Critica de Psicopata Americano (American Psycho) (2000): un yuppie se transforma en asesino serial para obtener algo de excitacion en su monotona vida, en este filme de culto con Christian Bale software para estudios contables Sistema Isis
   

Critica: PSICOPATA AMERICANO (AMERICAN PSYCHO)

una crítica del film, por Alejandro Franco - 4 / 5

calificacion 4 atomicos sobre 5: muy buena
USA / Canadá, 2000 : Christian Bale (Patrick Bateman), Willem Dafoe (Detective Donald Kimble), Chloe Sevigny (Jean), Reese Witherspoon (Evelyn Williams), Cara Seymour (Christie), Samantha Mathis (Courtney Rawlinson), Jared Leto (Paul Allen), Josh Lucas (Craig McDermott), Justin Theroux (Timothy Bryce), Guinevere Turner (Elizabeth)

Director - Mary Harron, Guión - Mary Harron & Guinevere Turner, basados en la novela homónima de Bret Easton Ellis

Trama: Finales de los años 80. Patrick Bateman es un joven ejecutivo que trabaja en Wall Street. Siendo el hijo del dueño de la firma, su tiempo se debate entre el ocio y el gusto por las marcas caras. Pero la vida de Bateman se ha hecho cada vez más vacía y gélida, y lo único que lo moviliza es la envidia y la repugnancia. Luego de celar a sus compañeros de trabajo sobre la vistosidad de sus tarjetas de presentación, Bateman decide asaltar a quien considera su peor enemigo, un yuppie llamado Paul Allen y el cual posee un grado de snobismo ampliamente superior al de Patrick. Al asesinarlo de manera brutal Bateman se ha excitado y muy pronto se dedica a repetir la experiencia, sea con vagabundos callejeros, prostitutas, e incluso otros compañeros de trabajo. Pero la euforia provocada por la sangre lo ha hecho descuidado y ahora la policía sigue de cerca sus pasos... con lo cual su estado mental se vuelve cada vez más inestable.

 
 
Patrick Bateman despedaza a su compañero de trabajo en esta secuencia de Sicópata Americano
 
 
oferta software de contabilidad
 
Autos de Culto, el portal de la historia de los autos
 
software de gestion comercial Sistema Isis
 
Psicopata Americano
Ni bien salió de la imprenta en 1991, la novela de Bret Easton Ellis American Psycho causó un revuelo enorme. Asociaciones civiles comenzaron a pugnar por ponerla en una lista negra, censurarla o venderla plagada de advertencias sobre lo shockeante de su contenido; Hollywood adquirió los derechos del best seller pero se topó con enormes problemas para materializar la versión fílmica, dado que todos los posibles candidatos - desde Oliver Stone a Leonardo Di Caprio - huían del proyecto al ver realmente en lo que se estaban metiendo. El tema era que se trataba de una novela en donde un ejecutivo pedante mata y despedaza prostitutas, tiene sexo con sus cadáveres, y después termina por devorárselos. Todo esto en un relato infestado de marcas de alta gama, análisis profundos de la música pop de los 80, y banalidades propias de la cultura yuppie surgida a la sombra de la administración Reagan.

Entre todo el histeriqueo de actores, productores y directores que vinieron y siguieron de largo, la dupla de Mary Harron y Christian Bale fueron quienes lograron llevar el gato al agua en el año 2000. Aún con toda la sanitización que le hicieron a la historia no lograron evitar la controversia: grupos civiles llamaron a boicotear el filme por violento y misógino, y a esto se sumó cortocircuitos con la censura... no por la violencia sino por el contenido sexual de toda la trama. Superando todo esto lograron estrenar el filme, el cual se convirtió automáticamente en un título de culto y el que recibió la aprobación mayoritaria de la crítica especializada.

Considerando todo el escándalo provocado, resulta decepcionante ver la versión final de Mary Harron, la cual se encuentra notablemente castrada. Está la idea, los excesos y los asesinatos, pero el nivel de violencia gráfica - en comparación al texto original - es mínimo. Ciertamente el inicio del segundo milenio no era una época puritana: ya había aparecido El Silencio de los Inocentes (1991) y Asesinos por Naturaleza (1994), con lo cual Hollywood toleraba con bastante margen el tema de las masacres; pero aquí la directora y la guionista han decidido restringirse al aspecto satírico de la obra, siendo más el estudio de una persona desequilibrada que una auténtica película de horror. Al omitir la violencia explícita del libro el personaje de Patrick Bateman pierde filo o, al menos, estatura como figura amenazante. Sólo hay un fugaz rapto de shock sobre el final, cuando Harron se decide a mostrar como aniquila a una de sus amigas y a una prostituta, corriendola desnudo por los pasillos de su penthouse y enarbolando una motosierra cubierta de sangre; pero el resto es demasiado tibio como para resultar impactante.

Mientras que el horror escasea, lo que abunda es la sátira a una cultura basada en el snobismo y la superficialidad. A final de cuentas la obra está ambientada en los tiempos de máximo conservadurismo de la administración Reagan, en donde comenzó la cultura de las adquisiciones hostiles de empresas y el desguasamiento de corporaciones para canibalizar sus pedazos - un movimiento que tuvo su representante más distinguido en Donald Trump -. En esa vorágine en donde sólo importa el dinero, los ejecutivos son todo poderosos y prima la cultura de Wall Street - en donde se pueden hacer millones simplemente haciendo un par de llamadas, moviendo stocks financieros, sembrando rumores, y pulverizando las vidas de miles de trabajadores al cerrar sus fuentes de trabajo debido a jugar con el valor de las acciones de las empresas que los emplean - surgieron los yuppies: jóvenes y pedantes ejecutivos que vivían de las apariencias y caían en reiterados excesos debido a despertarse súbitamente con un poder adquisitivo altísimo e ilimitado. American Psycho se dedica a diseccionarlos, ilustrándolos como una caterva de pedantes carentes de valores, cuyo único entretenimiento es la exhibición de sus lujos y la comparación mutua del status adquirido. Es una cultura egoista, narcisista y masturbatoria, ya que esta gente no produce nada útil, son incapaces de compartir, viven para adorar sus fatuos logros, y están tan desbordados de lujos que han perdido el sentido del placer. En ese contexto surge Patrick Bateman, un individuo obsesionado con los ritos - la descripción de sus rutinas de higiene y cosmética es tan ridícula como repulsiva - y con las comparaciones, una mecánica de vida que ha terminado por transformarlo en una especie de zombie, un ente que hace las cosas maquinalmente y que ya no siente placer por nada. Ni las marcas caras, ni el sexo - y eso que tiene novia, amante, y sabe montar jugosas orgías con prostitutas noche de por medio -, ni las drogas, ni el dinero logran satisfacerlo. Carente de propósito, el único placer que encuentra es la sangre: primero comienza haciendo uso de su poder económico para denigrar y exterminar vagabundos y desposeídos pero luego la falta de control y la envidia lo lleva a arriesgarse con víctimas de mayor vuelo. Es particularmente hilarante el asesinato de uno de sus compañeros - encarnado por Jared Leto -, el cual es cometido simplemente porque el tipo hizo una mejor tarjeta de presentación y es una versión más perfeccionada (y pedante) del mismo Bateman; y el homicidio tiene lugar en el departamento de Patrick mientras el protagonista vomita toda una parrafada analítica sobre los méritos de la carrera musical de Huey Lewis and the News.

El problema con Psicópata Americano es que el discurso, luego de la muerte de Leto, se vuelve repetitivo. No deja de ser un discurso fascista, con un tipo sintiéndose dueño de la razón y superior al resto de la humanidad, aunque aquí el agregado es que el homicidio es el único tipo de experiencia que le dispara algo de adrenalina; pero también es un discurso hueco, que se regodea de su propia banalidad y no termina por llegar a algún lado. Lo que hace American Psycho es crear un circulo y después comenzar a reiterarlo en una escala mayor, sin crear mayores variantes en la mecánica. Uno no deja de apreciar los méritos de la crítica a la cultura yuppie pero el texto no es tan anarquista como, por ejemplo, El Club de la Pelea - la cual posee una aproximación mucho más subversiva a la cultura norteamericana, y posee un perfil similar: gente que ha dejado de sentir y que sólo obtiene satisfacción en la violencia... sólo que en el filme de David Fincher terminaba por ser canalizada en la forma de ataques terroristas contra las grandes corporaciones estadounidenses -. Quizás la omisión de la violencia gráfica - los desmanes que comete Patrick con cada una de sus víctimas - le haya quitado variedad al relato, como si uno sólo leyera los párrafos de la novela en donde Patrick Bateman ya se ha bañado y cambiado, quitándose de su cuerpo todo rastro de sangre.

Psicópata Americano es una muy buena película. La aproximación es correcta, pero quizás la historia hubiera precisado a un director más sacado como el Oliver Stone de Asesinos por Naturaleza, o el venenoso David Fincher de El Club de la Pelea. Christian Bale también está correcto - a veces algo sobreactuado -, pero el papel hubiera rendido más frutos en las manos de un Leonardo De Caprio - especialmente después de ver su perfomance en La Isla Siniestra -. Aquí da la impresión que todo está demasiado contenido, y que el impacto de la historia se ha trocado por un exceso de verborragia, el cual no deja de ser interesante pero precisaba algo más de sangre para subrayar sus palabras. Como sea, es un filme que amerita su visión y análisis, aunque sin dudas es una sombra algo pálida de la ferocidad del libro en el cual se basa.

 
Otros artículos de nuestro portal
 
 

Menú de navegación

Página principal del portal

Buscador interno del portal

Contactenos

indice de secciones del portal de cine Arlequin

SECCIONES DE ARLEQUIN

Portada de Arlequin

Critica filmes - generos A - B

Critica filmes - generos C

Critica filmes - generos D - H

Critica filmes - generos I

Critica filmes - generos J - O

Critica filmes - generos P - R

Critica filmes - generos S

Critica filmes - generos T - Z

Como calificamos los filmes

Diccionario terminos de cine

Top ten del cine fantastico

Articulos sobre cine fantastico

indice de secciones del portal de cine SSSM

SECCIONES DE SSSM

Critica filmes de James Bond

Critica filmes de otros espias

Articulos y noticias mundo 007

Multimedia y ringtones 007

Viejas secciones

Quien redacta este portal

SERVICIOS DEL PORTAL

Contrate publicidad

OTROS SERVICIOS

Software ERP Argentina