Sweeney Todd, El Barbero Demoniaco de la Calle Fleet: Tim Burton adapta este musical basado en un relato popular del siglo XIX, con Johnny Deep y Helena Bonham Carter. Critica del film ofertas software para estudios contables
   

Critica: SWEENEY TODD: THE DEMON BARBER OF FLEET STREET

una crítica del film, por Alejandro Franco

calificacion 2 atomicos sobre 5: mediocre
USA, 2007 : Johnny Depp (Sweeney Todd / Benjamin Barker), Helena Bonham Carter (Sra Lovett), Alan Rickman (Juez Turpin), Timothy Spall (Beadle Bamford), Sacha Baron Cohen (Adolfo Pirelli / Davy Connor), Jamie Campbell Bower (Anthony Hope), Jayne Wisener (Johanna), Ed Sanders (Toby), Laura Michelle Kelly (pordiosera)

Director - Tim Burton, Guión - John Logan, basado en el musical de Stephen Sondheim & Hugh Wheeler, desarrollado sobre la versión teatral de Christopher Bond, Musica y canciones - Stephen Sondheim

Trama: Benjamin Barker ha pasado 15 años de su vida en prisión por una acusación falsa generada por el Juez Turpin, quien deseaba apoderarse de su mujer y su hija. Ahora ha regresado a Londres y planea vengarse del Juez. Para ello cambia su nombre a Sweeney Todd y se alía con la desequilibrada viuda Lovett. Lovett - que ha estado enamorada todos estos años de Todd - le cuenta que su esposa fue violada y que, en un acto de desesperación, se ha suicidado. Montando una barbería sobre la tienda de pasteles de la Sra. Lovett, Sweeney Todd espera poder acercarse a Turpin para rebanarle la garganta. Pero las maneras de acercarse al juez se han complicado y, mientras tanto, Lovett y Todd han encontrado una manera de utilizar sus talentos para convertir a los clientes de la barbería en una inagotable fuente de dinero.

 
 
trailer de Sweeney Todd
 
 
oferta software de contabilidad
 
Autos de Culto, el portal de la historia de los autos
 
Sweeney Todd: El Barbero Demoniaco de la Calle Fleet
Sweeney Todd es un cuento popular de mediados del siglo XIX de origen anónimo. La primera versión publicada es la del The People's Periodical en noviembre de 1846, pero la historia es anterior. La esencia del relato se centra en las andanzas de Sweeney Todd, un barbero homicida que mantiene una relación turbulenta con la Sra Lovett, una panadera de los barrios bajos de Londres. Muy pronto la relación de ambos se convierte en simbiótica; mientras que Todd se transforma en un asesino serial, la Sra. Lovett se encarga de reciclar los cadáveres de los clientes asesinados en sabrosos pasteles de carne que son la sensación de la zona.

Con el tiempo el relato se ha popularizado, e incluso se ha adaptado al cine en numerosas ocasiones, ya sea con Ben Kingsley o Ray Winstone como el demente barbero. Y en 1979 Stephen Sondheim y Hugh Wheeler lo llevaron a escena en formato de musical, el cual ha permanecido regularmente de gira desde aquél entonces, con diferentes directores y elencos. Ahora llega la versión para la pantalla grande de dicha opera rock, de la mano de Tim Burton (Batman, El Joven Manos de Tijera, La Leyenda del Jinete Sin Cabeza).

Sweeney Todd, El Barbero Demoníaco de la Calle Fleet es material típico de Burton. Una historia siniestra con toques de humor negro, personajes bizarros pero carismáticos, y un universo de caracteres de moral gris, donde los villanos son levemente peores que los protagonistas principales. Si uno se atiene a los números, Sweeney Todd tiene todas las condiciones para ser memorable: un clima opresivo brillantemente conseguido, personajes inusuales, y la historia de una venganza que resulta de difícil resolución frente a las expectativas del espectador. Realmente la audiencia no puede anticipar cómo puede culminar todo esto, pero sabe que seguramente terminará mal.

Pero, mientras que Tim Burton y su troupe de talentos estables (Johnny Deep, Helena Bonham Carter) ponen toda la carne al asador, consiguiendo buenas interpretaciones, personajes oscuros y una atmósfera lograda, el gran problema pasa el musical de Sondheim, que es terrible. Sondheim da un giro en la trama, añadiendo un preludio donde Todd es un individuo motivado por la venganza hacia el juez Turpin, que en un principio suena interesante y le da una causa al personaje, pero resulta absolutamente incompatible con su desarrollo posterior como asesino serial en la barbería. La relación con la Sra. Lovett es muy tibia, sin demasiada química, y da por sentada muchas cosas, como la evolución natural del dúo en asesinos y el despacho de pasteles hechos con carne humana. A esto se suma la incorporación del rol del joven marinero, que de la nada es amigo de Todd y se enamora casualmente de su hija - secuestrada por Turpin -. Lo que comienza de una manera evoluciona de otra, y de un modo realmente bizarro. Uno podría decir que son los estamentos previos al desenlace de una tragedia - la cual efectivamente sucede -, pero los personajes cambian tanto (y desarrollan tantos encuentros fortuitos) que se pierde toda naturalidad y la trama culmina en una serie de manejos absolutamente artificiales de los caracteres, amén de perder cualquier tipo de simpatía por ellos.

Y si el desarrollo dramático es malo, las canciones son terribles. No sólo no son memorables, sino que son eternas y, cuando aparecen, cortan de cuajo el interés y el clima de la trama. Uno ruega que los temas musicales se terminen para seguir avanzando en la historia. Las orquestaciones y las interpretaciones están ok, pero es un film que hubiera ganado muchísimos puntos más sin el apartado musical. Uno realmente no entiende donde está la popularidad de la obra musical de Sondheim, ya que es pesada y poco interesante.

Sweeney Todd es un buen film cuando Burton logra liberarse de las canciones; el director hace lo que puede con el inconsistente libreto del musical, que tiene un desarrollo dramático muy malo, además de las canciones aburridas. Posiblemente el estudio pensó en dar un doble zarpazo comercial, vendiendo el film y la banda sonora. Pero hubiera sido más inteligente que Burton hubiera podido desarrollar la misma historia desde cero y sin las ataduras ni los divismos de Stephen Sondheim (que exigió un libreto sin cambios, audicionó a Deep, Bonham Carter y el resto del elenco, y supervisó personalmente el rodaje), quien se cree un genio y no llega al 5% de talento de un Andrew Lloyd Webber.

 
Algunos filmes de Tim Burton comentados en este portal: Beetlejuice, el Super Fantasma (1988) - Batman (1989) - El Joven Manos de Tijera (1990) - Batman Regresa (1992) - Ed Wood (1994) - La Leyenda del Jinete Sin Cabeza (1999) - El Planeta de los Simios (2001) - El Cadáver de la Novia (2005) - Sweeney Todd (2007) - Alicia en el Pais de las Maravillas (2010) - Dark Shadows (2012) - Frankenweenie (2012)
 
Otros artículos de nuestro portal
 
 

Menú de navegación

Página principal del portal

Buscador interno del portal

Contactenos

indice de secciones del portal de cine Arlequin

SECCIONES DE ARLEQUIN

Portada de Arlequin

Critica filmes - generos A - B

Critica filmes - generos C

Critica filmes - generos D - H

Critica filmes - generos I

Critica filmes - generos J - O

Critica filmes - generos P - R

Critica filmes - generos S

Critica filmes - generos T - Z

Como calificamos los filmes

Diccionario terminos de cine

Top ten del cine fantastico

Articulos sobre cine fantastico

indice de secciones del portal de cine SSSM

SECCIONES DE SSSM

Critica filmes de James Bond

Critica filmes de otros espias

Articulos y noticias mundo 007

Multimedia y ringtones 007

Viejas secciones

Quien redacta este portal

SERVICIOS DEL PORTAL

Contrate publicidad

OTROS SERVICIOS

Software ERP Argentina