Articulos 007 : Las chicas Bond

>> VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS Y NOTICIAS MUNDO 007

En los 60 fueron el sinónimo de sex symbols del momento. Pero con el tiempo su valor y significado ha ido cambiando. Desde elemento clave de la mitología Bond hasta símbolo de los tiempos modernos, el papel de chica Bond ha representado el cambio de mentalidad de la sociedad respecto al papel de la mujer en el cine. – por Alejandro Franco

LAS CHICAS BOND

A juicio de los fans, el mayor ícono femenino de toda la saga Bond es Honey Ryder, la chica salvaje pero de corazón inocente que emergía del mar con un infartante bikini en el primer título de 007 Dr. No. El impacto de su pequeño papel le daría status de mito a la suiza Ursula Andress, y se convertiría en el molde de lo que sería la típica Bond Girl.

A principios de los 60, con la aparición de los primeros filmes de James Bond, se acuñaría el término de chica Bond; un elemento clave de la mitología del agente secreto que serviría para entender el funcionamiento de los mecanismos internos de la saga. La chica Bond típica es una mujer de no más de 25 años, de comportamiento salvaje y oscuro pasado, que termina por deponer sus armas ante la presencia seductora del agente británico. Es también un signo de aquellos tiempos: una mujer objeto que termina por ser aceptada o descartada de acuerdo a las necesidades de la misión. Por ejemplo, es usual que varias secuaces del villano – la icónica Shirley Eaton muriendo bajo un baño de oro en Goldfinger; Luciana Paluzzi en Thunderball; Zena Marshall (miss Taro) en Dr. No; Maud Adams (Andrea Anders) en El Hombre del Revolver de Oro, etc – caigan ante 007 y traicionen a sus jefes, aún a costa de su propia vida sin que el británico siquiera se inmute por la suerte que corren.

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui

Durante el reinado de Sean Connery y Roger Moore, era usual de que el papel femenino fuera meramente decorativo, agregando la cuota de sex appeal a la trama sin demasiado peso específico en la historia. E incluso Bond – mujeriego empedernido – podía actuar cohercitivamente a veces para lograr sus propósitos – la paliza de Roger Moore a Maud Adams en The Man With The Golden Gun es un caso típico -. Pero con la llegada de Timothy Dalton y el paso posterior de Pierce Brosnan en la saga, el rol de Bond Girl pasó a transformarse en Bond Woman. Los papeles femeninos comenzaron a presentar mayor consistencia, peso y fundamentalmente independencia. Las mujeres Bond ya no eran damiselas en peligro, o chicas que se rindieran tan fácil; ahora eran aventureras de fuerte carácter, casi a la par de Bond, que podían tanto despachar asesinos como ser tan salvajes como 007 en la cama. Ahora el agente secreto debía hacer un lento y progresivo trabajo de seducción para una presa que se había convertido en difícil.

Quizás el mayor antecedente de este cambio de mentalidad fuera la presencia de Diana Rigg en Al Servicio Secreto de su Majestad, en un papel que la transformaría en la primera y única señora de James Bond hasta este momento. Si bien su premisa inicial cae dentro de los standares Bond – hija de mafioso que se encuentra al borde del suicidio debido a haber perdido un hijo -, terminaría peleando palmo a palmo con el agente secreto para combatir a los villanos. Pero sería una gota en el mar; la influencia del papel de Tracy Di Vicenzo tardaría más de 30 años en cuajar para generar un nuevo modelo de chica Bond.

INTENTOS FALLIDOS DE UN NUEVO MODELO DE HEROINA

Un símbolo de que los tiempos han ido cambiando fue durante el bautismo de Timothy Dalton en el rol del agente secreto en 007 Su Nombre es Peligro. Bond se había convertido en monógamo; durante toda la aventura, solo mantenía amoríos con una sola chica, y la misma estaba presente a lo largo de todo el relato. Pero aún así, el rol de Maryam d’Abo carecía de la dureza que supuestamente emanaba el papel.

Intentos posteriores de equiparar a las contrapartes femeninas con Bond tampoco fueron demasiado exitosos, ya que el espíritu de convertir a la mujer en objeto terminaba por salir a flote tarde o temprano. Posiblemente de todas esas actrices la única con estatura propia sería Michelle Yeoh en Tomorrow Never Dies – Yeoh ya era una heroína de acción de Hong Kong, y poseía el suficiente carisma y carácter -; pero desde la blanda presencia de Halle Berry en Die Another Day hasta el ridículo rol de científica nuclear de Denise Richards en El Mundo no Basta, los libretos se alternaron en probar modelos que no siempre cuajaron bien. Recién cuando Paul Haggis metió mano en el guión de Casino Royale, pudo generar una contraparte femenina a 007 con peso dramático, a la vez que espacio para lucirse y mantener su sex appeal. La Vesper Lynd de Eva Green es la Bond Woman más solida de los últimos 30 años.

ofertas de software
ofertas software de gestion produccion
ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP
oferta software de sueldos

UN PAPEL MALDITO

El rol de las Bond Girls siempre terminó por ser decorativo. Las chicas Bond siempre fueron elegidas por estética y no por personalidad, al menos durante la mayor parte de la saga. Era usual de que estas actrices tuvieran sus quince minutos de fama, y terminaran posando en Playboy tarde o temprano (como Ursula Andress). Pero la inmensa mayoría de ellas fueron cuesta abajo a lo largo de sus carreras posteriores.

El documental Bond Girls Are Forever: The Women of James Bond de la ex Bond Girl Maryam d’Abo es ilustrativo al respecto. En especial el testimonio de Luciana Paluzzi, que demuestra el encasillamiento en la que terminarían dichas actrices. Con excepciones, casi todas ellas terminarían sus carreras antes de los cuarenta. Los pocos casos de sobrevivientes al estigma serían Ursula Andress (cuya carrera se disparó a partir de Dr No), Honor Blackman (Goldfinger) y Diana Rigg (On Her Majesty Secret Service). Pero las dos últimas actrices no obtendrían éxito en el cine sino en el teatro y esto era porque eran intérpretes de sólida formación actoral.

El papel de las Bond Girls ya no es lo que era. En los sesenta eran los sex symbols del momento, y el tema de numerosos posters que entusiasmaban a la platea masculina. Con la pérdida de protagonismo de la saga – Bond perdió su estatura mítica después de La Espía que me Amó en 1977, convirtiéndose en un blockbuster más en cada temporada -, las chicas Bond perdieron su brillo y comenzaron lentamente a ganar un poco más de estatura dramática. Mientras que las Bond Girls de la época de oro – Ursula Andress, Honor Blackman, Luciana Paluzzi, Diana Rigg – resultaron memorables, las actrices posteriores pasaron bastante desapercibidas en la mitología 007. Quizás el último coletazo de un personaje femenino memorable fuera la presencia de las asesinas Bambi y Thumper en Los Diamantes son Eternos, o Solitaire en Vive y Deja Morir. Pero al parecer, con la partida de Sean Connery de la serie, las chicas Bond perdieron el misticismo y su estatura legendaria

Film / Bond Girl / Actriz

Dr. No

Honey Rider – Ursula Andress
Sylvia Trench – Eunice Gayson
Miss Taro – Zena Marshall

From Russia with Love

Tatiana Romanova – Daniela Bianchi
Sylvia Trench – Eunice Gayson
Vida – Aliza Gur
Zora – Martine Beswick

Goldfinger

Jill Masterson – Shirley Eaton
Tilly Masterson – Tania Mallet
Pussy Galore – Honor Blackman
Bonita – Nadja Regin
Dink – Margaret Nolan

Thunderball

Domino Derval – Claudine Auger
Fiona Volpe – Luciana Paluzzi
Paula Caplan  – Martine Beswick

You Only Live Twice

Aki – Akiko Wakabayashi
Kissy Suzuki – Mie Hama
Helga Brandt  – Karin Dor

On Her Majesty’s Secret Service

Teresa di Vicenzo – Diana Rigg
Nancy – Catherina von Schell
Ruby Bartlett – Angela Scoular

Diamonds Are Forever

Tiffany Case – Jill St. John
Plenty O’Toole – Lana Wood
Marie – Denise Perrier
Bambi – Lola Larson
Thumper – Trina Parks

Live and Let Die Solitaire
Rosie Carver
Miss Caruso Jane Seymour
Gloria Hendry
Madeline Smith

The Man with the Golden Gun Mary Goodnight
Andrea Anders Britt Ekland
Maud Adams

The Spy Who Loved Me Anya Amasova
Naomi Barbara Bach
Caroline Munro

Moonraker Holly Goodhead
Corinne Dufour Lois Chiles
Corinne Clery

For Your Eyes Only Melina Havelock
Condesa Lisl von Schlaf
Bibi Dahl Carole Bouquet
Cassandra Harris
Lynn-Holly Johnson

Octopussy Octopussy Maud Adams

A View to a Kill Stacey Sutton
May Day
Pola Ivanova Tanya Roberts
Grace Jones
Fiona Fullerton

The Living Daylights Kara Milovy Maryam d’Abo

Licence to Kill Lupe Lamora
Pam Bouvier Talisa Soto
Carey Lowell

GoldenEye Natalya Simonova
Xenia Onatopp Izabella Scorupco
Famke Janssen

Tomorrow Never Dies Paris Carver
Wai Lin Teri Hatcher
Michelle Yeoh

The World Is Not Enough Elektra King
Dr. Christmas Jones
La chica de los cigarros Sophie Marceau
Denise Richards
Maria Grazia Cucinotta

Die Another Day Giacinta Johnson
Miranda Frost Halle Berry
Rosamund Pike

Casino Royale Vesper Lynd
Solange
Valenka Eva Green
Caterina Murino
Ivana Milicevic

Quantum of Solace (2008) Camille
Agente Fields del Mi6 Olga Kurylenko
Gemma Arterton

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui