News Casino Royale 2006 – (segunda parte)

>> VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS Y NOTICIAS MUNDO 007

Decidimos abrir la sección para la próxima película de 007. Con más interrogantes que certezas, podemos ir dilucidando en la niebla algunas verdades. Con la colaboración de Salvador Isert, ponemos on line esta preview de la próxima Casino Royale.

Noticias al 13/10/2005 :

Ponemos on line esta nueva sección. Nuestra primera entrega será bastante extensa, y después iremos acotando con tips y noticias que vayan surgiendo. Ademas, ya tenemos el nombre del nuevo James Bond : Daniel Craig. Pero vamos por partes.

Salvo que usted no haya leído nada de nuestro sitio o viva en otro planeta, no es posible de que sepa de qué trata Casino Royale, o cuál es la historia tras el film.

En 1954 siendo Ian Fleming un autor poco conocido, la CBS se acercó con interés de comprar los derechos sobre la primera novela de James Bond, Casino Royale. Esto culminó en un breve y bizarro capítulo de The Climax Theatre, filmado en blanco y negro y con cámaras en vivo, donde Barry Nelson era un americanizado Jimmy Bond, luchando contra el villano Le Chiffre encarnado por Peter Lorre. Bizarra, porque la mayoría de los personajes intercambiaban apellidos y nacionalidades, se eliminaba grandes tramos de la novela (como la historia post casino de Vesper Lynd), y se mezclaba todo con unos diálogos propios de un pastiche.

ofertas de software

Si usted no sabe de que trata Casino Royale, se lo contamos. Primero, considere que el James Bond literario es de los años cincuenta, y salvo escasos títulos, tiene poco que ver con el 007 cinematográfico. Esto significa que estamos en plena guerra fría y por lo tanto, la mayoría de villanos que combate Bond son rusos. Con excepciones contadas a partir de la publicación de Thunderball, donde ahora comenzará a combatir a la organización criminal Spectre.

Casino Royale no es propiamente una novela, sino un cuento largo. Como vió la CBS, es ideal para una adaptación televisiva ya que solo precisa dos o tres escenarios. La historia presenta al agente secreto James Bond del servicio secreto inglés, playboy y hombre de la noche, que es un muy buen jugador de Chemin de Fer. El Chemin de Fer es un juego de cartas similar al Baccarat o Veintiuno; las K,Q,J valen cero, y lo que cuenta es obtener un puntaje de 9. Si usted saca 11 (un 5 y un 6) en realidad usted saca uno. Cualquier valor de dos digitos se reduce al ultimo, y gana el que tiene un valor superior al contrincante.

Como juego no es demasiado apasionante; las emociones que brinda están dadas por dos circunstancias : la apuesta en dinero sobre las cartas (se puede pedir una tercera carta), y cuando se llega al valor crítico de 5. Si usted saca una carta chica, puede subir su valor, pero si saca un 5 o superior, el jugador “se pasa” y queda con un valor inferior al inicial.

Bond es enviado al casino de Royale Les Eaux en la costa francesa. Hay un personaje enigmático llamado Le Chiffre (un hombre de origen desconocido, que padeció amnesia mientras fue prisionero en la segunda guerra y que, al no recordar su nombre, eligió llamarse Le Chiffre – la cifra – por considerarse un número más en una lista), que trabaja con los rusos. Es básicamente un tesorero que abona a la red de espías rusos en el oeste de Europa. Pero Le Chiffre es un jugador compulsivo, y suele utilizar fondos de la KGB para apostar en el casino, generalmente con suerte. Bond debe enfrentarlo en la mesa de Chemin de Fer, arruinarlo económicamente, y dejar que la KGB se encargue de eliminar a su irresponsable tesorero.

Otra de las situaciones críticas del Chemin de Fer es el ser el banquero (el que reparte las cartas), ya que le da cierta ventaja a la hora de manejar turnos y apuestas, especialmente si empata con un jugador. Le Chiffre es el banquero de la mesa donde juega contra Bond. 007 es apoyado por René Mathis del servicio secreto francés, y por Felix Leiter de la CIA. Además está la damisela de turno, Vesper Lynd.

La partida sale mal para 007; cuando acaba sus fondos, Leiter acude al momento con dinero extra de la CIA y derrota a Le Chiffre. Este, enfurecido, rapta a Lynd. 007 sale tras ellos, pero resulta ser una emboscada. Bond es capturado y torturado (semidesnudo sobre una silla sin asiento, golpeándolo en los genitales con un sacudidor de alfombras). Cuando parece ser el fin, un agente ruso de SMERSH (la organización rusa dedicada al asesinato de espias) aparece y mata a Le Chiffre. Al no identificar a Bond – y no siendo este un objetivo pautado para el asesino – decide hacerle un tajo con la forma de una S en la mano (de Shpionem – espía en ruso).

Bond se recupera en el hospital, junto con Lynd. 007 y Vesper se toman unos días de romance, pero al terminar los mismos, Bond se encuentra enamorado y va a pedirle casamiento a Lynd. Pero Vesper ha resultado ser una doble agente que trabajaba con Le Chiffre y que traicionó a Bond. No resistiendo el peso de la culpa, decide suicidarse.

Como puede verse, el argumento es breve y poco emocionante. No hay acción, salvo la persecución de Bond tras los secuestradores de Lynd, y la escena de la tortura. Como novela tiene algun interés, especialmente porque Fleming era brillante al narrar costumbres, detalles y exotismos de los lugares que Bond frecuentaba. Uno prácticamente aprende a jugar Chemin de Fer con el libro, así como enterarse de minuciosidades del casino. Pero como historia es demasiado estirado como para llenar el cupo mínimo que supone un libro, ni hablar de un film.

Estalla la Bondmanía en los 60, específicamente tras el éxito planetario de Goldfinger. Alguien en la Columbia recuerda que poseen los derechos de Casino Royale, y decide embarcarse en un proyecto cinematográfico, dándoselo al productor de comedias Charles K. Feldman. Feldman en un principio quiso hacer un film Bond serio off shore, primero con Connery y Eon como asociados, y en vista de su negativa, en solitario. Pero la pobre trama del relato, la falta del apoyo oficial de los poseedores de la licencia (Eon), derivó en que Feldman decidiera dar un giro de 180º y transformarlo en una comedia que sería la Casino Royale 1967 que todos conocemos. En ese film, sólo las secuencias de Peter Sellers como 007 siguen bastante fielmente a la novela. De hecho, cuando Sellers es torturado, se ve a un costado de la silla un sacudidor de alfombras.

Llega el segundo milenio. La MGM / UA es adquirida por Sony quien es, además, dueña de la Columbia. Eon y los derechos de Casino Royale confluyen bajo el mismo techo. Habiéndose extinguido el material literario original de Fleming desde The Living Daylights, resulta importante poner en proceso la última novela original por filmar por parte de Eon.

ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP
ofertas de software
ofertas software para estudios contables
oferta software de sueldos

Entra a jugar acá una suerte de divismos e impericias varias. Por un lado está Pierce Brosnan, el Bond más taquillero desde el original Sean Connery, con más de un billón de dolares de recaudación bajo el cinto. Pero Brosnan ya ha llegado a los cincuenta, y no luce tan bien. Además, ha hecho planteos de fuerza en sus últimos dos films sobre requisitos de papel, salario y argumento. Ciertamente el irlandés llega a la serie en 1995 con Cubby Broccoli vivo. Broccoli es el productor histórico de la serie, y Brosnan es su elección desde 1987, pero problemas contractuales del irlandés deciden decantarlo hacia la segunda opción que era Timothy Dalton.

Vale decir, Brosnan llega a la serie por Broccoli. Pero éste fallece en 1995, y la serie queda en manos de Barbara Broccoli y Michael G. Wilson. Barbara es nueva en esto, Wilson viene co-produciendo desde la época de For Your Eyes Only. Creativamente re-encaminan la serie, pero como productores parecen tener menos tacto con los actores que el histórico Cubby. Eso se arrastra hasta el 2004 donde sorprendentemente nadie le renueva contrato ni informa nada a Brosnan, que a esa altura ya era un prócer para la serie. Aún en los momentos difíciles como en las últimas peliculas de Roger Moore – donde había secretos pero fuertes portazos por cuestiones salariales entre el inglés y Cubby – , jamás se hizo un desaire tan grave a un intérprete Bond. Especialmente al irlandés que ha sido el actor más taquillero de la serie desde los 60. Por eso es que Brosnan sale con bombas incendiarias a las ruedas de prensa, maldiciendo a los productores pero diciendo y contradiciendo una y otra vez. El rol es agotador pero aún lo desea, le dio fama y fortuna, y lo mínimo que podía esperarse es que le dieran una salida de realeza con despedida anunciada.

¿Maldad o impericia de los productores?. La toma de Sony sobre MGM fue sorpresiva, y hubo intensas y agotadoras negociaciones sobre la nueva pelicula Bond con los productores. En general, cada estudio de Hollywood tienta a la quiebra con frecuencia, pero dispone de alguna franquicia que le salva las papas del fuego : la Paramount tiene a Star Trek, la Fox a Star Wars, y la MGM tiene a 007 (que es lo que realmente le interesa a los japoneses). Además la Sony quería apostar sobre seguro con una nueva película con Brosnan de intérprete.

Pero las señales comenzaron a resultar claras. La elección de Martin Campbell como director (el mismo que lanzó a Brosnan en Goldeneye) indica que buscaron a alguien con experiencia en la serie en lanzar un nuevo 007. Brosnan no va a regresar : la señal es definitiva.

Ahora bien: aquí comienza el mareo de criterios de productores y estudios en materia creativa. Unos quieren a un actor reconocido (Hugh Jackman, Clive Owen), pero tanto por compromisos contractuales como por salarios son imposibles. Atentan contra el espiritu Eon de bueno, bonito y barato. Eon busca a un desconocido o un secundario accesible, sin problemas contractuales.

A setiembre 2005, con cientos de pruebas de casting y rumores dando vuelta, las elecciones para el próximo 007 eran :

  • para el director Campbell, Goran Visjnic, el croata que trabaja en E.R.(pero no cuenta con el favor del público inglés)
  • para Barbara Broccoli, Daniel Craig. Un recio rubio que trabajó en Tomb Raider y que ha hecho varios films en la cinematografía inglesa, pero no tiene reconocimiento popular fuera de Gran Bretaña ni de la comunidad fan 007.
  • para la Sony, Pierce Brosnan. Los japoneses quieren apostar sobre seguro. Y, de no ser así, Julian Mc Mahon de Nip / Tuk sería su segunda opción.

Hubo también cierta revuelta sobre el tono del film. Al ser la primera novela Bond, en algún momento se quiso seguir la onda “precuelas” que afecta a todo Hollywood, y optar por un Bond joven de veintitantos años. Entre varios desconocidos asomaba la cabeza Orlando Bloom.

Lo cierto es que oficialmente se anunciará el 14 de octubre el nuevo intérprete (chau, Brosnan) de James Bond. Y sitios como Mi6, IanFleming.org así como la BBC, Yahoo y varios diarios del mundo están anticipando – sobre la hora del anuncio – que el nuevo Bond es … Daniel Craig.

Este inglés rubio de aspecto recio nació el 2 de marzo de 1968 en Chester, Inglaterra. Mide 1.83, es divorciado, tiene una interesante trayectoria teatral y televisiva. Pero recién comenzó a participar en films mainstream a partir de Tomb Raider y Road to Perdition. Lo ultimo que ha filmado es Layer Cake (2004), que le ha ganado reconocimiento a nivel crítico. En el film, juega el papel de un intermediario en la distribución de la droga que planea un golpe. La película en realidad es una comedia negra con estilo similar a Snatch o Stock and Two Smoking Barrels (ambas de Guy Ritchie), y dirigida por el productor de los films de Ritchie, Matthew Vaughn.

Sería interesante alquilar en el video club esta película para comenzar a conocer el carisma del nuevo James Bond.

Novedades 17/10/2005

Y se hizo el anuncio oficial. Y un extraño deja vu me tomó por asalto.

Siento una sensación incómoda. Me retrotrae a 1987, cuando dijeron que Timothy Dalton (¿quién?) era el nuevo James Bond. Recuerdo empezar a buscar videos para intentar ver quién era este desconocido que asumía como 007. Las sensaciones eran similares : estuvo en algunas películas que había visto… pero no había hecho ningún mérito destacable en ellas como para que estuviera en mi memoria.

ofertas software de gestion produccion

Entiéndase : uno puede ver un film y encontrar que un actor secundario le llama la atención. Me pasó con Ryan Reynolds o con Jason Isaacs (otro candidato Bond; y van …). Hacen un papelito y tienen un no se qué que destaca en la pantalla. Y con Craig, tengo el recuerdo de Tomb Raider o de Road to Perdition… pero a él no lo tengo. Puede ser una virtud como actor, pasar desapercibido en su papel secundario o terciario, ser el personaje que le ha tocado en suerte… pero no me genera ningun recuerdo en dos películas que ya he visto.

Pero, al contrario del síndrome Dalton, parece estar exento del sindrome Shakespeare. Al menos en su currículum no figura ninguna densa obra del bardo (ojo, que me gusta Shakespeare, pero considero que los actores shakespeareanos no son buenos como heroes de acción, con las excepciones de Ian Mc Kellen y Patrick Stewart). Por el contrario hay filmografía comercial, y la dichosa Layer Cake figura como una comedia negra. Es un film que lamentablemente no se consigue al menos por estos pagos, y que dicen, es la carta presentación de Craig y el mérito que lo llevó al papel de 007. Solo se puede apreciar las colas por Internet. Sí es breve y sí, parece simpático. Pero …

Pero sigamos con el síndrome Dalton; al menos el galés tenía su pinta. En cambio, Craig es cualquier cosa menos bonito. Sinceramente es un tipo feo, con unos ojos de hielo y con aspecto recio. Parece mayor que sus 37 años actuales. Es, también, un tipo que según la foto, está mejor o peor. Hemos visto muchas fotos de él (incluso una con Pierce Brosnan), y siempre es diferente. Pero nunca guapo, aunque suene raro si estas líneas están escritas por un hombre.

Pero (otra vez), lo que sí parece es ser un tipo afable. Y un ganador. Le sacó la novia a Jude Law (quien a su vez, podría ser tentada con el papel de Vesper Lynd en Casino Royale), anduvo con Kate Moss, siempre se lo ve riendo… Pero aún así, no me cierra, al menos hasta que vea Layer Cake, hasta que vea un film donde él es protagonista.

Además, he estado revisando foros de sitios Bond de todo el mundo. Las opiniones son muy divididas y todos toman (error) como cierto consuelo que Craig fracasará, que es una figura puente, tal como pasó con Lazenby y Dalton, entre un Bond exitoso y otro. No me gusta pensar o desear el fracaso de alguien. Y, comparado con las últimas alternativas que manejaban los productores (el imberbe Henry Cavill – ¿quien? -), prefiero a Craig que al menos tiene pinta de recio. No es pinton, no es un tipo que las mujeres se le tiren encima, pero quizás lo suyo sea pura personalidad.

También los foros hablan del film; va a ser un Bond realista… pero que nadie se engañe. Si le va flojo, al tercer film de Craig lo vamos a ver yendo en buggy construido por Q a Marte. Y aunque falle, históricamente los productores siempre han bancado a sus protagonistas. Lazenby fue tentado en un momento con un contrato por 7 films (que el muy idiota renunció); Roger Moore arrancó con dos filmes fallidos hasta dar con la horma en The Spy Who Loved Me. Solo Brosnan (y Dalton en menor medida) arrancaron con buen pie. Pero siempre ese buen pie puede ser la novedad de la comunidad 007 en ver al nuevo protagonista. Recien al 2do film vemos un poco realmente de qué está hecho.

Dejando de lado esto, y revisando news en la web, estoy viendo que la orientación que va tomando Casino Royale es riesgosa. El guionista está trabajando sobre un libreto de Wade y Purvis (los libretistas habituales de la serie desde Goldeneye), y parece que quiere hacer un film minimalista al estilo For Your Eyes Only o Licence to Kill. Al parecer, Q no va a estar. También se encarará como la aventura inicial de Bond (quieren seguir el estilo de Batman Begins), y Craig va a figurar como si tuviera 30 años. Todo esto suena como una gran hmmmm….

La historia nos demuestra que si van a presentar un Bond nuevo, ese debe ser el único cambio. Fíjense, sino, en On Her Majesty Secret Service. Poco Q, Bond se casa, Bond nuevo … muchos cambios. Tanto Live and Let Die, The Living Daylights como Goldeneye hicieron hincapié para mostrar que todo seguía igual, las viejas rutinas, Q, Moneypenny …(dicho sea de paso, Samantha Bond no regresaría al no estar Brosnan por propia decisión). No sólo contradice todos los anuncios hechos (John Cleese ya firmando como Q… y Judd Dench con un Bond joven cuando debería ser un Bernard Lee joven el jefe del novato 007?), sino que además, para batir la salsa, parece que David Arnold no sería contratado. No más música del mejor compositor post John Barry. Suenan a demasiados cambios.

Y volviendo a Craig, la firma es por 3 peliculas. Similar al acuerdo con Brosnan. Con la diferencia que Craig, por su edad, puede llegar cómodamente a filmar 6 peliculas hasta sus 50 años. Personalmente, y salvo que los resultados sean superiores a lo esperado, estimo que Casino Royale 2006 puede obtener una respuesta tibia. Ya han sido muchos años de explosiones y planes dementes de dominar el mundo como para presentar otra vez un Bond rutinario en tareas de espionaje. El original de Fleming no es espectacular, tampoco posee demasiado argumento cinematográfico, pero la habilidad de los libretistas es compatibilizar eso con el cuento kabuki que todos ya conocemos. Todos ahora miran a la elección de la Bond girl, cuando en realidad debe verse quién será el villano y, especialmente, que color empezará a tomar Casino Royale a partir de enero 2006.

Novedades 26/10/2005

No hay demasiadas novedades para este boletín, excepto algunos rumores y comentarios. Sobre la posible Vesper Lynd, nuestro corresponsal Salvador Isert menciona que en Europa hablan de Kylie Minogue, mientras que Mi6.co.uk menciona a la actual novia de Craig, Sienna Miller, como candidata. Además Yahoo tira al ruedo que Angelina Jolie podía interpretar a Le Chiffre (esa es un variante que suena muy interesante).

Pero como comentarios de la fecha, hablaremos un poco de nuestros foros, y en especial de las paginas web 007 principales del mundo, que en general han salido con antorchas y tridentes al mejor estilo de películas de terror como Frankenstein, dispuestos a prenderle fuego al monstruo – en este caso, el desdichado Craig – .

ofertas en software ERP
ofertas software de gestion produccion
ofertas de software
ofertas software para estudios contables
oferta software de sueldos

Por un momento haré de abogado del diablo. Quien sabe, quizás Casino Royale 2006 sea un fracaso espantoso y quien redacta estas líneas hunda su reputación (si la tengo) con el desastre del film, pero se puede comenzar a hacer algunos análisis de qué puede ir la película.

En primer lugar, diré que Craig comienza a caerme en gracia. Objetivamente es tipo raro, a veces está mejor y otras peor, en ningun caso es un deleite para la cámara. Pero en la conferencia de prensa, al menos se ve aceptable (acompaño la nota de fotos de la misma). Tiene una muy buena voz, y parece un tipo agradable.

En segundo lugar, me pareció fantastico ver a un tipo nervioso en una conferencia de prensa de tal calaña. El tipo no paraba de masticar chicle y tomar agua, y si bien se mostraba amable y simpático, estaba ciertamente tenso. Prefiero un tipo normal y no alguien pedante que venga pisando fuerte, llevandose el mundo por delante. Si yo hubiera estado en esa conferencia de prensa como nuevo Bond, y con un mundo de gente clamando por el regreso de Pierce, hubiera actuado igual. Es intimidante que a uno lo nombren como heredero de una leyenda.

Y esto va especialmente para aquellos que clamaban por un actor mejor para el papel que Craig. En esta comedia de enredos hubo pifias y mezquindades por ambos bandos. La realidad es que suceder a Brosnan – el hombre del billon de dolares de taquilla – es tan aterrador como suceder a Connery en los 70. Y de todos aquellos que el publico – nosotros – proclamaba, la mayoría dió un paso al costado (por no decir que corrieron a cambiarse los calzoncillos al sentir su nombre como nominados), precisamente por el terror de cargar con semejante responsabilidad : si Die Another Day recaudo 450 millones de dolares en todo el mundo, cualquier Bond post Brosnan que no recaude eso será considerado un fracaso.

Por esas y otras razones muchos dijeron no (aunque después hicieran desmentida, lo cierto es que las siguientes negociaciones realmente existieron) : Hugh Jackman consultó con la esposa y le dijo no a la serie (ya tiene X Men, tiene prestigio y exito… para que arriesgarse); Clive Owen dijo no, pero principalmente porque los productores no quisieron darle un procentaje de las ganancias. Julian Mc Mahon y muchos otros dijeron no antes de tiempo, sabiendo que un papel así puede fundirle la carrera a cualquiera si fracasan. Es la sombra de Brosnan tan grande que asusta a todo posible candidato. Si en este momento la sucesión fuera de Dalton, sería diferente. Pero el irlandés ha devuelto a la serie la categoría de Blockbuster, y todos se aterran de no conseguir resultados similares.

No solo eso; está una comunidad de fans gigantesca, dispuesta a saltarle encima a cualquier nuevo postulante que no cumpla con lo que entienden como requisitos para el papel. Volviendo a comentarios del foro : Craig es un buen actor. ¿Basta eso?. No; el papel no precisa buenos actores. No es necesario. Connery era un buen actor, Dalton también. Moore era pétreo, y Brosnan tampoco ganaría el Oscar. Pero comparando Dalton con Connery, el porqué el exito de uno y fracaso de otro, se explica – entre otras razones – en un solo factor : carisma.

Arnold Schwarzenegger es uno de los actores más limitados del planeta; sin embargo sus películas recaudaron millones, y tenía un público que lo seguía. Porque bastaba que hiciera un gesto, un guiño a la platea para que la misma lo aplaudiera. Es algo innato de cierta gente, es poseer angel. En ese sentido, James Bond no precisa un gran actor – p.ej. Dalton – sino que precisa una estrella. Un tipo que llene la pantalla, que comande el film, que al público le agrade y festeje. Por eso Moore fue tan popular : era un caradura simpático que ni él mismo se la creía, pero nos guiñaba un ojo y nos hacía complice.

El tema está en que la serie ha ido evolucionando, y en que cuando aparece Dalton, su interpretación de Bond es desfasada. Dalton hubiera sido un genial sucesor de Connery, pero lo fue de Moore. Y Moore acostumbró a los nuevos publicos a ver a un caradura aventurero, no a un tipo cinico, frio y expeditivo a la hora de asesinar. Y si Moore quizás se fue al otro extremo de lo que era Connery, es sin duda Brosnan el factor de equilibrio entre ambas interpretaciones. Duro en la acción, simpático en los pasos de comedia.

Por eso, visto con bastante objetividad, se puede armar un ranking de intérpretes Bond, basandose en su calidad como actor y la de sus peliculas, y considerando las recaudaciones que obtuvieron :

  • 1ero Sean Connery
  • 2do Pierce Brosnan
  • 3ero Roger Moore
  • 4to Timothy Dalton y George Lazenby

Connery fundó la serie e hizo el film más popular de todos (el que da a luz la fórmula), Goldfinger. Moore hizo que la serie sobreviviera en los 70 y 80, pero la calidad de sus films es muy dispar, con mediocres como The Man With The Golden Gun, o malos como A View To A Kill y Moonraker. Dalton jamás fue popular, carecía de carisma, al igual que Lazenby, a pesar de que participaron en buenos títulos de la serie. El rechazo de Licence to Kill no es porque sea un film malo (de hecho, es un buen film), sino porque es un 007 despiadado y realista (dentro de lo que se puede aceptar como realismo cinematográfico), y la gente perdió la costumbre de ver ese tipo de filmes Bond. Licence to Kill, salvando distancias, tiene un estilo similar a From Russia With Love. No hay planes de destruir al mundo, casi no tiene comedia, hay mucha violencia, y trata sobre cosas mas mundanas del espionaje. Es un film Bond que llegó con 25 años de atraso.

software ERP Sistema Isis

Todo esto viene a colación de averiguar cuál puede ser el lugar de Craig en la leyenda Bond. Como en una web inglesa decían, Craig debe – como minimo – recaudar igual que Goldeneye (350 millones) con su primer film, como para ganarse el respeto. Pero cuenta con Casino Royale que es simultaneamente una ventaja y un handicap. ¿Por qué?. Porque se trata de una de las novelas más chatas de Fleming. No hay secuaces ni planes de destruir al mundo. No posee toda la locura que todos conocemos y deseamos ver en pantalla, y a la cual nos tiene acostumbrados los filmes de James Bond. De hecho, es una relato cuyo corazón es cortísimo – una partida de naipes, una emboscada – , amén que el Le Chiffre de la novela era el tesorero de un servicio secreto que no existe más en una guerra fría que murió hace 20 años. Es la primera novela de Fleming, en la cual hacía sus primeras armas en la narración : literariamente es el equivalente a lo que es en cine Dr. No, donde James Bond como creatura cinematográfica – y como modelo de narración – estaba en pañales.

¿Ahora, qué hacer con Casino Royale?. Es aquí donde suena lógico que los productores digan que sigue el camino de Batman Begins. Hay que llenar dos horas de película. La trama de la novela entra en 45 minutos y sobra tiempo. ¿Y el resto?.

Así que posiblemente lo que veamos en pantalla sea a Bond yendo a su colegio en Eton, ingresando a la Academia Naval, haciendo sus primeras armas en inteligencia, siendo llamado por el Mi6, recibiendo el título de comandante. Un James Bond Begins … que, si consigue el nivel de la película del encapotado, me resultaría fascinante porque explicar el inicio de todo personaje es apasionante (como en el filme del murciélago… ¿habrá un cameo de un joven Goldfinger o de un Blofeld principiante?). De algun modo el publico se engancha aun más con él, lo siente diferente. Siente que conoce su intimidad.¿Acaso si usted vio Batman Begins, ya no cree más que el encapotado es un tipo ridículamente disfrazado y lo ve como una persona que ha llegado a ser lo que es por los hechos que le tocaron vivir?.¿No le termina resultando más interesante Batman ahora?

El problema que veo ahora es que hagan a Casino Royale demasiado realista (segun declaraciones de los productores). Un Bond dramático. La gente ya no quiere eso, la gente pide a gritos el Bond heroico. Ver, como en Dr. No, a Connery torturado y lastimado, deambulando por las cañerías de agua caliente de Cayo Crab no me interesa. El problema con una leyenda como 007, es que no puede ser humana. Debe tener rastros de humanidad, pero debe ser el super hombre capaz de hacer proezas increíbles. 40 años de tradicion cinematográfica nos ha inculcado eso.

Yo creo que Craig puede ser un buen Bond; y creo que le puede quitar el 3er puesto a Moore si posee carisma y simpatía, a la vez que dureza (y que le toquen buenos argumentos). La calidad del film no está en duda – los productores han desarrollado buenos filmes desde Goldeneye hasta ahora – , el tema está en el sentido que le dan a la historia y al personaje. Nunca será un carilindo, pero Craig puede pasar por el personaje cumpliendo un buen nivel de calidad – hasta quizás, pueda ser un 007 popular ! -. El otro tema es que la prensa y el publico no debe ensañarse con él hasta por lo menos ver su Bond en pantalla en Noviembre 2006. Consigamos todos Layer Cake, y empecemos a conocerlo un poco más antes de arrojar piedras por desconocimiento, y por juzgarlo solo por apariencias.

Novedades 29/12/2005

El mayor problema a esta fecha, es que no hay novedades. Así de simple : la filmacion comienza a fines de Enero 2006, y salvo Craig, Campbell, técnicos y guionistas, el casting está incompleto. Los roles principales están incompletos. Casino Royale se ha transformado en una suerte de paria de la industria cinematográfica. O, peor aun, la serie 007 en su totalidad. Y no tiene nada que ver Craig en esto. Recordemos que la búsqueda del nuevo Bond se demoró una eternidad por el grave problema de que todos los candidatos elegidos dijeron que no.

Ahora el “gataflorismo” llega al rol de la Bond girl : Angeline Jolie, Charlize Theron y algunas otras menos conocidas se han anticipado con el no, o han rechazado propuestas directas de EON.

Mientras, el que se anota una y otra vez para el rol de Le Chiffre es el actor hindú Gulshan Grover. Grover es muy popular en la industria india del cine (conocida como Bollywood) y, si tanto desea el rol, sería una buena opción. Darle papeles a la gente que lo ansía termina en buenos desempeños.

David Arnold parece haber regresado al barco después del rumor que Campbell lo había echado. Así mismo está Judi Dench (con la paradoja de que, si el film es la primera aventura Bond, debería estar un Bernard Lee joven como M). No estaría Moneypenny (Samantha Bond anunció que ella iba ligada al destino de Brosnan). La presencia de Q es un misterio. Y se suma declaraciones de Campbell de que el film “tendría una sola explosión, no tendría gadgets y se mantendría tremendamente realista y dramático”, que no entusiasman demasiado a los fans.

En otro orden de cosas, el Baccarat de la novela sería reemplazado por el Texas Hold´em, que es una variante de poker mucho mas estratégica. Mientras que el Baccarat es apostar sobre dos cartas al azar y apenas se toman decisiones, esta variante del poker sería menos fortuita y dependería del ingenio de los jugadores.

El otro rumor – de que 007 manejaría un vulgar Fiat Panda – se cayó definitivamente, ya que no hubo acuerdo comercial entre la Fiat y EON. ¿El auto de Bond?. Otro misterio…

Pintan mal las cosas para la nueva producción de 007. Y a menos que esto sea una usina de rumores para aumentar el interés en el film, no sería extraño que la producción debiera demorarse unos meses, ya que todo los que se escuchan son rechazos y despidos. Quizás en esa batahola es que – expresamente, inconscientemente, por deber o gratitud – casi todos los ex Bond (Connery, Moore, Dalton, etc) han salido a dar su visto bueno a la elección de Daniel Craig (y a apoyar indirectamente al film). Podríamos preguntar que pasó con Brosnan : al irlandés le gusta Craig – se habían encontrado en abril 2005, y el rubio le mencionó la oferta del rol, aun cuando Brosnan desconocía su suerte -, y en su momento le había dado algunos consejos. Pero obviamente suponía que era un rumor y que al menos contaría con un film despedida. El tema es que, en la reciente edición de Playboy, se ha despachado contra los productores … muy muy mal. Desde mencionar que no ha podido hacer demasiado con el personaje – porque la gente de EON es muy rígida -, hasta decir la cantidad de idioteces que contenían los diálogos de las películas,… todo el aguante que había hecho…. Brosnan tiene odio, pero un odio negro en su corazón. Y entre otras frases del reportaje, agradece no tener más el rol :”deberían haberme llamado… por nobleza, deberían haber llamado. Esperaba su llamada”. Y, resumiendo, dice mas o menos que si no lo llamaron, que se jodan. Basta de decir frases de mierda…(textuales palabras). El reportaje es realmente durísimo con Wilson y Broccoli, y no es de extrañar el por qué.

Por último, tanto George Michael como Robbie Williams (mi favorito) dicen tener propuestas sobre el tema del film. Pero nada de esto podrá saberse hasta el teorico 30 de enero de 2006, cuando comenzaría el rodaje.¿Será verdad?

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui