Articulo: Las bandas sonoras de las peliculas de James Bond – parte 6

>> VOLVER AL INDICE DE ARTICULOS Y NOTICIAS MUNDO 007

Recibimos una monumental colaboración desde Chile, con un trabajo full sobre las bandas sonoras de la serie. Por Hugo Moya Arancibia : hugomoyaarancibia@hotmail.com – Nota : por la extension del trabajo, dividimos la nota en seis partes : leer parte 1leer parte 2leer parte 3leer parte 4leer parte 5leer parte 6

La Musica de James Bond

El Mañana Nunca Muere (1997)

La decepción general que provocó la banda sonora de Goldeneye generó un interés especial en quien sería designado para componer la banda sonora de la siguiente película, El Mañana Nunca Muere. Definitivamente este aspecto se había convertido en un elemento crítico.

También se produjo el temor (quizás infundado) de que se continuaría con Serra debido a que los productores jamás se pronunciaron formalmente respecto del decepcionante trabajo del compositor, lo que hizo suponer conformidad. Otro de los hechos que también generó este temor fue la música utilizada en el teaser y trailer de El Mañana Nunca Muere (que era la misma del trailer de Goldeneye y que además había sido compuesta por Serra).

Un mes antes del estreno de El Mañana Nunca Muere, ví en un cine el afiche publicitario de la película. Inmediatamente pedí autorización para verlo, sin embargo esta vez mi atención se fue directamente al item “Musica compuesta por”, sintiendo un gran alivio al ver el nombre del compositor: David Arnold.

Hugo Moya Arancibia nos envia un monumental trabajo sobre todas las bandas sonoras de la serie James Bond desde 1962 hasta hoy

David Arnold

Al ver el nombre de David Arnold en el afiche, inmediatamente se vinieron a mi memoria dos bandas sonoras anteriores compuestas por este compositor: Stargate y El Día de la Independencia y en base a ello supuse que a lo menos podríamos esperar una banda sonora sinfónica.

La información que tenía acerca de David Arnold, no era muy abundante, salvo haber escuchado las dos bandas mencionadas, sin embargo la calidad de dichos trabajos permitía estar mucho mas tranquilo respecto del resultado final que se podría lograr.

Al menos, un estilo más sinfónico se ajustaba mejor con la música para James Bond.

software para empresas - Quality Soft Argentina S.A.

Muy posteriormente me enteré a través de medios de prensa y entrevistas que David Arnold era un fanático de la música de Bond, particularmente la compuesta en la década de los sesenta, y que poco tiempo antes de ser designado como compositor de El Mañana Nunca Muere había producido un álbum con nuevas versiones de canciones y temas utilizados en la serie titulado “Shaken And Stirred: The David Arnold James Bond Project”.

John Barry declaró en una entrevista que casualmente conoció a Arnold cuando estaba produciendo su disco “Shaken And Stirred: The David Arnold James Bond Project”. Luego de sostener una larga conversación con Arnold, Barry llamó a Barbara Broccoli para decirle que había encontrado al tipo perfecto para que se hiciera cargo de la música de El Mañana Nunca Muere.

Tras su designación, Arnold tenía a lo menos tres objetivos que cumplir:

· hacer olvidar la experiencia anterior con Serra,
· tratar de retornar a lo mejor de los orígenes y
· aportar con un nuevo sonido para la nueva era.

Arnold señaló en alguna entrevista que compuso esta banda sonora con un pie en la década de los sesenta y el otro en la de los noventa.

Debo confesar que me equivoqué al creer que Arnold era un músico solamente sinfónico, situación que es solo parcialmente cierta, ya que su gran versatilidad le ha permitido componer todo tipo de música, de hecho la banda sonora de El Mañana Nunca Muere es un perfecto ejemplo de dicha habilidad.

Al igual que en las dos películas anteriores la composición de la canción principal no fue responsabilidad del compositor de la partitura principal. Esta vez fue el caso de la canción “Tomorrow Never Dies” compuesta por Sheryl Crow y Mitchel Froom e interpretada por Sheryl Crow. Este tema es una balada cuya letra es bastante dramática y cuya principal característica musical es ser bastante plana y sin momentos de gran emoción por lo que en ningún caso pasará a la historia como una de las más destacadas de la serie. De todas formas hay que señalar que no es una mala canción a pesar de que muchos fans la encuentran horrible e inapropiada para la serie.

Conozcamos la letra de dicha canción:

El Mañana Nunca Muere

Cariño estoy muerta
en un charco sobre el piso
esperando tu regreso
Oh que emoción
abundante fascinación
como te burlas y me abandonas

Es tan letal querido
El poder de tenerte cerca
Hasta ese día…
Hasta que el mundo caiga lejos
Hasta que tu digas que no habrán mas despedidas
Velo en tus ojos
El mañana nunca muere
Cariño has ganado
Y no es divertido
martinis, chicas y pistolas
Es la muerte de nuestro amor
Pero tu apuestas tu vida
Cada noche,
Mientras buscas la luz de la mañana
No eres el único espía allá afuera

Es tan letal querido
El poder de quererte cerca
Hasta ese día…
Hasta que el mundo caiga lejos
Hasta que tu digas que no habrán mas despedidas
Velo en tus ojos
El mañana nunca muere

Hasta ese día…
Hasta que el mundo caiga lejos
Hasta que tu digas que no habrán mas despedidas
Velo en tus ojos
El mañana nunca muere

Como datos adicionales hay que señalar que como de costumbre, la canción no tiene ninguna relación con el argumento de la película y que David Arnold jamás la utilizó como inspiración para sus temas instrumentales.

A pesar de que la canción principal fue compuesta por otros músicos, David Arnold igualmente quiso restablecer la tradición musical, por lo que inmediatamente después de haber sido designado para este trabajo compuso junto a Don Black (antiguo compositor de canciones para la serie) un tema para proponerlo como canción principal. Este tema se llamaba “Tomorrow Never Dies” y lo interpretaba k.d Lang. Esta canción finalmente no fue la seleccionada, por lo que Arnold solo se tuvo que conformar con utilizarla como canción para la secuencia de los créditos finales, además de tener que rebautizarla como “Surrender” (esto debido a que el tema finalmente seleccionado tenía el mismo nombre).

Casi todos los comentarios consideran esta canción como muy superior a la finalmente elegida como tema principal.

Claramente inspirada en las primeras canciones de la serie con una fuerza y melodía absolutamente apropiada para Bond e interpretada soberbiamente por k.d Lang. Una canción bondiana por donde se le mire y escuche. Lamentablemente no fue considerada para ser la canción de los créditos principales, sin embargo Arnold igualmente restableció una vieja
tradición, utilizándola abundantemente como patrón instrumental para sus temas incidentales. Conozcamos su letra:

Surrender

Tu vida es historia
Y yo la he escrito
Lo nuevo es que ahora tengo el control
Y tengo el poder
Para que te rindas
No solo tu cuerpo tu alma también

El mañana nunca muere
Ríndete
El mañana a tiempo llegará
Me burlaré y atormentaré con cada línea
Hasta que seas mío
El mañana nunca muere

Pase lo que pase tu eres secundario
Confía, te liberaré
Y disfrutarás el mundo que estoy creando

El mañana nunca muere
Ríndete
El mañana llegará a tiempo
Me burlaré y atormentaré con cada línea
Hasta que seas mío
El mañana nunca muere

La verdad es ahora
Lo que yo diga
He tenido cuidado del ayer

El mañana nunca muere
Ríndete
El mañana llegará a tiempo
Me burlaré y atormentaré con cada línea
Hasta que seas mío
El mañana nunca muere

La melodía de esta canción la podemos escuchar abundantemente durante la película como tema incidental, ya sea sola o combinada con el “Tema de James Bond”. La letra de esta canción si bien no es un reflejo del argumento de la película, su contenido se acerca a este bastante más que lo habitual para la serie.

Esta banda sonora contiene una serie de características que la hacen una de las favoritas de los fans, ya que por primera vez desde la época de John Barry existe la sensación de que el compositor además de hacer un buen trabajo, también lo disfrutó como quizás ningún otro pudo hacerlo (incluyendo al propio Barry). Para Arnold esta designación es cumplir un sueño de su infancia y por lo tanto puso su mejor esfuerzo.

Es probable que David Arnold sea el compositor cinematográfico mejor preparado para afrontar este trabajo. Dudo que otro músico, aparte de ser fans de la música de Bond tenga tanta claridad de los códigos y necesidades musicales que requieren este tipo de películas, lo cual queda absolutamente reflejado en el resultado final de su trabajo.

Al recorrer páginas de internet dedicadas a Bond o a la música de películas, es casi unánime el juicio respecto a que esta banda sonora se trata de un gran trabajo. También es cierto que dicho juicio esta en buena parte influenciado por el deficiente trabajo efectuado por Serra en la película anterior, lo que significa que la vara de medición estaba bastante baja, sin embargo esta situación no le quita en nada el mérito a la banda sonora de Arnold.

Las principales características de esta banda sonora son las siguientes:

1. David Arnold a diferencia de Eric Serra, reivindica la música de Bond, recurriendo en varias oportunidades al “Tema de James Bond”, utilizándolo acertadamente y en los momentos precisos de acuerdo a las necesidades del guión. Según muchos críticos, Arnold revive el esquema de John Barry, al extremo de tomar prestados algunos pasajes compuestos por este último para anteriores películas de la serie.
2. Arnold incorpora tanto arreglos sinfónicos como electrónicos, teniendo el suficiente feeling como para determinar que tipo de música utilizar para cada secuencia. Después del desastre de Serra quedaron dudas respecto si la música electrónica servía para Bond, sin embargo Arnold dejó en claro que sabiendo utilizarla correctamente puede convertirse en un perfecto complemento para las secuencias.
3. Abundante utilización de su canción “Surrender” como patrón para sus temas instrumentales. Incluso hasta se podría decir que este tema es un pilar fundamental de la banda sonora.

Al escuchar las primeras notas de la banda sonora en la secuencia de obertura (Gun Barrel Sequence) uno inmediatamente presiente que este trabajo correrá una suerte muy distinta a la de su predecesora. Este presentimiento se confirma al escuchar a continuación el tremendo arreglo orquestal que acompaña la secuencia de pre-títulos. De ahí en adelante hay que estar preparado para ser sorprendido con varios temas que aparecerán durante la película: “Company Car”, “Backseat Driver”, “Hamburg Break Out”, “The Bike Chase”, “Kowloon Bay” y “All in a Day’s Work”

En vista que Arnold no utilizó la canción principal como patrón instrumental se vio en la obligación de componer un tema romántico especial, el cual es utilizado en un par de secuencias protagonizadas por Bond y Paris Carver.

Las secuencias de acción en general fueron acompañadas por arreglos sinfónicos fuertemente basados en el “Tema de James Bond” y la canción “Surrender”. También existe una espectacular persecución en el estacionamiento de un hotel, la que se encuentra brillantemente musicalizada por el tema “Backseat Driver” que corresponde a un arreglo electrónico que Arnold compuso junto al grupo Propellerhead, y que demuestra que se puede utilizar música electrónica en la películas de Bond.
Aún cuando considero que no hubo puntos bajos en la banda, me parece que los tema “Dr Kauffman”, “The Sinking of Devonshire” y Underwater Discovery” no están a la altura del resto de los temas.

Así como señalé anteriormente que la música de Goldeneye ayudó a desperfilar la película, en el caso de la música de El Mañana Nunca Muere se produce el efecto contrario, a tal extremo que parte importante del éxito de público y crítica se debe a su banda sonora. La música de este film logra que permanentemente huela a James Bond, incluso cuando no está en pantalla.

La banda originalmente publicada contenía solo la música de la primera mitad del film, sin embargo en enero de 2000, Arnold pudo publicar la partitura completa, con la excepción de las dos canciones y el tema “Station Break”. En este segundo disco podemos apreciar aún más la calidad de su trabajo, particularmente en las secuencias culminantes.

software para empresas - Quality Soft Argentina S.A.

En resumen, si no existiera Al Servicio Secreto de su Majestad claramente la banda sonora de El Mañana Nunca Muere sería lejos la mejor de la serie, y que me perdone John Barry.

El Mundo No Basta (1999)

Después de la fascinación producida con la música de El Mañana Nunca Muere, los productores obviamente decidieron continuar con el mismo compositor para esta nueva entrega: David Arnold.

En términos musicales, El Mundo No Basta marca un par de hitos que me parece interesante señalar:

· Por primera vez un músico distinto de John Barry compone más de una banda sonora para la serie.
· Adicionalmente esta segunda asignación la hace en forma consecutiva
· Se restablece la antigua tradición de que toda la música del film es responsabilidad del compositor de la partitura principal

Ahora con Arnold como dueño absoluto de la música de esta película, tenemos una banda con las siguientes características:

1. Existe una canción principal “The World Is Not Enough” compuesta por David Arnold y Don Black e interpretada por el grupo Garbage, para acompañar la secuencia de créditos iniciales.
La secuencia de créditos finales corresponde después de mucho tiempo a una versión instrumental del “Tema de James Bond”.
2. La canción principal sirve como patrón para ser utilizada instrumentalmente dentro de la banda sonora, especialmente para escenas de acción.
3. Durante el film se escucha el “Tema de James Bond”.

La canción principal “The World Is Not Enough” se trata de un tema un tanto atípico ya que cuesta encasillarla claramente en alguna categoría. De hecho es una canción tipo balada interpretada por un grupo mas bien dedicado a la música pop/rock.

La interpretación de la vocalista del grupo Shirley Manson es bastante sensual y le da un toque especial al tema. Esta canción es bastante superior a su antecesora “Tomorrow Never Dies”, sin embargo muy inferior a “Surrender” de El Mañana Nunca Muere.

Conozcamos a continuación la letra da la canción principal

El Mundo No Basta

Yo se como herir
y como curar
Yo se que mostrar
y que ocultar.
Yo se como hablar
y se como tocar
Nadie murió
por mucho querer

El mundo no basta
pero es perfecto para comenzar
Mi amor
Y si tienes poder
Juntos lo podemos destruir
Mi amor

La gente común
Sabe sobrevivir
Nunca habrá vida
Si no sabes vivir.

Se cuando besar
y cuando matar
Si algo no tenemos
nadie lo tendrá

El mundo no basta
pero es perfecto para comenzar
Mi amor
Y si tienes poder
Juntos lo podemos destruir

Mi amor

A salvo estoy
pero siento temor
Me siento capaz
pero a la vez incapaz
El mundo no basta
pero es perfecto para comenzar
Mi amor
Y si tienes poder
Juntos lo podemos destruir
Mi amor

Siguiendo con la tendencia, nuevamente esta canción no tiene ninguna conexión con el argumento de la película.

Además de la canción principal compuesta por Arnold y Black, esta dupla también compuso otra canción que sirvió de patrón para inspirar la música incidental para las escenas románticas. Esta canción tiene por título “Only Myself To Blame”, y solo la podemos escuchar al final del disco de la banda sonora, sin embargo nunca es utilizada durante la película. Según la lógica o de acuerdo a experiencias anteriores esta canción debería haber correspondido a la utilizada en la secuencia los créditos finales, sin embargo finalmente se optó por una versión instrumental del “Tema de James Bond”, lo que resultó igualmente satisfactoria

Conozcamos la letra de esta canción:

Solo yo me puedo culpar

Yo anduve sin rumbo,
conduje sin parar
y aunque lo he intentado
no he podido olvidar.
Yo tuve otros brazos,
pero no es igual,

Y solo yo me puedo culpar.

En cada lugar,
tu rostro siempre está,
Me persigue a donde esté,
No debo mirar atrás,
Pero lo hago igual,

Y solo yo me puedo culpar.

Se que era amor…Pero si eres joven…Piensas que el amor vendrá una y otra vez. .
No hay tonto mas grande,
que el que no siente temor

Y solo yo me puedo culpar.

Se que era amor…Pero si eres joven…Piensas que el amor vendrá una y otra vez.

No hay tonto mas grande,
que el que no siente temor

Y solo yo me puedo culpar.

Esta canción tiene una particularidad nunca antes vista en la serie, ya que se trata de la única canción incluida en una banda sonora que solo es utilizada para inspirar temas instrumentales, y que jamás se escucha en la película. Algunos podrán mencionar otros casos similares, como temas instrumentales nunca utilizados o reemplazados por otros, sin embargo ninguno de ellos está en la misma situación que esta. Si alguien está pensando en la canción de Operación Trueno “Mister Kiss Kiss Bang Bang”, tampoco se encuentra en esta condición, ya que esta canción nunca fue incluida en la banda sonora y no fue conocida hasta un buen tiempo después cuando se decidió incluirla en un disco que fue publicado para celebrar el trigésimo aniversario de la serie.

ofertas en software ERP
oferta software de sueldos
ofertas de software
ofertas software para estudios contables
ofertas software de gestion produccion

Debo confesar que después de la experiencia musical de El Mañana Nunca Muere mis expectativas para esta nueva banda sonora eran bastante altas. Sin embargo en este trabajo la situación fue algo diferente.

En esta banda sonora, Arnold continúa con su tendencia de mantener una equilibrada combinación de arreglos instrumentales y electrónicos. En algunos casos incluso combina ambos en un mismo tema, lo que no siempre resulta muy acertado.

La utilización del “Tema de James Bond” solo se restringe a un par de secuencias bastante logradas. Especialmente destacado resulta el arreglo musical de la secuencia de pre-títulos. En el caso del combate en la fábrica de caviar, la música no tiene la majestuosidad de la composición anterior

En este trabajo Arnold definitivamente trata de imponer su estilo de composición, utilizando más recursos propios y no amparándose tanto en el “Tema de James Bond” o en las canciones de la película. En este sentido se destacan : “Ice Bandits”, “Pipeline”, “I Never Miss” y “Submarine”.

El arreglo para el tema romántico con Elektra King, (basado en “Only My Self To Blame”) es realmente bellísimo, casi sobrecogedor, aún cuando la escena no lo sea tanto. (Recomiendo escuchar este tema en un sistema de audio, sin ver ninguna imagen asociada). Otros arreglos basados en esta misma canción no resultan tan satisfactorios (Casino, Remember Pleasure)

Debo señalar que desde mi punto de vista, el momento musical mas emocionante y sobrecogedor de la película no fue incluido en el disco, se trata de la secuencia de esquí entre Bond y Elektra una vez que se han lanzado desde el helicóptero. Se trata de un arreglo instrumental muy breve basado en la canción principal, y que se constituye en un verdadero homenaje al estilo de orquestación que caracterizó a John Barry. Si no supiéramos que Arnold está detrás de este tema, fácilmente se lo podríamos asignar a Barry. Quizás su brevedad fue la causa de que no haya sido incluida en la edición final del disco.

Retomando una afirmación hecha en las dos bandas anteriores respecto a la incidencia que tiene la música para levantar o bajar una película, debo señalar que cuando se me pregunta cual es mejor película entre Goldeneye y El Mundo No Basta, claramente respondo a favor de esta última, y esta preferencia básicamente se produce por la música, ya que en el resto de los aspectos ambas resultan muy similares.

En resumen, sin la majestuosidad y espectacularidad de la banda sonora de El Mañana Nunca Muere, esta banda sonora se sostiene satisfactoriamente, mostrando las primeras señales del estilo personal de David Arnold, situación que resultaba absolutamente esperable y legítima.

Finalmente quiero señalar que por ahora no ha aparecido un compositor mejor capacitado que David Arnold para hacerse cargo de la música de James Bond. El mismo John Barry lo definió como su heredero y creo que no abuso al señalar a nombre de todos los fans de la música de James Bond que nuestro deseo y sentimiento es la continuidad por largo tiempo de David Arnold como dueño de la música de la serie.

Otro Día Para Morir (2002)

Nuevamente David Arnold regresa para hacerse cargo de la música, ratificando su condición de compositor oficial de las partituras de James Bond, asignación de la que ciertamente se ha hecho merecedor y que adicionalmente disfruta como pocos.

Musicalmente, Otro Día Para Morir también marca un par de hitos:

· Por primera vez un músico distinto de John Barry compone tres bandas sonoras para la serie.
· Adicionalmente estas tres asignaciones son consecutivas.

En esta tercera incursión de Arnold, tenemos una banda con las siguientes características:

1. Existe una canción principal “Die Another Day” compuesta por Madonna, Michel Colombier y Mirwais Ahmadazai e interpretada por Madonna, para acompañar las secuencias de créditos iniciales y finales.
2. La canción principal no es utilizada como patrón para ser utilizada instrumentalmente dentro de la banda sonora. Excepto que esta se escucha brevemente en la secuencia de la recepción en el Castillo de Hielo.
3. Durante el film se escucha bastante el “Tema de James Bond”.

La canción principal “Die Another Day” corresponde a un típico tema compuesto para el estilo de Madonna. Claramente es una canción pop, pero que sin embargo no convence demasiado. Ciertamente la elección de este tema fue hecha más con un criterio comercial que con un sentido estrictamente cinematográfico.

La interpretación de Madonna parece bastante artificial, notándose demasiado la intervención del computador, incluso para distorsionar un poco la voz de la interprete. Ciertamente este tema no pasará a la historia como uno de los más destacados de la serie.

Conozcamos a continuación la letra da la canción principal

Morir Otro Día

Despertaré, sí y no
Besaré alguna parte de
Mantendré este secreto
Cerraré mi cuerpo ahora
Supongo, que muero otro día
Supongo, que muero otro día
Supongo, que muero otro día
Supongo, que muero otro día

Supongo, que moriré otro día
[Otro día]
Supongo, que moriré otro día
[Otro día]
Supongo, que moriré otro día
[Otro día]
Supongo, que moriré otro día

Sigmund Freud
Analiza esto
Analiza esto
Analiza esto

Quebraré el ciclo
Agitaré el sistema
Destruiré mi ego
Cerraré mi cuerpo ahora

Uh, uh

Creo que encontraré otra vía
Hay mucho mas que saber
Supongo, que moriré otro día
No es mi momento para partir

Pagaré por cada pecado
He venido a trabajar y a jugar
Creo que encontraré otra vía
No es mi momento para partir

Evitaré el cliché
Suspenderé mis sentidos
Retrasaré mis placeres
Cerraré mi cuerpo ahora
Supongo, que muero otro día
Supongo, que moriré otro día
Supongo, que moriré otro día
Supongo, que moriré otro día
Creo que encontraré otra vía
Hay mucho mas que saber
Supongo, que moriré otro día
No es mi momento para partir

Supongo, que muero otro día
Supongo, que moriré otro día
Supongo, que muero otro día
Supongo, que moriré otro día

Otro Día
(repetido seis veces)

Siguiendo con la tendencia, nuevamente esta canción no tiene ninguna conexión con el argumento de la película.

A diferencia de las cinco películas anteriores, en esta no hubo un segundo tema (el que habitualmente se utilizaba para la secuencia de créditos finales), regresándose a la antigua tradición de usar el mismo tema para la secuencia de créditos iniciales y finales. La única salvedad es que la versión de los créditos finales corresponde a una versión remix.

Sigo manteniendo mi posición al señalar que la experiencia musical de El Mañana Nunca Muere dejó muy altas las expectativas respecto de lo que Arnold podría seguir aportando musicalmente a la serie. Esta expectativa no fue satisfecha con la música de El Mundo No Basta, no por ser una mala banda sonora, sino porque Arnold comienza a mostrar su propio estilo cuya principal característica es la combinación de sonidos electrónicos con fragmentos sinfónicos, lo que no siempre resulta muy atractivo. La banda sonora de Otro Día Para Morir, claramente va en este mismo sentido, lo que resulta bastante lógico si consideramos que cada autor trata de fijar su propio estilo de música y no basarse en el trabajo de otros.

ofertas software de gestion produccion
ofertas de software
oferta software de sueldos
ofertas en software ERP
ofertas software para estudios contables

En esta banda sonora, Arnold enfatiza la utilización de sonidos electrónicos, aún cuando igualmente mantiene la práctica de combinarlos con arreglos instrumentales. Sin embargo en esta ocasión el trabajo resulta bastante más satisfactorio que el de su antecesora.

Respecto a la utilización del “Tema de James Bond”, puedo señalar que en esta banda se produce un “justo” equilibrio entre el exceso de El Mañana Nunca Muere y la escasés de El Mundo No Basta. En este disco David Arnold basa dos de sus composiciones en dicho tema (On The Beach y Overcraft Chase) y lo incorpora sutilmente dentro de otras composiciones.

También se incluye una versión del “Tema de James Bond” que nunca se utiliza en el film, interpretado por Paul Oakenfold y que se denomina “Bond v/s Oakenfold”. Esta práctica ya había sido implementada en las mismas condiciones en la banda sonora de El Mañana Nunca Muere con la versión del mismo tema interpretada por Moby. En ambos casos hubiera sido preferible incorporar un tema de la banda sonora en vez de un remix que ni siquiera forma parte de la película.

Dentro de los otros temas destacan “What Kind Of Hero”, “Whiteout” “Ice Inc.”y la caribeña “Welcome To Cuba”.

Existen dos temas románticos, los que al igual que en El Mañana Nunca Muere no se basan en una canción, sino que en arreglos propios de David Arnold. Ambos temas son similares y satisfacen plenamente debido a su bella melodía, aunque ambos son bastante breves.

Si comparamos los temas románticos que Arnold ha compuesto para Bond, puedo señalar que todavía sigue siendo mi favorito “Elektra’s Theme” de El Mundo No Basta.

Al igual que en las antiguas películas, existe una importante cantidad de música incluida en el film que no fue considerada en el disco. A continuación les indico la lista de temas no incluidos que envié a la página dedicada a la música de James Bond “Bond Smells A Rat”( www.geocities.com/bondsmellsarat/)

· La escena de “surf”.
· Todas las secuencias en Hong Kong
· Una segunda versión de “Welcome to Cuba” que incluye un breve segmento del Tema de James Bond”
· Batalla en Isla Los Organos (destrucción de la clínica)
· El Combate de Esgrima
· Bienvenido a Islandia
· El ataque virtual a las oficinas de MI6
· Introducción del Aston Martin
· Bond investigando en la guarida de Graves
· Miranda Frost es la traidora
· Bond va por Jinx
· Bond salva a Jinx
· La caída del helicóptero (al final)
· La secuencia de amor entre Bond y Moneypenny.
· Remix de la canción de Madonna durante los créditos finales

Esperemos que en el futuro podamos escuchar la banda completa, como ya ha ocurrido con algunos casos anteriores en que han sido relanzadas bandas sonoras extendidas con temas nunca antes publicados.

En resumen, manteniendo el estilo de El Mundo No Basta, David Arnold comienza a fijar su estilo para Bond, sin embargo esta banda sonora se sostiene mas que satisfactoriamente, dando al film la emocionalidad requerida para cada secuencia en que interviene la música.

Finalmente quiero reiterar lo ya señalado anteriormente, y es que por ahora no ha aparecido un compositor mejor capacitado que David Arnold para hacerse cargo de la música de James Bond. Así que larga vida para David.

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui