AQN – Critica: The Babadook (2014)

Critica: The Babadook (2014): un monstruo de un cuento infantil comienza a acosar a una familia en este filme de Jennifer Kent. Critica de la pelicula

oferta software de sueldos

    Critica: The Babadook

>> VOLVER AL INDICE DE ARLEQUIN

una crítica del film, por Alejandro Franco

Australia, 2014: Essie Davis (Amelia Varnick), Noah Wiseman (Samuel Varnick), Hayley McElhinney (Claire), Barbara West (Grace Roach), Daniel Henshall (Robbie),

Director – Jennifer Kent, Guión – Jennifer Kent

Trama: Hace siete años que Amelia Varnick perdió a su esposo en un accidente de tránsito, justo cuando iban a todo gas al hospital al momento de dar a luz a su pequeño Samuel. El tiempo ha pasado y la vida de Amelia se ha transformado en un calvario debido a los multiples problemas de conducta de Sam, el cual no se adapta a vivir sin un padre. Siguiendo una costumbre que cultivan desde hace años, madre e hijo se juntan todas las noches para leer un libro antes de dormir. Pero ahora Sam ha elegido un libro desconocido, el cual resulta ser un aterrador relato sobre un monstruo – el Babadook – que acosa en las sombras a los niños, atacándolos ni bien éstos caen dormidos. Amelia se deshace del libro y se ve obligada a lidiar con interminables noches de pesadilla padecidas por Sam debido al relato… hasta que comienza a percibir que alguien mas se encuentra en la casa, y que está dispuesto a asediarla hasta el borde de la locura. ¿Existe realmente el Babadook, o Amelia está perdiendo la cordura y está entrando en un trance que puede ser tan peligroso como letal y que puede afectar a toda su familia?

madre e hijo vigilan de que el Cuco no los tome por sorpresa en The Babadook (2014) madre e hijo vigilan de que el Cuco no los tome por sorpresa en The Babadook (2014)  

ofertas de software
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP

El Babadook Los niños poseen una imaginación fértil. Después de todo es la etapa de la vida humana en donde tenemos menos ataduras mentales: la carencia de una cultura completa y formada deja libre una enorme cantidad de terreno a la credulidad, simplemente porque no terminamos de entender cómo funciona el mundo. Nuestro cerebro traduce percepciones como puede, y el desconocimiento puede disparar imaginaciones febriles en donde creemos que la maldad puede puede materializarse, acosarnos y lastimarnos. Si creemos en Papá Noel, entonces… ¿por qué no creer en el Cuco?.

Quien sabía una tonelada de esto (antes de derrapar feo en el camino) era Stephen King. Conocía dos cosas: que cualquier cosa en penumbras aterra a un niño y, lo que es peor, es que si llegaba a ser real nadie le creería. Esos postulados se aplican con creces en The Babadook, una modesta pelicula de terror australiana que obtuvo formidables criticas por parte de la prensa especializada.

Mientras que The Babadook es una película excepcionalmente inteligente, lo cierto es que me pareció bastante tibia como cinta de terror. Más que una película de monstruos es un drama denso e intenso con ribetes sobrenaturales. Madre que pierde a su marido al momento del parto, niño con tremendos problemas de conducta surgidos por la ausencia paternal, una vida patética y recargada de miserias, una mujer al borde de sus fuerzas al no poder enfrentar el drama que se le presenta. Como suele ocurrir en los filmes de fantasmas (y otras presencias sobrenaturales), la explicación sicológica está a la orden del día. ¿Y si el bicho que invocaron – al leer por error un siniestro cuento infantil – no es mas que la materialización del inconsciente de la madre?. Después de todo la mujer supo, en algún momento, escribir relatos para niños. ¿Y si la madre tiene baches mentales y provoca todo eso, sea con poderes mentales o simplemente en status de sonámbula?. Las lecturas son similares a las de El Ente, sólo que la carga sexual ha sido transmutada por el acoso de la figura demoníaca que parece haber salido del libro de cuentos. Puede que la madre tenga inconscientemente el deseo de castigar – a ella, a su hijo – por la vida miserable que llevan (incluso hay momentos en donde insulta al niño de arriba a abajo, un detalle posible únicamente en una película independiente como ésta, y la cual le de un dramatismo tremendo), o de culpar al niño por la muerte del padre. Incluso el final se puede leer en tal sentido, (alerta spoilers) en donde la madre ha aprendido a controlar toda su furia y la ha encerrado en un lugar que no sólo es físico sino también mental. El Babadook se ha vuelto la expresión materializada del duelo y los Varnick sólo pueden seguir adelante después de enterrar todo el enojo, la frustración y el pasado en un lugar físico de su casa. (fin spoilers)

oferta software de sueldos

Mientras que la mayoría de la gente ha caído rendida a los pies del filme de Jennifer Kent, a mi no me ha parecido tan impactante como debiera. Ciertamente es un drama denso y bien orquestado – hay momentos en que la madre odia a su niño por su violenta forma de ser -, pero es tan amargo que resulta dificil remontar en el segundo tramo del filme. Las escenas de terror me parecieron ok – no shockeantes o memorables -, pero sentí que la lucha final no ha terminado de reintegrarle la normalidad y la alegría a esta familia. Sólo están un poco mas tranquilos, pero siguen siendo amargos y tristes, carentes de personas que los quieran acompañar sin juzgarlos. Es una soledad sombría aunque carente de peligro cirniéndose en el horizonte.

The Babadook es un muy buen drama con un costado de terror pasable. Es inteligente y amarga, pero funciona mas como un estudio de personajes enfrentados a un drama insoslayable, tras lo cual deben acomodar sus vidas como pueden. Y creo que precisaba un mejor epílogo, una secuencia que realmente transmitiera que toda esta sufrida gente había encontrado la paz y la felicidad… aunque fuera de la manera mas bizarra posible.

 

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui