AQN – Critica: El Contador (2016)

El Contador (2016): Ben Affleck es un profesional contable con autismo devenido implacable vengador, en este filme de accion. Critica de la pelicula

software de gestion comercial Sistema Isis

    Critica: El Contador Critica: El Contador

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2016: Ben Affleck (Christian Wolff), Anna Kendrick (Dana Cummings), J.K. Simmons (Ray King), Jon Bernthal (Brax), John Lithgow (Lamar Black)

Director – Gavin O’Connor, Guión – Cy Chermak & Theodore Simonson

Trama: Ray King es un obsesivo agente del tesoro que está tras los pasos de “el contador”: un profesional contable de identidad desconocida pero al cual se lo ha visto con los jefes mas poderosos de los carteles y la mafia italiana. Al parecer el hombre es un experto en encontrar desmanejos financieros, fruto de lacayos demasiado ambiciosos. Implacable y puntilloso, el contador no sólo revela ser una persona extremadamente metódica e inteligente sino también altamente entrenada y letal. Siguiendo una pista, King da con el empresario de la robótica Lamar Black, un individuo dedicado a fabricar miembros artificiales robóticos para discapacitados y veteranos de guerra. Y es que Black ha contratado al contador para que revise sus libros ya que ha dado con varios datos sospechosos en sus balances. Pero el misterioso individuo hace el trabajo en tan solo una noche, y descubre un faltante de 60 millones de dólares. El punto es que el responsable de esto ha fallecido, y pronto los testigos de la investigación empezarán a caer – poniendo al contador en la mira – … pero nadie ha contado con el accionar implacable del auditor, el cual posee una fortuna escondida en un depósito secreto y dispone de un vasto arsenal de armas, las cuales maneja con la destreza de un asesino profesional. Y, cuando vengan por él, el desconocido tomará riendas en el asunto y no descansará hasta dar con el culpable de la conspiración.

ofertas software de gestion produccion
ofertas software para estudios contables
oferta software de sueldos
ofertas de software
ofertas en software ERP

El Contador (2016) John Wick: superhéroe autista. Formidable profesional contable de día, asesino implacable de noche. Claro, si uno ve un título y un slogan semejante en el poster de una película sale corriendo del cine, pero acá la idea de base la han camuflado bastante bien, convirtiéndola en un espectáculo muy pasable. En sí, es una historia muy estúpida – chico autista que es adoctrinado por su padre militar en las artes marciales mas peligrosas, amén de un impecable manejo de todo tipo de armas para canalizar su ira, y que se ha convertido en un autista funcional, recibido en la universidad y capaz de realizar trabajos analíticos / matemáticos impresionantes – pero, si uno muerde el gancho, termina disfrutando un espectáculo pochoclero bien armado y con algo de intriga. Rain Man se ha vuelto Terminator y, si bien no trabaja como asesino a sueldo, los hobbys violentos del pibe lo hacen una bestia salvaje e imparable a la hora de la refriega. Las balaceras divierten, Ben Affleck sobresale como el apático antisocial devenido un misterioso hombre de negocios relacionado con criminales de alta gama y altísima peligrosidad, y la historia entretiene mucho mas allá de venir algo traída de los pelos.

En realidad la historia es un cliché ambulante, la cual es rescatada por el misterio que rodea al enigmático personaje central. Un autista genio devenido en un individuo funcional – aunque no completamente normal; es enfermizamente obsesivo, duerme con música heavy puesta al mango, no le gusta que lo toquen, come siempre lo mismo, tiene una fortuna en pinturas raras en un trailer escondido en un depósito (amén de tener armas de todo tipo y color) pero vive de manera espartana -, el cual es una computadora ambulante. Al tipo le encargan hacer una auditoría en una empresa de robótica que dirige John Lithgow y, al descubrir un chanchullo, todos los involucrados empiezan a desaparecer. Mientras tanto, en flashbacks, vemos como el personaje de Ben Affleck terminó por convertirse en lo que es ahora, lo cual es similar a la historia de origen de un superhéroe.

ofertas software para estudios contables

Si Affleck brilla con su cinismo y su adustez, el otro que deja su huella es Jon Bernthal – el nuevo Punisher de Netflix -, el cual hace de asesino agrio pero plagado de extraños códigos morales. En un momento presiona a un tipo para que se mande una sobredosis de insulina y espiche; pero, si grita, alerta a su mujer o se niega, no sólo lo va a reventar como un higo sino que también va a violar y matar a la esposa – aunque le repele forzar a una mina de 60 años -, con lo cual va a tener que trabajar mas y su fin va a ser mucho mas violento. Bernthal termina negociando con la victima una muerte pacífica a cambio de inmunidad a su familia, amén de que el seguro le dejara una sabrosa fortuna a la viuda.

El tercer acto tiene sus incongruencias y termina de manera abrupta pero, a esa altura del partido, resulta perdonable. Es tan fascinante todo lo que relata el director Gavin O’Connor – ya sea por su ingenio o por su ridiculez – que uno lo deja pasar. Es un policial diferente y astante recomendable, aunque uno se agarre de la cabeza al ver a Ben Affleck – un civil con autismo! – disponer de un par de rifles antitanque Barrett calibre .50 y usarlos como hobby para dispararle a melones a un kilómetro y medio de distancia. Es algo así como que un discapacitado millonario tenga un bombardero stealth para sus vuelos de diversión los fines de semana, un detalle tan prepotente que termina resultando fascinante.

 

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui