Arlequin: Critica: Ant-Man y la Avispa (2018)

Critica de cine fantástico y de culto, peliculas de estreno.

Volver al Indice – Critica de Cine Fantástico y de Culto

una crítica del film, por Alejandro Franco


4 atómicos: muy buenaGB / USA, 2018: Paul Rudd (Scott Lang / Ant-Man), Evangeline Lilly (Hope Van Dyne / la Avispa), Michael Douglas (Dr. Hank Pym), Michael Peña (Luis), Walton Goggins (Sonny Burch), Hannah John-Kamen (Ava / el Fantasma), Michelle Pfeiffer (Janet Van Dyne / primera Avispa), Laurence Fishburne (Dr. Bill Foster)

Director: Peyton Reed – Guión: Chris McKenna, Erik Sommers, Paul Rudd, Andrew Barrer & Gabriel Ferrari

Trama: Scott Lang cumple los últimos días de arresto domiciliario por haber violado los acuerdos de Sokovia. Pero de pronto tiene un sueño y ve a Janet Van Dyne (la primera mujer avispa, la cual quedara atrapada en el universo cuántico durante una misión hace 30 años) jugando con su hija Hope cuando ésta era niña. Scott contacta a Hank Pym y éste de inmediato se presenta en su casa y se lo lleva, dejando un señuelo para que las autoridades no sepan de que ha salido de casa. Lo que ocurre es que Pyme y Hope han pasado a la clandestinidad los últimos dos años – gracias a que Scott decidió apoyar al Capitán América y peleó contra el grueso de los Vengadores en Alemania -, y han estado construyendo un túnel cuántico, el cual le permitiría llegar hacia donde está atrapada Janet. Pero los materiales han sido provistos por el siniestro Sonny Burch, quien desea robar la tecnología para venderla al mejor postor. Y mientras Scott, Hank y Hope pelean con Burch, un nuevo jugador se suma a la partida: una entidad misteriosa capaz de desmaterializarse a su antojo y la cual se hace llamar el Fantasma. Pero el Fantasma es una figura trágica – la hija de un científico que fuera despedido por Hank Pym en su época y que, al querer replicar un experimento para recuperar su prestigio, provocó una alteración que lo mató a él y a su esposa, y dejó a su hija Ava en un estado de desfasaje molecular constante -. Pero Ava sufre y el fenómeno es cada vez mas inestable, y a menos de que ella logre absorber energía cuántica – a través del túnel que construyó Hank -, morirá en cuestión de días. Pero el propósito de Ava atenta contra el esfuerzo para rescatar de Janet y una de las dos mujeres puede morir en el intento… a menos que a Scott y Hope se les ocurra algo mientras escapan de las autoridades y de los sicarios que Burch ha enviado a matarlos.

Arlequin: Critica: Ant-Man y la Avispa (2018)

Ant-Man y la Avispa es un delicioso bolazo. La historia no va para ningún lado, el encastre en los últimos sucesos ocurridos en el MCU está pegado con saliva (se supone que ocurre apenas unos días antes que Thanos pegue el chasquido de sus dedos y desaparezca a la mitad del universo) (ups), y prácticamente no hay villanos sino individuos mal entendidos. Pero considerando el sabor amargo que te ha dejado en la boca Infinity War, Ant-Man and the Wasp es como un bálsamo que calma las heridas. Es básicamente una comedia tonta con mucha adrenalina y acción filmada de manera inspirada, pero a uno le importa tres pepinos ya que es enteramente disfrutable. Terriblemente disfrutable.

Alejada la sombra de Edgar Wright de la saga, ahora han precisado un equipo de cinco guionistas para armarle una historia a uno de los superhéroes menores del universo cinemático Marvel. Y si bien la historia no es redonda, los mecanismos de la saga funcionan de manera mas aceitada que en la entrega anterior. Los chistes de Paul Rudd desentonan mucho menos (se acuerdan del ¿alguien tiene gajos de naranja?), Evangeline Lilly luce mas desaliñada, salvaje y bella que nunca, y ahora que está en modo bad ass full time hace una dupla notable con Rudd cuando están enfundados en los trajes. Claro, como ocurre con el Hombre Araña, la gracia del personaje reside en los superpoderes que tiene, lo que le permite hacer peleas totalmente distintas (y que por lejos es lo mejor del filme), ya sea Rudd en modo gigante usando un camión como patineta o la Lilly caminando por el filo de una cuchilla que le acaban de lanzar (y dispuesta a patearle el trasero al agresor de turno). Mientras que el original era básicamente una película de atracos, acá es una comedia de enredos: Hank Pym (Michael Douglas, superenvejecido pero con el carisma intacto) tiene un edificio propio donde reside su laboratorio de ultratecnología y, como el mismo se reduce al tamaño de una mochila, lo que sigue es villanos y héroes sacándose de las manos el edificio / paquete, ya que el mismo tiene un túnel que permite viajar al universo cuántico, ese escenario hiper microscópico donde la esposa de Pym se perdiera hace 30 años y que Rudd logró entrar y salir en el final de la película anterior.

Como el túnel tiene múltiples usos – rescatar a la esposa de Pym (Michelle Pfeiffer) o utilizarlo para estabilizar las moléculas de una asesina mutante entrenada por SHIELD llamada el Fantasma, cuyo fenómeno está a punto de entrar en estado critico en cuestión de días y la va a matar – mafiosos, villanos mutantes y héroes trajeados se pasan de mano en mano el edificio miniaturizado. Y no hay mucho mas que eso en la trama. Desde ya está la pandilla de Rudd (con Michael Peña repitiendo sus fantásticos monólogos), la pandilla del malo (Walton Goggins, haciendo un cameo extendido para que los héroes tengan un antagonista), y el Fantasma, la cual es una causa trágica que la locura del libreto termina por desperdiciar: una niña atrapada en un invento basado en una idea de Pym, el cual sale mal y no sólo mata a sus padres sino que la convierte en un ser molecularmente inestable, capaz de materializarse / desmaterializarse a gusto pero a costa de un dolor terrible. El Fantasma está a cargo de Hannah John-Kamen, una morena de ojos claros y expresión salvaje que ya había demostrado su fiereza en Ready Player One. La Kamen da para el estrellato, ya que es mala o frágil según lo pidan las circunstancias, y exuda energía cada vez que está en escena.

Si Ant-Man y la Avispa tuviera un final claro, un villano definido al cual destruir (no ese mamotreto que le dieron a Goggins como papel), hubiera sido un filme superior a la Ant-Man original. Aún así, con todos sus errores cinematográficos, sus desprolijidades y su falta de objetivo, me resulta un placer culpable con el cual me reí mucho y lo disfruté como si fuera un niño.

MARVEL CINEMATIC UNIVERSE

Fase UnoIron Man (2008) – El Increible Hulk (2008) – Iron Man 2 (2010) – Thor (2011) – Capitán America: el Primer Vengador (2011) – Los Vengadores (2012)
Fase DosIron Man 3 (2013) – Thor: Un Mundo Oscuro (2013) – Capitán América: el Soldado de Invierno (2014) – Guardianes de la Galaxia (2014) – Vengadores: la Era de Ultrón (2015) – Ant-Man, el Hombre Hormiga (2015)
Fase Tres: Capitán América: Civil War (2016) – Doctor Strange (2016) – Guardianes de la Galaxia Vol. 2 (2017) – Spiderman: De Regreso a Casa (2017) – Thor: Ragnarok (2017) – Pantera Negra (2018) – Vengadores: Infinity War (2018) – Ant-Man y la Avispa (2018)