AQN – Critica: Batman, el Caballero de la Noche (The Dark Knight – 2008)

Batman, el caballero de la noche: analizamos la esperada secuela sobre el encapotado y su sangrienta lucha contra el Joker, con Christian Bale y Heath Ledger. Critica del film

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui

    Critica: THE DARK KNIGHT

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2008 : Christian Bale (Bruce Wayne / Batman), Heath Ledger (el Guasón), Aaron Eckhart (Harvey Dent / Dos Caras), Michael Caine (Alfred Pennyworth), Maggie Gyllenhaal (Rachel Dawes), Gary Oldman (teniente James Gordon), Morgan Freeman (Lucius Fox)

Director – Christopher Nolan, Guión – Christopher Nolan y Jonathan Nolan, basados en los personajes creados por Bob Kane para la DC Comics, Musica – Hans Zimmer y James Newton Howard

Trama: Los niveles criminales de Ciudad Gotica siguen siendo altos, pero la figura de Batman se erige como esperanzadora. Numerosos imitadores del encapotado han aparecido a aplicar justicia por mano propia en las noches. Pero hay un nuevo villano que ha llegado a la ciudad, un criminal demente que se oculta tras una capa de maquillaje y se hace llamar el Guasón. Ahora el Guasón está robando los bancos de la mafia – lo que ha despertado la atención de la fiscalía, la que ha ordenado hallanamientos -, y el crimen organizado decide migrar sus fondos a Hong Kong bajo la protección de uno de sus tesoreros, el empresario hongkonés Lau. Pero Batman logra atrapar a Lau, llevándolo ante las autoridades, y el mismo se presta como testigo estrella para acusar a todos los jefes mafiosos de la ciudad. Al mando de la operación se encuentra el nuevo fiscal de distrito Harvey Dent. Acosados por la justicia, los mafiosos deciden aceptar la oferta del Guasón para sembrar el caos en la ciudad y combatir a Batman. Y muy pronto el demente criminal pondrá a la ciudad y a sus habitantes bajo una espada de Damocles, amenazando con desatar un río de sangre si Batman no se decide a revelar públicamente su identidad.

    trailer de Batman, el Caballero de la Noche  

ofertas software para estudios contables
ofertas de software
ofertas software de gestion produccion
oferta software de sueldos
ofertas en software ERP

  Batman, el Caballero de la Noche Esta es la secuela de la exitosa Batman Begins de 2005. Y es una continuación más que esperada, especialmente por las expectativas generadas por el reboot de la saga a manos de Christopher Nolan que dejó a una inmensa mayoría con un delicioso sabor en la boca, y a los estudios con sus bolsillos saturados de dólares.

Pero no todas fueron rosas para el filme. Primero estuvieron los rumores de que sería el último film de Nolan como director de la serie (pero esas cosas siempre se arreglan con un generoso fajo de billetes); y después ocurrió la muerte de Heath Ledger en enero de 2008, que pareció echar un balde de agua fría sobre las expectativas (si Ledger había concluído el film, o si la película iba a quedar estancada o recauchutada con tecnología digital, reemplazando al protagonista tal como pasó con Brandon Lee en El Cuervo), amén de obligar a la Warner a reconsiderar su estrategia de marketing viral basada exclusivamente en la figura del Joker. Aún así y con todo, The Dark Knight salió airosa de sus tribulaciones y arrancó en el estreno con 155 millones de dolares en el primer fin de semana, un taquillazo que supera a Spiderman 3 como el mejor weekend inicial de un blockbuster (y ni hablar de lo que puede generar durante todo su tiempo en cartelera).

Y es un film que merece su éxito ya que es una cinta realmente inteligente. Pero Batman: el Caballero de la Noche no es un film fácil. Usualmente las películas de superhéroes suelen tratar sobre orígenes – del protagonista, de los villanos – y Batman: The Dark Knight se da el enorme lujo de omitirlo. Uno podría considerar que, por un lado Nolan ha respetado la construcción de la mitología del Joker hecha por Tim Burton – bueno, aquí el Guasón relata varias veces su historia pero de modo falaz, como si fuera una muletilla previa antes de desatar el horror -, y por el otro decidió omitir todos esos detalles para lanzarse de pleno en un mundo ya construído y en movimiento, y empezar a jugar con todas la variables. Al no haber historia de orígenes, el film reemplaza esto con una larga y compleja trama de traiciones, alianzas, ataques y contraataques entre el Guasón, la mafia y las fuerzas policiales. No es una historia difícil de seguir, pero sorprendentemente es una trama densa; no hay escenas en donde se pierda el tiempo sino que siempre hay exposiciones de partes de la historia, del pensamiento de los protagonistas, de sus interrelaciones.

Es que a decir verdad, Batman: el Caballero de la Noche no funciona como el típico film de superhéroes sino como un denso thriller que comienza a ir escalando su suspenso lenta pero imparablemente. Si uno pudiera detenerse a pensar, vería que es absolutamente absurdo de que la mafia termine por contratar al mismo demente que le está robando los fondos de los bancos, pero el film no da respiro para reflexionar. De hecho, la película termina por funcionar como si fuera una versión a 45 rpm de Los Intocables, sólo que Elliot Ness ahora usa disfraz de murciélago y gadgets. Al igual que el film de Brian de Palma, aquí el peligro y la traición son constantes; las fuerzas policiales están infiltradas, la oficina del fiscal está infiltrada, e incluso la mafia está infiltrada. El fiscal Harvey Dent se lanza en una cruzada justiciera, apoyado por Gordon y Batman, pero la vida de todos ellos está en peligro. En el universo de Christopher Nolan, no hay ningún carácter – por histórico que sea dentro del comic – que tenga asegurado su pellejo. Y al momento que el Joker entra en acción, todo lo que sigue es puro holocausto.

ofertas en software ERP
ofertas software de gestion produccion
ofertas software para estudios contables
ofertas de software
oferta software de sueldos

El tema central de la película son los límites. Como fuerzas imparables y opuestas, el choque del bien y del mal es irremediable; y en esa guerra constante, cada una de las partes eleva por turnos su apuesta a límites insospechados. Los mafiosos, Batman, Gordon, Dent, terminan por actuar al borde (o rompiendo) sus propios códigos de ética, ya que simplemente el Joker es tan salvaje y anárquico que es imposible detenerlo (o contrarrestar sus acciones) sin caer en excesos de ningún tipo. Durante 2 horas y media el libreto dispara situaciones límite sin cesar una y otra vez. Pero hay que reconocer que al construir un thriller tan denso, el guión de los hermanos Nolan termina por devorar la tridimensionalidad de los personajes, especialmente del lado del bien. Es cierto que hay unos roces entre Rachel Dawes y Bruce Wayne / Harvey Dent, pero carecen de tiempo y espacio para resultar interesantes. El sentido épico de Batman Begins no está presente aquí; por el contrario tenemos una catarata de acertijos del Guasón que son tan apasionantes como mortales. Desde el ultimatum para que Batman revele su identidad, los atentados contra las autoridades de turno, la carrera contra reloj para salvar dos vidas … son muchísimas las situaciones que marcan el paso según los tiempos del Joker. No, señor; el director Nolan sabe que ya conocemos a estos personajes, así que se pone a jugar con ellos de manera endiablada. Y qué bien que lo hace.

El libreto es sin dudas excelente, pero el ladrón de escenas sigue siendo el villano. Yo no diría que el Joker de Heath Ledger es mejor o peor que el de Jack Nicholson (que siempre me gustó mucho). Es que funciona en una onda muy distinta; este es un monstruo demente y realmente peligroso, un sádico enfermo e inteligente capaz de planear meticulosamente cómo crear anarquía. No es un villano pintoresco con frases graciosas, sino un demonio a evitar. Por contra, el Batman / Bruce Wayne de Christian Bale funciona muy bien, pero le falta un poco más de trasfondo personal. Nolan lo lanza al ruedo sin más, como diciendo de que ya sabemos quién es él debido a haber visto el primer film. Parte del espacio que precisaba el caracter es robado por el tiempo dedicado a Harvey Dent, que es un personaje muy bueno y creíble. Si hay algo que reprochar es, en todo caso, que el encastre de su alter ego Dos Caras con el resto de la historia es algo abrupto y artificial. Pero son sólo detalles menores en virtud de las cualidades del film.

Batman: el Caballero de la Noche es una película oscura. El Joker es sangriento y despiadado, nadie está a salvo, y a medida que avanza el film las cosas se ponen cada vez más siniestras. Incluso el clímax es sorprendentemente amargo, pero brillante y valiente (en vez de los edulcorados happy endings de Hollywood). Deja una enorme cantidad de interrogantes que me hacen suplicar ya por la próxima entrega de la saga. Y sólo las obras maestras se atreven a dar pasos tan osados como este filme.

LA SAGA MODERNA DE BATMAN Batman (1989), Batman Vuelve (1992), Batman Eternamente (1995), Batman y Robin (1997), Batman Inicia (2005), Batman, el Caballero de la Noche (2008)    

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui