AQN – Critica: Batalla en el Espacio Exterior – Battle In Outer Space

Battle in Outer Space: una sensacional space opera japonesa de principios de los sesenta. Critica del film

software de facturacion para restaurantes Datahouse Company

    Critica: BATTLE IN OUTER SPACE

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

Japon, 1961 : Ryo Ikebe (Dr Kotsumiya), Kyoko Anzai (Ersuko), Leonard Stanford (Dr Roger Richardson), Koreya Senda (Profesor Adachi), Harold Conway (Dr Immerman), George Whyman (Roger), Elise Richter (Sylvia)

Director – Inoshiro Honda, Guión – Shinichi Sekizawa, basado en la novela de Jotaro Okami, Musica – Akira Ifukube

Trama: En un 1965 alternativo, la humanidad ha sobrevivido al ataque de los alienígenas conocidos como los Misterianos, y ha capturado parte de su tecnología. Habiendo hecho ingeniería inversa, han desarrollado mejores armas y se encuentran preparados para enfrentar otras posibles invasiones. Ahora se han presentado los habitantes del planeta Natal, que poseen un rayo antigravitatorio y están realizando desastres en la Tierra. Las Naciones Unidas envían a dos naves a la Luna, donde se encuentra la base de los alienígenas, para destruir su cabeza de playa. La misión corre serios riesgos, ya que los agresores de Natal controlan mentalmente a uno de los científicos de la misión, y lo utilizan para sabotear a las mismas. Pero habiendo eliminado al traidor y a la base, ahora la Tierra se prepara para enfrentar las represalias de las fuerzas remanentes de Natal.

    trailer de Battle in Outer Space  

oferta software de sueldos
ofertas en software ERP
ofertas software para estudios contables
ofertas de software
ofertas software de gestion produccion

  Battle in Outer Space Los Misterianos (The Mysterians – 1957) es posiblemente el gran clásico de la ciencia ficción japonesa. No tanto por su calidad en dirección, FX o argumentos, sino por el simple hecho de ser la piedra fundacional del género en tierras niponas. Eran los tiempos iniciales en que la Toho se estaba decantando hacia la sci fi, partiendo del enorme éxito que supuso Godzilla (1954).

Si Godzilla es un filme inspirado en The Beast from af 20.000 Fathoms (1953), The Mysterians es sin duda la respuesta nipona a War of the Worlds (1953). Es una space opera con todas las de la ley: invasiones alienígenas, destrucción masiva de ciudades, exhibición de fabulosas tecnologías, la Tierra unida toda en contra de los agresores, etc. Batlle in Outer Space es una suerte de continuación de The Mysterians : varios personajes como el Profesor Adachi y el Dr. Immerman regresan en esta película, aunque interpretados por otros actores.

Resulta gracioso un comentario que he leído en un blog acerca de lo que entienden los japoneses como una secuela. Mientras que en Occidente se realizan profundos debates sobre los puntos y comas utilizados por George Lucas en toda la saga de Star Wars (si hechos y diálogos de las precuelas contradicen a la trilogía original), los japoneses tiran todo tipo de coherencia por la borda. Sucede en este film y, por supuesto, en toda la serie de Godzilla, donde personajes van y vienen, se refieren a filmes anteriores pero se indican otras cosas totalmente contrarias, los mismos caracteres son representados por actores diferentes, y en general hay una amnesia generalizada de las cosas que le convienen a los guionistas. Si bien la humanidad ha avanzado enormemente en este 1965 alternativo, después de asimilar tecnologías de la ultima y fallida invasión alienígena, en ningún momento se menciona a los Misterianos. Algunos conceptos son reciclados, pero existe una conexión muy vaga entre los filmes, todo en aras de la creatividad.

Battle in Outer Space es un despliegue impresionante. Es una producción de la Toho absolutamente espectacular, superior técnicamente a cualquier otro filme americano de la época (con excepción de las películas de George Pal o Ray Harryhausen), e incluso a producciones posteriores del mismo estudio. Hay enormes movilizaciones de extras, gigantescos decorados, enormes naves, y un sentido de calidad muy alto, superior incluso al otro film estrella del estudio que es Godzilla. Eso no quita de que haya maquetas obviamente falsas, o insertados matte mal terminados, pero el 80% de los FX es realmente fascinante y bien hecho. Resulta asombroso ver semejante despliegue en una película de principios de los 60.

El tema que no ha terminado de asimilar la Toho es que, para esos años, la ciencia ficción era un género de minorías, un típico producto clase B. Hasta La Guerra de las Galaxias (1977), ningún film de sci fi se convirtió en un espectáculo de masas (con excepción de la mencionada version 1953 de La Guerra de los Mundos). Es por ello que esta producción es demasiado cara para su época, y por ello buenas partes de su metraje serán reciclados en otras películas posteriores de la Toho (sin ir más lejos, algunas escenas especiales son reutilizadas en la comentada King Kong vs Godzilla).

Pero a pesar de la abundancia de calidad en efectos visuales originales, no es una película bien construída dramáticamente. Cae en muchos clisés de la ciencia ficción de la época, con personajes acartonados, dialogos tontos, alienígenas despiadados, científicos al mando de las fuerzas militares, las Naciones Unidas como centro de debate mundial, etc, etc. Lo rescatable es que Inoshiro Honda le pone un gran brío al relato con lo cual las situaciones dudosas o no bien resueltas son sepultadas por una catarata de sucesos. El filme funciona más en un sentido documental que dramático – sólo le falta un locutor que despliegue un discurso panfletario de cómo la humanidad olvida sus diferencias para hacer frente al agresor común -. Además, como otra característica del cine fantástico japonés, los personajes no son tridimensionales sino simples testigos de los hechos que pasan, y que se encargan de explicar en voz alta al espectador lo que sucede o va a ocurrir. Esto es más obvio en la saga de Godzilla, donde el monstruo no habla y los personajes interpretan lo que hace el gigante verde.

ofertas en software ERP
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas software de gestion produccion
ofertas de software

Lo que es interesante ver, y que en su momento ya hemos comentado, es el enfoque naif de las Naciones Unidas como una suerte de gobierno mundial para las emergencias. Este es un tema recurrente en space operas de los 50 y 60, pero en los filmes japoneses tiene otro sentido. Si Godzilla es una metafora del horror atómico, y puede incluso hasta interpretarse como una suerte de represalia de y hacia los japoneses por sus elecciones en la Segunda Guerra Mundial (es una figura japonesa que asola constantemente a las tierras niponas, castigando y recordándoles que son los perdedores de la guerra, que él es una consecuencia de haber elegido el bando incorrecto; una suerte de represor moral), el enfoque utópico de la humanidad unida contra la agresión exterior tiene cierto sabor a revancha. Ahora Japón está unido a los demás, no en su contra, e incluso lidera las acciones de la humanidad contra esta nueva amenaza (como diciendo que ahora ellos han elegido el bando correcto y que se encuentran integrados con el resto del mundo). Es interesante ver esta suerte de lamento subliminal en la ciencia ficción japonesa, donde siempre las referencias terminan siendo vinculadas a la evolución de la post guerra.

Pero dejando de lado estos análisis, Battle In Outer Space es un film absolutamente entretenido. Es un espectáculo juvenil, hueco dramáticamente, pero nunca aburre. Es un brillante ejemplo de ciencia ficción a la antigua, con todos sus defectos y virtudes, el acartonamiento de sus argumentos y el estereotipamiento de sus personajes, pero que siempre mantiene al espectador ocupado con las ocurrencias de un guión cargado de historias. Como por ejemplo, en el comando enviado a la Luna – que podría suponer ser el final del filme -, que está filmado con buen nervio (a pesar de un par de escenas ridículas como el encuentro de la astronauta con los alienígenas, tan violentos como un teletubby), pero que termina siendo el prólogo para el grand finale – la embestida desesperada de los habitantes de Natal -, y que culmina con una abundante destrucción de maquetas representando a conocidas ciudades del globo. El libreto abunda en hechos a narrar, e Inoshiro Honda se ocupa de hacerlo del mejor modo posible.

(en 1977 se rodaría Battle in Outer Space 2 / The War in Space, dirigida por Jun Fukuda, y que fuera vendida como una secuela de este filme, aunque tiene muy poco que ver)

EL CINE FANTASTICO JAPONES DE INOSHIRO HONDA Godzilla, King of the Monsters! (1954) – Half Human (1955) – Rodan (1956) – The Mysterians (1957) – The H-Man (1958) – Varan the Unbelievable (1958) – Battle in Outer Space (1959) – The Human Vapor (1960) – Mothra (1961) – Gorath (1962) – King Kong vs. Godzilla (1962) – Matango (1963) – Atragon (1963) – Mothra vs. Godzilla (1964) – Dogora (1964) – Ghidorah, the Three-Headed Monster (1964) – Frankenstein Conquers the World (1965) – Invasion of Astro-Monster (1965) – War of the Gargantuas (1966) – King Kong Escapes (1967) – Destroy All Monsters (1968) – Latitude Zero (1969) – Godzilla´s Revenge (1969) – Yog, The Space Amoeba (1970) – Terror of Mechagodzilla (1975)    

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui