AQN – Critica: Batman Inicia (Batman Begins)

Batman Inicia : el relanzamiento de la franquicia del hombre murcielago, con Christian Bale, Cillian Murphy, Liam Neeson y Michael Caine

oferta software de facturacion electronica

    Critica: BATMAN BEGINS

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

nuestra lista de las mejores peliculas del cine fantastico USA, 2005 : Christian Bale (Bruce Wayne/Batman), Michael Caine (Alfred Pennyworth), Katie Holmes (Rachel Dawes), Liam Neeson (Henri Ducard), Cillian Murphy (Dr Jonathan Crane/El Espantapájaros), Gary Oldman (Sargento James Gordon), Morgan Freeman (Lucius Fox), Tom Wilkinson (Carmine Falcone), Rutger Hauer (Earle), Mark Boone Junior (Flass), Gus Lewis (Joven Bruce), Ken Watanabe (Ra’s Al Ghul), Linus Roache (Thomas Wayne), Richard Brake (Joe Chill)

Director – Christopher Nolan, Guión – Christopher Nolan & David S. Goyer, sobre una historia de David S. Goyer, basada en el comic de la DC, Productores – Larry Franco, Charles Roven & Emma Thomas, Musica – James Newton Howard & Hans Zimmer

Trama: Atormentado por la muerte de sus padres a manos de un criminal, el joven Bruce Wayne abandona sus posesiones y comienza un derrotero por los lugares más siniestros del mundo, buscando respuestas y el sentido de justicia. Mientras se encuentra como vagabundo en lejano oriente, es apresado. Y próximo al ajusticiamiento, recibe la visita de un extraño hombre que dice trabajar para un grupo de vigilantes conocido como la Liga de las Sombras. Wayne se incorpora a la Liga, que se encuentra al mando del misterioso Ra´s Al Ghul, y recibe entrenamiento intensivo para convertirse en un arma humana. Pero Wayne discrepa de los métodos radicales de la Liga, y regresa a Ciudad Gótica. Habiendo encontrado un camino, decide retomar su vida, y encausarla a favor de la búsqueda de la justicia, creando una figura siniestra como alter ego que siempre el terror en el mundo del crimen.

    trailer de Batman Inicia

oferta software de sueldos
ofertas de software
ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP
ofertas software de gestion produccion

        Batman Inicia Existe un selecto olimpo donde sólo figuran buenas adaptaciones al cine de comics de superhéroes, como el caso de Batman 1989, Superman, X-Men y unos pocos films más. Y existe un nicho superior y aún más pequeño, compuesto por las mejores adaptaciones del género. Ese nicho, al día de hoy, está ocupado por sólo dos films : Spiderman 2, y el que tratamos en estas líneas.

Indudablemente todos los films que mencionamos son clásicos en mayor o menor grado, pero muy pocos alcanzan un estado de equilibrio, donde la historia del héroe sea tan fascinante como la del villano, y donde sean fuerzas formidables en vías de choque hacia el final de la historia. Batman 89 languidecía en la historia del héroe, Superman tenía un villano risible, Batman Regresa seguía omitiendo la importancia del encapotado, X Men no cuenta ningún origen y directamente salta al medio de la acción de la historia. Uno puede citar como ejemplares los origenes de Superman en la cinta de Richard Donner de 1978, o el villano perfecto que es el Joker en Batman 89. Pero el resto del film era desparejo, en el sentido de de no darle a los personajes principales la profundidad que merecían. Como una balanza, el héroe debe ser tan impresionante como el villano. Y aún, con todas sus virtudes, Batman Inicia no consigue el equilibrio absoluto, pero se aproxima bastante, en mejor forma que los ejemplos antecitados.

Después de la euforia del Batman de Tim Burton en 1989, la serie comenzó a desbarrancarse cuando el diseñador de modas y pseudo director Joel Schumacher se hizo cargo, primero con una mediocre Batman Forever, y la universalmente repudiada Batman y Robin (1997), donde el personaje volvía a tocar la cuerda camp de la serie televisiva de 1966. Así como en SSSM comentamos, Roger Moore tomó a James Bond y lo transformó en una caricatura, después ocurrió la sucesión con Timothy Dalton y una interpretación estoica en la misma onda que el expeditivo Sean Connery… y la gente le dió la espalda. Los públicos se habían acostumbrado a una nueva faceta del personaje y repudiaron el regreso a sus fuentes (o a la idea generalizada que existía previamente sobre el personaje). Si Batman y Robin hubiera sido el primer film de 1989, quizás no hubiera generado tanto rechazo (era más acorde con lo que uno recordaba de la serie de Adam West). Pero ya acostumbrados (y fascinados) con la visión oscura de Burton, simplemente se transformó en el peor sacrilegio que se le podía hacer al personaje, y la saga entró en un freezer del que demoraría años en salir.

Entra David S. Goyer a escena. Cuando el género de los superhéroes parecía comenzar a declinar, Goyer escribe la adaptación a la pantalla de un héroe menor de la MarvelBlade -, que resulta en un inesperado éxito. Pronto la Marvel desarrollaría una batería impresionante de adaptaciones – secuelas de Blade, Spiderman, X Men, Hulk, los 4 Fantasticos – que obviamente terminarían por hacer mella en los espíritus de los atormentados productores de Hollywood – en especial, los de la Warner, que habían originado a Batman y habían terminado matando a la gallina de los huevos de oro -. Pronto se pondría a funcionar un lento proceso de regeneración de las sagas – Batman, Superman – y de nuevos proyectos – Linterna Verde, La Mujer Maravilla -, que se sumiría en el caos creativo – la cantidad de guionistas y directores que pasaron por los proyectos resultó ser impresionante -, y que terminaría por ejemplo, con la próxima Superman Returns de la mano de Bryan Singer.

En cuanto a Batman, el infame Joel Schumacher seguía atachado al proyecto. De hecho, tenía contrato por muchas películas más, o bien por films filmados hasta un determinado año. Los ejecutivos de la Warner debieron sentarse a esperar que caducara el contrato de semejante asesino cinematgráfico para comenzar a hablar seriamente de un proyecto viable. Y, entre todos los cambios de rumbo, decidieron abducir a David S. Goyer de la Marvel para escribir el guión (ya lo habían hecho con Singer, el director de X Men, para filmar el relanzamiento de la saga de Superman). Se suma a la travesía Christopher Nolan, conocido por films como Memento, Insomnia,… y que se especializa en historias de personajes con problemas con su pasado y su memoria.

Sin duda la conjunción es más que interesante. En primer lugar, Goyer y Nolan deciden contar desde cero la historia del encapotado, incluso con elementos descolgados de la continuidad con los films de Burton. Por ejemplo, el asesino de los padres de Bruce es un matón callejero y no Jack Napier / Joker; Batman conoce a Gordon desde antes de ser comisionado – en una bella vuelta de tuerca, es el oficial de policía que consuela al joven Bruce tras el asesinato de sus padres -; Ciudad Gotica ya no es el bizarro laberinto arquitectónico de los comics o del film de Burton sino que semeja una urbe cualquiera; e incluso el Joker es un criminal en actividad al final del film.

En segundo lugar, está el punto de vista épico. No sólo vemos el origen de Bruce Wayne / Batman, sino la evolución del mismo. Debe ser el primer film en donde Wayne resulta ser tan o más interesante que su alter ego. Es más el tiempo en que Christian Bale se encuentra sin máscara que disfrazado; y aún así, su presencia resulta magnética. La construcción de los hechos más mínimos que comienzan a encajar en el lugar para llegar al concepto de Batman que todos conocemos es fantástica. Uno no siente que el pasaje de Wayne a la figura del murciélago humano sea forzada, sino que forma parte de una decisión lógica. La complicidad con Alfred, la tarea conjunta con su fiel mayordomo de construir el personaje (y el mito) es brillante. Uno tampoco siente, por ejemplo, que Alfred sea una figura decorativa como en versiones anteriores. Y realmente piensa en Batman como el alter ego de una persona conflictuada, que construye a una figura para saciar su necesidad de justicia, pero en todo momento es Wayne el que lo opera (da la impresión que Wayne construye muchos personajes : el encapotado, el millonario descerebrado…) . Es totalmente contrario a los films anteriores, donde en realidad parecía que era Batman quien se disfrazaba de Bruce Wayne. Acá vemos a un hombre constantemente en control, planeando inteligentemente cada movida – retomar el poder de la corporación de su padre, obtener los medios para hacer justicia desde las sombras -, a la vez que es un ser atormentado por su pasado y por sus fantasmas.

La historia está bellamente contada, y es un ejemplo de épica. El origen del personaje es totalmente brillante… pero el film comienza a flaquear un poco cuando Wayne ya es Batman. En especial por la falta de cierto brillo de sus villanos : el Espantapájaros es simplemente un matón sicópata, cuyo origen desconocemos. Ra´s Al Ghul – que en el comic era un ser inmortal – está desdibujado, le falta mayor profundidad o, quizás, como el enfoque del guión indica, está perfilado de modo secundario, de manera de no robar escena al encapotado. Quizás Carmine Falcone sea, en su breve paso, más brillante, cinico y siniestro que los villanos disfrazados.

Las actuaciones son espléndidas, y sin duda Christian Bale es el Batman definitivo. Hay errores menores : la partitura es excelente, pero uno echa de menos las fanfarrias de Danny Elfman; de algún modo, Batman deja su lado científico, relegandolo en un nuevo personaje como Lucius Fox; la relación con el amor de la infancia, encarnado por Katie Holmes, resulta tibia; el plan de los villanos es en cierto sentido un reciclado del plan del Joker de la primera Batman. Pero son defectos muy menores en comparación con la densidad, brillantez y excelencia de la película. Y por eso, se erige en uno de los dos mejores films sobre superhéroes de todos los tiempos. Desde ya, estamos impacientes por ver hacía donde va la secuela que se encuentra en proceso de planeamiento.

LA SAGA MODERNA DE BATMAN Batman (1989), Batman Vuelve (1992), Batman Eternamente (1995), Batman y Robin (1997). En el 2005 Christopher Nolan retomaría la saga y se despacharía con una trilogía que comprende Batman Inicia (2005), Batman, el Caballero de la Noche (2008) , y Batman: el Caballero de la Noche Asciende (2012). Gotham (2014 – ) es una serie de televisión que narra los primeros tiempos de James Gordon en la policía de Ciudad Gótica. El encapotado ingresaría al nuevo universo cinemático de la DC Comics en Batman vs Superman: El Origen de la Justicia (2016)

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui