2004) es una remake del segundo filme de la saga, dirigida por Zack Snyder. El Dia de los Muertos (2008) es una remake del tercer filme, dirigido por Steve Miner. Tierra de los Muertos (2005) es el inicio de una nueva trilogía por parte de George A. Romero, seguida por El Diario de los Muertos (2007) y Survival of the Dead (2009). Birth of the Living Dead (2013) es un documental que trata sobre el rodaje del filme original. El Regreso de los Muertos Vivos (1985) es una comedia negra producida por John A. Russo (co-creador de la saga original con George A. Romero) y dirigida por Dan O’Bannon.

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui