AQN – Critica: Clerks 2

Clerks 2 - 2006 : llega la secuela del clásico de culto de Kevin Smith, con Brian O´Halloran y Jeff Anderson. Critica del film

software para empresas - Quality Soft Argentina S.A.

    Critica: CLERKS II

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

USA, 2006 : Brian O’Halloran (Dante Hicks), Jeff Anderson (Randal Graves), Jason Mewes (Jay), Kevin Smith (Silent Bob), Rosario Dawson (Becky), Jennifer Schwalbach (Emma), Trevor Fehrman (Elias)

Director – Kevin Smith, Guión – Kevin Smith

Trama: Han pasado doce años desde que vimos por última vez a Dante y Randal, al frente de sus respectivos comercios como simples empleados de tienda. Pero un incendio ha liquidado el store y el video club, y ambos amigos terminan como empleados de un local de comidas rápidas. Después de un año, la partida de Dante a Florida – para casarse y trabajar en un negocio que le instalarán los padres de su novia – es inminente; pero en el último día de trabajo, se suceden varias circunstancias fortuitas que llevarán a Dante a reflexionar sobre su decisión y sobre el sentido de la vida.

 

ofertas software de gestion produccion
ofertas de software
oferta software de sueldos
ofertas en software ERP
ofertas software para estudios contables

  Clerks 2 Ya hemos hablado algo sobre Kevin Smith, el director de culto que captó la atención internacional con su film independiente Clerks. La carrera de Smith fue evolucionando lentamente, intentando permanecer alejado del circuito mainstream de Hollywood con producciones menores pero siempre interesantes. En los últimos años el culto a Smith ha proliferado, en buena parte gracias a su crecimiento como director y guionista, además de haber participado en numerosos proyectos hollywoodenses como script doctor no acreditado. Gracias a Smith surgieron a la fama actores como Jason Lee y Ben Affleck (que de uno u otro modo, siempre participan en sus filmes), ha dado a luz a un par de personajes bastante populares (Jay y Silent Bob – que incluso tuvieron su serie animado, hecho bizarro considerando que son dos traficantes de droga), y su obra inicial ha conseguido un reconocido status de culto. Clerks 2 es el regreso a las fuentes de Smith, aplicando una mirada más adulta sobre el zoológico humano que ha desarrollado en Nueva Jersey.

Es interesante ver qué es lo que ha hecho de las obras de Smith (y especialmente de la primera Clerks), objetos de culto. En particular, su primer film resultó extremadamente popular entre los adolescentes, donde copias en video cassette de Clerks pasaban de mano en mano en las cofradías universitarias. Clerks no dejaba de ser una sucesión de gags extremos y sexistas, pero alternaba con diálogos muy inteligentes además de una serie de reflexiones interesantes. Ciertamente, carecía de una historia, lo que no impidió su popularidad. Visto en tiempos actuales, Clerks no tiene ni por asomo el grado de escándalo que tuvo en su momento (recuerdo p.ej. el clásico diálogo de Randal y Dante sobre los snowballs…). En buena parte porque hubo muchos directores y guionistas que han tomado el mismo enfoque bizarro de Smith y lo han expandido en proporciones geométricas. Los Hnos. Farrely le deben mucho a Smith; comparado con ellos, hoy Smith es un bebé de pecho. Pero mientras que la discusión del snowball de Smith en Clerks es prácticamente una rutina stand up, el semen en el pelo de Cameron Díaz en Loco por Mary de los Hnos Farrely es mucho más gráfico y de mal gusto.

Eso nos lleva a la secuela 2006 de su obra más conocida. Smith ya ha dirigido en Hollywood, pero ha decidido respetar la atmósfera independiente (de bajo presupuesto) que caracterizaba a Clerks. Por ello, Clerks 2 mantiene el aire de cámara en mano, y si bien ya no es blanco y negro, los colores se encuentran tan lavados que parece filmada en tonos sepia. Hay una banda sonora más nutrida, y está la inclusión de Rosario Dawson en el cast. Salvando eso – y algún detalle como el paso de los años de los protagonistas -, la secuela encaja muy bien en el espíritu del original y no es una lujosa versión hollywoodense.

Nos encontramos nuevamente en Nueva Jersey, tema recurrente en Smith del mismo modo que lo es Nueva York para Woody Allen. Todos los protagonistas principales han regresado, más gordos y viejos. Un detalle interesante es que ninguno de ellos ha mejorado en algo su nivel actoral – no se han perfeccionado ni han hecho carrera, a excepción de Smith -. Esto no resultaría observable si no fuera por la inclusión de Rosario Dawson, cuyo nivel interpretativo supera por lejos al resto del elenco. Las otras inclusiones son Jennifer Schwalbach (esposa de Smith en la vida real) como la prometida de Dante, y Trevor Fehrman como Elías, un personaje que se roba la mayoría de las escenas. A pesar de lo desparejo de las actuaciones y del protagonismo compartido del film a nivel de todo el elenco (no exclusivamente Dante y Randal como en el primer film), el resultado final es bastante balanceado. Como en Clerks, Jay y Silent Bob se encuentra prácticamente marginados de la trama, con ocasionales bolos; y al igual que el primer film, en la resolución, actúan como una especie de Deux Ex Machina – son los instrumentos de Smith para provocar un vuelco en la historia -.

ofertas software de gestion produccion
oferta software de sueldos
ofertas en software ERP
ofertas de software
ofertas software para estudios contables

El esquema de la historia es similar a la primera parte. El incendio de las tiendas es sólo una excusa para trasladar la acción a otro negocio, y permitir la aparición de personajes como Becky y Elías, pero la azotea sigue siendo escenario para actividades inusuales, los cajeros se siguen escapando en horarios de comercio, las peleas con los clientes se mantienen, e incluso Jay y Silent Bob permanecen en los callejones linderos al comercio. Nuevamente el tema es la vida sentimental de Dante, y el finale es una escena bizarra de sexo (específicamente, un show erótico con animales que contrata Randal para la despedida de soltero de Dante).

Sin embargo, Smith cuenta con grandes problemas iniciales para hacer despegar el film. Los primeros veinte minutos son absolutamente fallidos, donde no pasa nada interesante, e incluso hay unos amagues de recuperar el tono de la primera película, comenzando algunas breves discusiones sin demasiada inspiración (y abandonándolas sin demasiado desarrollo). Recién cuando aparece Rosario Dawson es cuando el film se pone en la ruta correcta, y se recupera el espíritu del Clerks original. Hay un análisis cínico comparando a la trilogía de Star Wars con la de El Señor de los Anillos; los comentarios de Randal sobre los Transformers y sobre los nerds en general; una impagable charla entre Randal y Elias sobre su novia y los gnomos que habitan distintas partes del cuerpo; pero, en cambio, otras discusiones como la del ATM (ass to mouth; del c… a la boca) que pretenden recuperar el impacto de aquel diálogo sobre snowballs del primer film, fallan miserablemente.

Clerks 2 no es un regreso sentimentaloide al mundo de estos perdedores de Nueva Jersey; si bien Dante es radiado del relato – y su lugar tomado por Elias -, Smith se las ingenia para transformar a la secuela en una historia de amor. Dante ha tenido un affaire con Becky, y pronto comienzan a saltar dudas sobre su actual noviazgo. La química de Dawson y O´Halloran es lo bastante buena como para mantener a flote el interés en esa relación. Además de que Smith provee un mensaje de manera bastante efectiva sobre el sentido de la vida. Uno puede ser considerado un perdedor por sus logros, pero si ha sido feliz como ha vivido, no puede reprochársele nada. Intentar alcanzar ciertos standares como para entrar en la categoría de lo normal no van con uno, si siempre uno ha vivido de esta manera.

Clerks 2 es una muy buena secuela. No es tan brillante como la original, pero sigue siendo muy inteligente. La diferencia está en que resulta más madura y, al tocar el aspecto sentimental, se poda tiempo al humor. No todo en el film funciona, en especial los primeros minutos. Pero valorando en el conjunto, continúa siendo un film muy disfrutable. Desarrolla una historia más que una serie de gags. Es efectiva y es inteligente. Y eso ya es mucho pedir para las comedias que corren en estos tiempos.

   

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui