AQN – Critica: Dark Star de John Carpenter (1974)

Dark Star: una formidable comedia de ciencia ficcion en el primer film dirigido por John Carpenter y escrito por Dan O´Bannon. Critica de la pelicula software ERP de gestion comercial     Critica: DARK STAR

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 1974: Brian Narelle (Doolittle), Dan O’Bannon (Pinback), Andreijah Pahich (Talby), Cal Kuniholm (Boiler), Cookie Knapp (voz de la computadora)

Director – John Carpenter, Guión – John Carpenter & Dan O’Bannon, Musica – John Carpenter

Trama: La nave estelar Dark Star se dedica a destruir planetas inestables para dejar listos para colonizar sectores enteros de la galaxia. Pero después de varios años la astronave padece numerosas averías (aún no reparadas), y sus tripulantes están al borde de su salud mental. Debiendo enfrentar una lluvia de meteoritos, la Dark Star es seriamente dañada en el sector de comunicaciones, que permite al comando de la nave darle ordenes a las bombas planetarias inteligentes. Ahora, a punto de culminar otra misión, las averías han provocado que la bomba nro 20 entre en rebelión y decida explotar sin desprenderse de la nave. La tripulación, desesperada, deberá intentar dialogar con la bomba y convencerla de que aborte la cuenta regresiva mientras el tiempo corre…

    trailer de Dark Star  

ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP
ofertas software para estudios contables
ofertas de software
oferta software de sueldos

  Dark Star Dark Star es el primer largometraje de John Carpenter y Dan O´Bannon. Ambos eran estudiantes universitarios cuando decidieron encarar el proyecto – Carpenter ya venía filmando cortos caseros de hace tiempo -, y consiguieron rodar la historia en breves 45 minutos y con la colaboración de varios amigos. El corto fue presentado en varios festivales y llamó la atención de Jack H. Harris, quien puso 60.000 dolares para mejorar los efectos especiales, convertir la película a 35 mm, y rodar 38 minutos adicionales, de modo de poder estrenarla como film. La película se convirtió en un clásico de culto instantáneo y lanzó a la fama al dúo de creativos: el próximo trabajo de O´Bannon como guionista sería el clásico Alien (1979); y Carpenter se despacharía con Asalto al Precinto 13 en 1976. El resto es historia.

Dark Star es un film sorprendentemente bien hecho, teniendo en cuenta que está rodado con dos pesos. Todo el apartado de efectos especiales es más que prolijo y competente – por ello es que Alejandro Jodorovsky había elegido a O´Bannon como encargado de efectos especiales para su babilónico proyecto de Duna -, considerando que la mayoría de modelos y trajes están hechos con budineras y maquetas de juguete. Se ve ampliamente superior a otras películas de la época, o incluso a varios spaghetti sci fi posteriores (como Cosmos: War of the Planets), que debían tener presupuestos superiores.

Pero si los FX son correctos, donde el film apuesta todas sus bazas es en la historia. Es la versión drogona de 2001, Odisea del Espacio. Dark Star toma un montón de ideas del film de Kubrick para despedazarlos en un tono acidísimo de comedia. Los astronautas no son hombres pulcros que viven en naves pristinas, sino un puñado de enfermos mentales que han sido derrotados por el aislamiento; las paredes de los cuartos están pintadas con graffitis, las cosas están tiradas por los pisos; y todas las averías de la nave se acumulan, presa del enorme tedio que tiene la tripulación. Para colmo ha habido un accidente en la nave y el capitán ha muerto, con lo cual los menos capacitados se han hecho cargo; el encargado de comunicaciones no es un astronauta real sino un tipo de mantenimiento al que metieron por error en la nave; y las bombas razonan, hablan y son caprichosas con la burocracia de los procedimientos de lanzamiento.

Ciertamente cuando el film pasa a apuntar a los tripulantes el ritmo se vuelve soporífero. Es verdad que el relato debe demostrar la desidia de los astronautas pero la lentitud de esas escenas se vuelven en un lastre. De todos modos la película compensa ampliamente la pesadez de esas secuencias con las escenas memorables de las bombas inteligentes y la mascota alien. La idea de la bomba inteligente es deliciosamiente absurda (¿para qué ponerle un cerebro electrónico a un misil? ¿para que razone?), y está tomado directamente de Hal 9000 de 2001. Cada uno de los diálogos entre la tripulación y la bomba no tiene desperdicio; y sobre el final, con la caprichosa bomba numero 20 se dan circunstancias hilarantes (los razonamientos entre la computadora de a bordo y la bomba son memorables). En el climax, el capitán de turno debe salir al espacio y convencerla de que no debe explotar. Es una escena formidable.

ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP
ofertas software de gestion produccion
ofertas de software
oferta software de sueldos

En el medio, hay una correría a bordo con una mascota alien que han recogido en uno de los planetas. El alienigena es una vulgar pelota de playa con patas, pero le hace las mil y una a Pinback (el propio Dan O´Bannon), dejándolo atrapado en el hueco de un ascensor y haciéndole todas las maldades posibles. Es una secuencia de comedia que parece sacada de algun film de La Pantera Rosa (notablemente la misma idea sería reciclada por O´Bannon en un tono eminentemente mucho más serio en Alien).

El clímax con los astronautas varados en el espacio está extractado de un cuento de Ray Bradbury (Caleidoscopio), y O¨Bannon se anima incluso a citar parlamentos enteros del relato; y la toma final con Doolittle haciendo surf sobre la atmósfera del planeta es digna del recuerdo (O´Bannon escribiría algo similar con el aterrizaje del Corvette en Heavy Metal).

Sin dudas Dark Star es una deliciosa comedia de culto. Las secuencias de la bomba y de la mascota alien sacan sonoras carcajadas y compensan la lentitud de las escenas intermedias. Pero si uno analiza en profundidad y ve el rumbo de las carreras posteriores del director y del guionista, no caben dudas de que se trata en realidad de un film de O´Bannon. Aquí reina el mismo humor absurdo que la comedia de culto El Regreso de los Muertos Vivos (1985) del propio O´Bannon. Por todo esto es que merece nuestra más sincera recomendación.

   

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui