Arlequin: Critica: Batman vs Dos Caras (2017)

Critica de Despues de la Tierra (After Earth) (2013): una nave cae enun planeta Tierra desolado y un muchacho debe pelear por la superviviencia en un paraje hostil, en este filme con Will Smith y Jaden Smith

Volver al Indice – Critica de Cine Fantastico

una crítica del film, por Alejandro Franco


3 atómicos: buenaUSA, 2017: Adam West (Batman / Bruce Wayne), Burt Ward (Robin / Dick Grayson), William Shatner (Dos Caras / Harvey Dent), Julie Newmar (Gatúbela), Thomas Lennon (Jefe O’Hara), Jeff Bergman (Guasón), Lee Meriwether (Lucilee Diamond)

Director – Rick Morales, Guión – Michael Jelenic & James Tucker

Trama: El doctor Hugo Strange dice haber encontrado una cura definitiva para las mentes criminales que acosan a Ciudad Gótica, y que ahora están encerradas en el Asilo de Arkham: una máquina capaz de extraer la maldad de sus cerebros. Para la prueba asisten Batman, Robin, el fiscal Harvey Dent y la prensa, pero el experimento sale mal y el contenedor de la maldad explota, vaciando su contenido sobre Dent. Ahora Dent se ha transformado en un ser mutante en donde el bien y el mal pelean una batalla constante minuto a minuto y se hace llamar Dos Caras. Engañando a otros criminales para que cometan fechorías en su nombre, Dos Caras distrae al dúo dinámico del verdadero objetivo de su misión – contagiar a la población de Ciudad Gótica con el mal que lo ha deformado -. Pero Batman / Bruce Wayne no está seguro de cómo encarar al villano, ya que tras su mascara de perversión se esconde Harvey Dent, uno de sus mejores amigos. ¿Podrá Batman salvar el alma de Dent de las garras de Dos Caras?.

Arlequin Critica: Batman vs Dos Caras (2017)

Este es el filme final de Adam West, el legendario Batman de la clásica serie de 1966. Durante años West vivió en el ostracismo del cine serie Z y las convenciones de fans debido al fuerte encasillamiento que le produjo la serie – inmensamente popular en su momento – y, como todo ícono pop de antaño, la oportunidad del comeback terminó por llegarle… aún cuando fueran demasiadas décadas mas tarde de lo que era necesario. Primero, en pequeños papeles cómicos en series y filmes de todo tipo,  mas tarde con el filme reunión Regreso a la Baticueva: Las Desventuras de Adam y Burt, y luego el formidable papel de Mayor West en la serie Family Guy (haciendo una versión ultrasacada de sí mismo). Y, desde el año pasado, volviendo a la palestra oficial de DC Comics con el filme homenaje animado Return of the Caped Crusaders. Claro, la DC siempre ocultó bajo una piedra la serie de 1966 – pensando que era un bochorno después de las visiones oscuras y dramáticas del personaje dadas por Tim Burton y Christopher Nolan desde 1989 a la fecha -, pero era una actitud sumamente ingrata contra un producto televisivo que le dió una formidable popularidad a la tira impresa en un momento en que venía flojas las ventas, además de tratarse de un doble discurso enteramente contradictorio: si tenemos versiones cómicas de Batman en el universo Lego (como The Lego Batman Movie y todas las versiones directas a video)… ¿por qué esconder al Batman de West, venerado por millones de veteranos que lo vimos mientras tomábamos la leche a la tarde cuando éramos chicos?.

Batman vs Dos Caras es la secuela de Return of the Caped Crusaders. La novedad viene por partida doble: primero, porque trae a Dos Caras – el único villano de la galería de malvados de Batman que no estuvo presente en la serie de 1966, una decisión tomada por los productores debido a que su aspecto deforme era demasiado terrorífico para el público infantil -, y segundo porque enfrenta a West con William Shatner, otro ícono de la cultura pop y reconocido sobre-actor. Y mientras que todo esto anticipa un duelo delicioso, el resultado final es mucho mas pobre y chato de lo esperado. Batman vs Dos Caras se siente como un episodio mediocre de Batman 1966, estirado y sobreproducido.

Datahouse Company: el portal sobre management y estrategia de negocios

Los homenajes retro se han quedado cortos (hay algún que otro toque inspirado como “el hospital de las Santas Hermanas de la Ironía” y advertencias en una fábrica en llamas de “material super inflamable: ¡esto puede explotar en cualquier momento!”, pero la gracia del filme original (y de la serie) parecen haber salido volando por la ventana. Todos suenan demasiado viejos, en especial West, para lo jóvenes que son sus contrapartes animadas. Al menos Shatner parece pasarla en grande, en especial cuando hace de la parte malvada de Dos Caras, tomando alguna que otra nota del Joker de Mark Hamill en la serie animada del encapotado de 1992.

El gran drama con Batman vs Dos Caras es que es aburrida y rebuscada. El origen de Dos Caras está cambiado – no es que ha sido deformado por el ácido arrojado al rostro por un mafioso durante un juicio, sino provocado por una máquina creada por el doctor Hugo Strange para absorber el todo el mal de la mente de los criminales… cuya batea termina por explotar y le derrama el concentrado sobre Harvey Dent -, y en la práctica termina convirtiéndose en una especie de Jekyll y Hyde con la capacidad de que una de las partes pueda dominar a la otra durante un corto tiempo (incluso las deformidades salen por transformación a lo Increíble Hulk). Como Dos Caras no quiere revelarse de entrada, elige engañar a un montón de criminales (cameos del Rey Tut y el Librero de la serie original) para que Batman los aprese y luego robarles el botín en el momento de la pelea. Pero el plan del villano nunca es claro, las peleas son monótonas, y los chistes escasean. El final se asemeja mucho al de Batman 1989, pero con otro gas que en vez de hacerte reír hasta la muerte, convierte a la población en clones de Dos Caras.

Es una despedida poco inspirada para el Caballero Blanco, el gran Adam West: un tipo caradura y un actor de madera terciada que era un genio cómico precisamente por su inexpresividad para decir las lineas mas atroces. En todo caso, es su oportunidad para despedirse del personaje que lo bendijo y maldijo durante gran parte de su vida, creando memorias inolvidables a generaciones enteras y dándole la oportunidad de hacer las pases con su pasado y con el personaje que mejor interpretara en toda su vida.

EL BATMAN DE ADAM WEST

Batman (1966) es la versión para la pantalla grande basada en la serie de televisión de los años 60. Regreso a la Baticueva: Las Desventuras de Adam y Burt (2003) es el telefilm reunión con Adam West y Burt Ward. Años mas tarde se rodarían dos aventuras animadas con casi todo el elenco sobreviviente y respetando el tono camp de la serie: Batman: Return of the Caped Crusaders (2016) y  Batman vs Dos Caras (2017) que sería el último filme de Adam West como el personaje.

LA SAGA ANIMADA DE BATMAN

Batman: La Mascara del Fantasma (1993), Batman and Mr. Freeze: SubZero (1998), Batman del Futuro: regreso del Joker (2000), Batman: el misterio de la Mujer Murcielago (2003), The Batman vs Dracula (2005), Batman: el Caballero de Ciudad Gotica (2008), Batman: Bajo la Capucha Roja (2010), Batman: Año Uno (2011), Batman: Regresa el Caballero de la Noche – parte 1 (2012), Batman: El Caballero de la Noche Regresa – parte 2 (2013) – El Hijo de Batman (2014) – Batman: Asalto a Arkham (2014) – Batman versus Robin (2015) – Batman: Bad Blood (2015) – Batman: The Killing Joke (2016) – Batman: Return of the Caped Crusaders (2016) – Batman vs Dos Caras (2017) – Batman: Gotham by Gaslight (2018)
AutosDeCulto, el portal sobre la historia de los autos